Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

También la lluvia

España / Francia / México (2010) *

Duración: 104 min.

Música: Alberto Iglesias

Fotografía: Álex Catalán

Guión: Paul Laberty

Dirección: Icíar Bollaín

Intérpretes: Luis Tosar (Costa), Gael García Bernal (Sebastián), Juan Carlos Aduviri (Daniel / Hetuey), Karra Elejalde (Antón / Cristóbal Colón), Carlos Santos (Alberto / Bartolomé de las Casas), Raúl Arévalo (Juan / Antonio de Montesinos), Cassandra Ciangherotti (María), Milena Soliz (Belén / Panuca), Leónidas Chiri (Teresa).

Bolivia, año 2000. Un equipo de rodaje liderado por el productor Costa y por el director Sebastián prepara una película sobre la llegada de Colón a América y el coraje de algunos miembros de la Iglesia que se opusieron a la violencia, ya que los conquistadores, obsesionados por el oro esclavizó y castigó brutalmente a los indios.

Sebastián no quiso rodarla en inglés, lo que les habría abierto las puertas de las productoras americanas, por rigor histórico, disponiendo de menos medios que deben aprovechar, rodando por ello en Bolivia, donde todo es más barato y hay cientos de indígenas.

De entre los extras eligen a Daniel para interpretar a Hetuey, líder de los indígenas, en contra de la opinión de Costa que ve en él a un rebelde que les causará problemas.

Alberto, que representa a Bartolomé de las Casas, defiende su progresista posición sobre los indígenas, discutiendo con Antón, que representa a Cristóbal Colón, y que le replica que no cuestionó el esclavismo ni la pertenencia a la corona de las tierras descubiertas.

Durante el rodaje se aprueba en Bolivia una ley por la que se privatizaba el agua en Cochabamba, lo que aumentaría su precio en más del 50%, demasiado para una población con un salario medio de 2 dólares por día.

Y 2 dólares es el salario que pagan a los extras, de lo que Costa se ufana con su coproductor inglés sin saber que Daniel conoce el idioma.

Costa se muestra preocupado al ver que Daniel además de liderar a los indígenas en la película, lidera también las manifestaciones de protesta contra la privatización, lo que le hace temer que sufra algún problema que pueda perjudicar el rodaje.

Y, tal como temía, durante una de las protestas Daniel es herido, por lo que Costa le da 5.000 dólares y le promete otros 5.000 si no se mete en líos, pese a lo cual Daniel vuelve al día siguiente a participar en las protestas siendo malherido y además encarcelado antes de rodar la escena más importante, por lo que Costa soborna al comisario para que permita a Daniel salir a rodar su parte.

Rodada así la escena en que los conquistadores queman a varios indígenas, incluido Hetuey para enseñar a los demás lo que les espera si desafían a los conquistadores, que solo consiguen que el nombre del líder indígena fuera aclamado y recordado.

Terminada su escena, la policía llega al lugar del rodaje para llevarse a Daniel, tal como habían acordado con la policía, aunque, al igual que e la película, los extras reaccionan defendiendo a su líder, que consigue escapar.

Los disturbios aumentan y se anuncia una gran concentración. Los miembros del rodaje temen por su seguridad, sobre todo Alberto, que, de defender a los indígenas pasa a ser el que más temor les tiene, decidiendo por ello el equipo abandonar la ciudad.

Pero cuando van a hacerlo acude la mujer de Daniel a solicitar la ayuda de Costa, pues su hija, que también trabajó en la película está herida en medio del cerco policial y necesita que la lleven a un hospital. Y aunque Costa trata de buscar otra salida, sabe que la mujer tiene razón y solo él podrá ayudarlas, pues otros no podrán entrar, por lo que, mientras el equipo se marcha él atraviesa la ciudad en guerra hasta llegar al lugar donde permanece la muchacha herida para llevarla a un hospital, salvándola así.

Finalmente y ante los graves disturbios y protestas, el gobierno deroga la ley. Y Daniel recordará que Costa salvó a su hija y le estará siempre agradecido.

Calificación: 3