Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Steve Jobs
Steve Jobs

Steve Jobs (2015) * Gran Bretaña / USA

Duración: 122 Min.

Música: Daniel Pemberton

Fotografía: Alwin H. Küchler

Guión: Aaron Sorkin (Libro: Walter Isaacson)

Dirección: Danny Boyle

Intérpretes: Michael Fassbender (Steve Jobs), Kate Winslet (Joanna Hoffman), Seth Rogen (Steve Wozniak), Jeff Daniels (John Sculley), Michael Stuhlbarg (Andy Hertzfeld), Katherine Waterston (Chrisann Brennan), John Ortiz (Joel Pforzheimer), Sarah Snook (Andrea Cunningham), Adam Shapiro (Avie), Makenzie Moss (Lisa Brennan Niña), Ripley Sobo (Lisa 9 años), Perla Haney-Jardine (Lisa 19 años), John Steen (Mike Markkula).

El escritor de ciencia ficción Arthur C. Clarke explica ante una computadora que cuando el niño que tiene delante tenga en 2001 su misma edad dispondrá de una pantalla con teclado y podrá hacer todas sus operaciones cotidianas desde su casa, siendo su manejo algo tan habitual como un teléfono en una sociedad que girará en torno a las computadoras, pero que se verá también enriquecida por su uso, pues empresarios y ejecutivos podrán vivir en cualquier parte del mundo y seguir haciendo negocios.

1984. Cupertino, California. Todo está preparado para la presentación del Macintosh, aunque Andy Hertzfeld, uno de los diseñadores le señala a Steve Jobs que hay un fallo en el sistema y el ordenador no va a decir "hola", por lo que sugiere saltarse ese paso, ya que todo lo demás va bien, aunque Jobs insiste en que es necesario que el ordenador lo diga.

También su directora de marketing, Joanna Hoffman trata de hacerle ver que 20 segundos de una demostración de dos horas no importan, algo que él considera imprescindible.

Hertzfeld le dice que es imposible arreglarlo en los minutos que quedan para el inicio, pues solo podría hacerlo abriendo el ordenador, algo que solo puede hacerse con unas herramientas especiales que no tienen allí por la insistencia de Jobs en hacer un sistema cerrado en que los usuarios no puedan abrirlo.

Mientras trata de arreglarlo, llama a Andy, esta vez Andrea Cunningham, la encargada del evento para pedirle que durante la presentación apaguen todas las luces, incluidas las de indicación de salida y antiincendios, estando dispuesto a asumir la multa que les impongan, señalando ella que la multa sería el desalojo de la sala.

Joanna por su parte le pide que sea más amable, señalando él que no tiene tiempo para serlo, pues el tiempo que pierdan será aprovechado por IBM para copar el mercado, algo que, señala, sería nefasto para la humanidad, insistiendo en que si no hacen la demo de voz, Sculley no dará el visto bueno.

Le pide tras ello que controle las expectativas, pues cree que decir que venderán un millón en 90 días y luego 20.000 al mes, es muy difícil, pues a 2.500 dólares no son competitivos, recordándole él que su nuevo motor ha mejorado sustancialmente el ordenador y la memoria no sería buena sin subir el precio.

Aunque Joanna había hecho que se lo ocultasen, Steve ve un ejemplar de la revista Time y se queja de que su portada sea un PC en vez de él, que creía iba a ser declarado hombre del año, centrándose la revista en vez de eso en Lisa, una hija que cuentan que no quiso reconocer, pidiendo de hecho una prueba de paternidad.

Joanna aprovecha para decirle que precisamente Lisa y Chrisann, su madre están esperando fuera, y aunque él asegura que no le apetece verlas, Joanna le dice que si no la recibe Chrisann hablará con todos los periodistas que han acudido a la presentación, accediendo ante ello a recibirlas para que no monten una escena, aunque pidiéndole a Joanna que permanezca durante la recepción.

Recibe a Chrisann y a Lisa, que tiene 5 años, decidiendo Joanna llevarse a la niña mientras sus padres hablan, aprovechando que la niña parece confiar en ella, recordándola de otras ocasiones por su peculiar acento polaco.

Antes de salir, Lisa le pregunta a Joanna si su padre le puso su nombre a un ordenador, diciéndole Steve que es una coincidencia, pues son las siglas de Local Integrated System Architecture, preguntando entonces la niña si fue al contrario y le pusieron a ella Lisa por el nombre por el ordenador, insistiendo Jobs en que es una coincidencia.

Chrisann se queja de que declarara en el Time que podrían ser los padres el 28% de la población del país según la prueba de ADN, lo que para ella equivale a que la llamaba puta.

Se queja tras ello de que pese a que las acciones de Apple son de 441 millones de dólares, ella tiene que recurrir a ayudas sociales, careciendo incluso de calefacción.

Interrumpe su discusión Andy, que le asegura que solo hay una probabilidad entre 6 de que la demo de voz funcione, asegurando Jobs que si falla dirá el nombre de cada diseñador y que el suyo sobresaldrá por ser responsable de lo único que no funciona.

Antes de seguir hablando con Chrisann le muestra el ordenador a Lisa, pidiéndole que juegue con él si lo desea tras mostrarle cómo funciona el ratón.

Luego le recuerda a Chrisann que le paga los 385 dólares que el juez fijó antes de ser interrumpidos de nuevo, esta vez por la llegada de Steve Wozniak, que, tras desearle que tenga un gran día le pide que haga un reconocimiento al equipo del Apple II, a lo que Jobs se niega.

Tras cambiarse de camisa por una de un miembro de su equipo con bolsillo para poder mostrar que cabe en el mismo un disquete, vuelve junto a Lisa que le muestra lo que hizo con el ordenador, comprobando que usó el MacPaint con el que hizo un dibujo abstracto que hace que guarde con su nombre, tras lo que le dice a Chrisann que ingresará dinero en su cuenta y le comprará una casa cerca de un buen colegio.

Vuelve a verse con Woz que le insiste en que mencione a su equipo, diciéndole Steve que el Apple II es cosa del pasado, recordándole Woz que el Apple II es lo que les ha estado dando de comer durante 7 años y si los ningunea habrá una fuga de cerebros y que no fueron ellos, sino Markkula quien no le dejó seguir con el LISA.

Jobs le dice que cedió en todo, permitiendo que pusieran 8 ranuras - que según Woz es lo que gustó a la gente -, frente a lo que él quería, que tuviese dos y un sistema cerrado incompatible con todos.

Regresa a la sala donde Andy le propone que hagan la demo de voz con el 512, aunque el mismo no se comercializará hasta un año más tarde, dando Joanna su visto bueno.

Mientras sale el presidente de la junta directiva aparece Sculley, el presidente ejecutivo con un vino del 55 con el que brindan pese a la hora, pidiéndole Jobs que eche a todos los miembros de la junta, pues no ven el mundo como él.

Pero cuando el público reacciona es cuando ponen el innovador anuncio, 1984, con el que Sculley afirma la junta no se siente cómoda, ya que salen cabezas rapadas reales, gente racista que puede quedar asociada a su marca.

Sculley le pide que cambie de forma de ver las cosas, preguntándole por qué, en vez de sentirse rechazado por sus padres no se siente un elegido por los padres de adopción, insistiendo él en no desear perder el control.

Sale tras ello ante el público el propio Sculley a hablar, contándole Steve antes de su salida que Lisa hizo un dibujo en el ordenador.

Algún tiempo después la prensa resalta que Apple perdió su pulso contra IBM y que, contra su idea inicial de vender un millón de ordenadores en el primer trimestre, vendió solo 35.000 y pese a su gran potencial, el ser incompatible con la mayoría del hardware externo lo hundió, lo que llevó a cerrar dos de sus fábricas, indicando que en el último mes vendieron solo 500 ordenadores, decidiendo la junta directiva despedir a Jobs, el cofundador de la compañía.

Algún tiempo después se anuncia que Jobs ha decidido contraatacar anunciando la creación de un nuevo ordenador para el sector de la educación, el "Black cube" en su nueva empresa Next.

Es 1988 y Jobs va lanzar, de nuevo ante el público, su nueva creación, diciéndole Joanna que han acudido a desearle suerte Woz, Hertzfeld y Sculley, pese a que ha diseñado un ordenador para el sector educativo, que es el de Apple, señalando Jobs que después de despedirlo y demandarlo quieren que parezca un divorcio amigable.

Mientras espera a Wozniak y se maquilla habla con Lisa, quejándose de que no esté en el colegio, aunque esta le asegura que según su regla se trata de un cubo perfecto, explicándole su padre que no lo es, pues un cubo perfecto no parece serlo a ojos humanos, por lo que tuvieron que rebajar un milímetro en algunos de sus lados.

Habla con Wozniak mientras sale el escenario para probar los focos, preguntándole a este si le presionaron Sculley y Markkula para que hablara mal de él, asegurando Woz que no le presionaron para hablar y que lo que dijo era un reflejo de lo que pensaba, recordándole su negativa a hablar del Apple II y de Lisa demostrando que no le importaban nada.

Le pide tras ello a Woz que le muestre su impresionante reloj, aunque para cambiar de hora debe ajustarse con un destornillador, haciéndole ver que si lo ven haciendo eso en el avión pensarán que es una bomba y lo expulsarán.

Woz afirma que habló con la revista porque estaba cabreado, ante lo que Jobs le dice que lo perdona de por vida, lo que a su amigo le parece condescendiente y le pregunta y se pregunta por qué todos dicen que es un genio si no sabe programar ni crear nada, asegurando él que es como el director de una orquesta y él toca a la orquesta, dentro de la cual cada uno toca un instrumento.

Woz le dice que ha ido porque quiere apoyarle ante un proyecto que sabe que va a fracasar, porque en la universidad le pidieron un ordenador de entre 2.000 y 3.000 dólares y el suyo valdrá finalmente con todos los aditamentos cerca de 12.000 y será el mayor fracaso en la historia de los ordenadores, asegurando él que no le está diciendo nada que él ya no sepa.

Joanna, tras escucharlo le pregunta cuál es su plan, pues si tienen dos fracasos seguidos no tendrán otra oportunidad, asegurándole él que hay un plan pero que es mejor que ella no lo sepa para no tener que mentir a la prensa.

Le pregunta a Joanna por qué cuando está con Lisa esta le pregunta cosas que ya le respondió y cuya respuesta ya sabe, diciéndole ella que la niña trata de ganárselo haciéndole hablar de cosas que sabe que le gustan.

Cuando ve a Chrisann le echa en cara que no haya llevado a la niña al cole y le dice que algún día su hija la odiará al ver que utiliza a los hombres para sacarles dinero, asegurando ella que, por el contrario verá que no se deja pisotear y degradar por ellos, pidiéndole más dinero, pues debe ir al dentista y a tratarse la sinusitis, reprochándole Steve que gastara 1.500 dólares en bendecir su casa, a lo que ella le replica que él se gastó mucho más en conseguir un cubo perfecto, tras lo que Steve le dice que si vuelve a tirarle un cuenco de cereales a la cabeza a la niña acabará con ella, asegurando Chrisann que lo tiró, pero al suelo, no a la niña, que ni siquiera estaba en la cocina.

Le echa en cara tras ello que sea la niña quien tenga que despertarla a ella para ir al colegio y no al revés, tal como le dijo la niña, lo cual no es una tarea, pidiéndole ella que le enseñe a ser un buen padre él que ni siquiera la reconoce como hija.

Pese a que le había dicho a Joanna que no quería hablar con la prensa, Joel Pforzheimer, de la revista GQ se cuela con él en el ascensor y le hace todo tipo de preguntas, como cuándo tendrán un ordenador en el mercado, respondiéndole que pronto y que cuando lo tengan listo le enviarán uno, y cuando el periodista le pregunta cómo van a lanzarlo si no está listo, le dice que les falta una pequeña parte, preguntándole el periodista off the record qué parte, a lo que Jobs le responde que es el Sistema Operativo, para sorpresa del periodista que sabe que sin este un ordenador no funciona, pues es lo más importante, indicando Jobs que lo que van a hacer es una demo que muestra lo que potencialmente puede hacer.

Cuando llegan ante el informático que creó la demo se encuentran con Andy Hertzfeld curioseando, diciéndole que sabe que va a haber algunos fallos durante la demo, aunque en esta ocasión no parecen preocuparle demasiado.

Andy le dice que está contento de que llevara a Lisa a un colegio de niños superdotados, quitándole importancia Jobs e indicando que la cogieron porque le costeó un edificio al colegio, asegurando Andy que la habrían cogido de todos modos, tras lo que le muestra la columna de un periodista en Macworld que fantasea con que Apple necesite algún día el Sistema Operativo del Next y se fusionen y Jobs vuelva a Apple, artículo que Jobs se guarda pareciendo muy interesado en el mismo.

Steve encuentra a Lisa en una pasarela escuchando su walkman, y, haciendo caso de lo que Joanna le dijo, hace lo mismo que ella, interesarse por sus cosas, contándole la niña que está escuchando dos versiones de la canción de Joni Mitchell "Both sides now", la primera infantil. Steve le insiste en que vaya al colegio, preguntándole antes cómo era la segunda versión, señalando que arrepentida, como si deseara empezar de cero, corriendo la niña antes de marcharse a abrazarlo y le dice que quiere estar con él.

Joanna le pregunta si quiere ver a Sculley, a lo que Jobs le responde que no, aunque al salir por la puerta contraria se lo encuentra sentado esperándolo.

Sculley le pregunta por qué piensa la gente que le despidieron.

Vuelve a recordarle el anuncio de "1984", preguntándole si le gustaba, respondiendo Sculley que sabe que sí, ante lo que Jobs le dice que es falso y que intentó retirarlo.

Recuerda cuando 4 años antes fue a visitarlo, viendo que Jobs vivía en una casa sin muebles, quejándose del precio del ordenador y señalando que debían bajar el precio a 1.995 dólares, doblar el presupuesto de márquetin y trabajar en un disco duro nuevo, preguntando Sculley de dónde sacarán el dinero, a lo que Jobs le indica que deshaciéndose del Apple II, recordándole que es el único que da beneficios, señalando que compartía las preocupaciones de la junta porque el anuncio era llamativo, pero no enseñaban el producto, que era oscuro, señalándole entonces que el problema no era el precio, sino que no podía la gente hacer nada con él al ser un sistema cerrado, señalando que ha recomendado a la junta acabar con el Mac.

Vuelven a hablar del anuncio, que Sculley dice trabajó para que emitieran, asegurando Jobs que se esforzó porque no lo emitieran porque ya quería acabar con el Mac.

Entonces le aconsejó que se fuera con su equipo a pensar en un nuevo producto, pidiéndole que no intentara convencer a la junta, pues estos pensaban que ya no lo necesitaban.

Sculley le cuenta que recibe amenazas porque creen que él fue el responsable de que lo despidieran, contándole él propuso a la junta que apostaran por el Apple II o por el Mac, y se decidieron por el primero.

Le cuenta que iba a viajar a China cuando recibió una llamada en la que le advertían antes de salir que si cogía el avión perdería su cargo, pues Steve decidió convocar al consejo para despedirlo aprovechando su ausencia, decidiendo volver a Cupertino, convocando él al consejo en una hora, con Steve incluido, asegurándole que fue un error despedirlo a él del Mac, lo cual fue un suicidio.

En ese consejo Sculley propuso renovar el Sistema Operativo del Apple II quitando recursos al Mac que falló, insistiendo Jobs en que el fallo está en su excesivo precio.

Sculley le señaló a la junta decidir entre él o Jobs, sometiendo el asunto a una votación que Jobs creía ganaría, pero que perdió al votar todos contra él por unanimidad, en lo que Steve recuerda como la peor noche de su vida.

Sculley le pregunta si quiere destrozarlo, asegurando que lo hará él solo.

Camino del escenario con Joanna, esta le cuenta que en el Mac daban un premio cada año a quien osara presentarle cara, diciéndole que ganó ella tres años seguidos, tras lo que saca el artículo de su bolsillo diciendo que el articulista acertó por casualidad y comprendiendo que Steve ha estado retrasando el Sistema Operativo del Cube hasta saber qué necesitaban en Mac, quejándose que pese a ser su colaboradora más estrecha no cuente con ella, preguntándole cuándo empezó a fabricar la máquina de la venganza, contándole él que deseaba realizar un ordenador para las universidades, pero por falta de fondos la tecnología no avanzó tan deprisa como esperaba, sabiendo que las universidades no comprarán su producto, pero se dio entonces cuenta de que Apple dejó de innovar y ellos van a crear lo que necesitan, a cambio de 500 millones de dólares en acciones y el control absoluto de cada producto.

El Next llegó a las tiendas más de un año después de su presentación, siendo el segundo fracaso de Jobs, cuyo ordenador es demasiado caro, debiendo venderlo a Canon y dejando a la mitad de su personal sin empleo, perdiendo con el tiempo peso en el mercado al carecer de novedades más allá de la PDA Newton y cuando pasan de una cuota del 30% de mercado al 3,2% Sculley es despedido, acabando por comprar Apple el Sistema Operativo de Next y regresando Jobs.

1998. Jobs prepara una nueva presentación en el Symphony Hall de San Francisco, esta vez para presentar el iMac, ensayando ante un puñado de personas su intervención y las bondades del nuevo ordenador que permitirá de serie proyectar las imágenes digitales, USB de 12 MB, dos puertos, sonido estéreo…, observando que entre el público está Wozniak al que le muestra el innovador ordenador, que es traslúcido, teniendo la peculiaridad de que no se puede acceder al interior, pero se puede ver, alabando a Andy Cunningham por haber logrado apagar durante la presentación las luces de emergencia.

Tras el ensayo lee las críticas, todas estupendas.

Mientras espera a que entre el público, llama a Andy Hertzfeld, leyendo antes un artículo de Sculley en Forbes en que señala que Jobs ha seguido la misma estrategia de antes, hacer un producto rompedor y promocionarlo con un marketing inmejorable.

Tras ello Joanna le insiste en que debe hacer las paces con Lisa, dándole para animarlo las previsiones de ventas reales, ya que las que le dieron antes eran conservadoras, diciéndole que esperan vender un millón de unidades en los primeros 90 días, y después 20.000 al mes, esperando que sea el ordenador que se venda más rápido de la historia, aunque le pide que no lo mencione en la presentación, diciéndoselo porque piensa que debe disfrutar de ese momento, y para ello debe hacer las paces con Lisa.

Él se muestra reacio y le dice que Lisa debió oponerse a que Chrisann vendiera la casa que él les compró para las dos, diciéndole Joanna que Lisa solo tiene 19 años, diciendo Steve le dio la aprobación a su madre solo para fastidiarle, pues está contra él, pidiéndole Joanna que si no lo arregla dimitirá, pues lleva dos décadas siendo su cómplice y viendo cómo el ser padre, que debería ser lo mejor de él es lo peor y que la casa es una excusa, no pudiendo entender que no le pagara Harvard, diciendo él que miente, que no es cierto que no quisiera pagarle la matrícula, diciéndole ella que no se lo contó Lisa, sino Andy, que fue quien pagó la matrícula.

Jobs de enfada, pero cuando llega Andy, este le dice que pagó porque sabía que acabarían haciendo las paces, y si no pagaba perdería el primer semestre y habría tenido que contarles a sus amigos por qué, diciéndole Jobs que no puede actuar como si fuese su padre, replicándole Andy que alguien tenía que hacerlo.

Le pregunta también si Lisa va al psicólogo porque se lo recomendó él, diciéndole Andy que necesitaba un patrón masculino estable, diciéndole que debería estar agradecido porque pese a que no tenía razón alguna para ser buena persona, lo es, diciéndole Jobs para terminar que le transferirá el dinero ese mismo día.

Antes de irse, Andy le recuerda que le amenazó cuando presentaban el Mac y le pregunta por qué le gusta caer mal, señalando él que no lo desea, que le es indiferente, diciéndole Andy, que ya que le da igual debe decirle que siempre le cayó mal, diciendo él que es una pena, pues a él siempre le cayó bien.

Mientras espera a Lisa repasa mentalmente su presentación, aunque no puede evitar que venga a su cabeza la imagen de Lisa de niña abrazándole, diciéndole Joanna que Lisa se niega a subir, pidiéndole él que la convenza mientras atiende a Joel Pforzheimer, de GQ que lo acompaña hasta el escenario, donde le muestran la imagen de un tiburón que esta vez le gusta, y no como los 38 anteriores.

Desde el escenario, y ante el periodista vuelve a saludar a Wozniak, que de nuevo le pide que mencione a los trabajadores del Apple II que van a perder su empleo por él.

Jobs le recuerda que el año anterior Apple perdió 1.000 millones y que acabó con el equipo del Apple II porque en su ausencia no crearon nada, utilizando todo el presupuesto para no crear nada, diciendo Woz que crearon el Newton, lo que para Jobs es solo una cajita de mierda.

Woz vuelve a recordarle que fue el único producto que dio dinero a la compañía y que está harto de ser Ringo sabiendo que es John, quejándose de que nunca lo haya respetado, diciéndole Jobs que quizá es porque él tampoco lo ha respetado a él, habiendo estado a punto de cargarse la empresa pese a lo que le deja seguir en su puesto, señalándole que tiene su perdón.

Le dice tras ello que cuando le preguntan qué le diferencia de Jobs piensa que Jobs es un capullo y que sus productos son mejores que él, lo cual Jobs considera un cumplido, diciéndole Woz que no es binario, que se puede tener decencia y talento a la vez.

Le dice a Joanna tras ello que parece que 5 minutos antes de cada presentación todos se emborracharan y le dicen lo que piensan de verdad de él.

Ella le pide que si discuta con Lisa, que consiguió que suba, no intente ganar y que admita que se equivocó.

Aunque no es Lisa quien entra, sino John Sculley, que afirma haber entrado por una puerta lateral para que nadie lo vea, agradeciéndole Joanna sus declaraciones a Forbes.

Le lleva un regalo, un Newton, diciéndole que no debería habérselo cargado por rencor.

Steve le recuerda que su madre biológica puso como condición para su adopción que quien lo quisiera fuera una pareja de licenciados ricos y católicos, aunque los primeros que se lo llevaron, que eran abogados lo devolvieron a los dos meses y los Jobs no eran ninguna de esas cosas y por ello su madre no quiso firmar los papeles de la adopción, negándose su madre de adopción a quererle durante el primer año por si tenían que devolverlo tras la disputa legal.

John le pregunta si trató de encontrar a su padre biológico, diciéndole que lo conoce porque lo encontró su hermana, contándole que era Jandali, el dueño del restaurante al que llevó al propio Sculley la primera vez que se vieron para tratar de convencerle de que se fuera a su equipo, aunque nunca se lo dijo pese a que sabía que él presumía de que Jobs era cliente habitual, pues piensa que acabaría demandándole.

Antes de salir le dice que se cargó el Newton por el lápiz, que impedía usar el resto de dedos, tras lo que le señala "lo que podríamos haber hecho".

Camino del escenario se cruza con Lisa a la que le asegura que le pagará la matrícula, a lo que ella le dice que debió entenderle mal cuando le dijo que no lo haría y que cuidará de su madre aunque eso le moleste, diciéndole él que le molesta porque es una cría y no es su responsabilidad cuidar de ella, preguntándole ella si así murió la suya, diciéndole Esteve que su madre tiene solo 45 años y ella debe divertirse y estudiar y que él se ocupará de ella.

Le recuerda que le compró una casa por 400.000 dólares que ahora vale el doble y que la vendió por muy poco para dedicarse a viajar por Europa, y que se gasta el dinero que le da para ella en comprar antigüedades que revende por menos dinero de lo que le costaron, diciéndole Lisa que su madre puede gastarse el dinero en lo que desea, pues le pertenece y lamenta que tenga que mendigárselo a él.

Le pregunta por qué está así, señalando ella que leyó el ejemplar de Time de 1984 en que renegaba de su paternidad y le pidió tras ello a su madre que le explicara su historia familiar.

Llega la hora de la presentación, y él que siempre fue un maniático del cumplimiento va siguiendo a su hija, que le echa en cara que no la ayudara, hasta la azotea, donde le dice que en efecto llamó al ordenador Lisa por ella y que no sabe por qué lo negaba, y que negaba ser su padre porque está mal hecho.

Le dice que sabe que escribe en el periódico universitario de Harvard, y le dice que le gustaría leer uno de sus ensayos en ese momento, diciendo ella que debería estar ya en el escenario, diciendo él que no hará la presentación hasta que no lea un ensayo, aunque cuando llega Joanna reclamándolo decide marcharse, aunque antes de irse le dice que le va a llenar el bolsillo de música con entre 500 y 1000 canciones, porque no aguanta ya su walkman, que parece un ladrillo, tras lo cual le pregunta si quiere ver la presentación entre bastidores, lo que ella acepta.

Y comienza, esta vez con retraso, la presentación, preguntándole antes de salir al escenario si recuerda el primer dibujo que hizo con un Mac, lo que ella niega, afirmando Steve que él sí, entregándole un papel con el dibujo impreso.

Calificación: 3