Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Tenías que ser tú

Leap year (2009) * USA / Irlanda

          También conocida como:
                    - "Año bisiesto" (Hispanoamérica)

Duración: 102 min.

Música: Randy Edelman

Fotografía: Newton Thomas Sigel

Guión: Deborah Kaplan y Harry Elfont

Dirección: Anand Tucker

Intérpretes: Amy Adams (Anna Brady), Matthew Goode (Declan O'Callaghan), Adam Scott (Jeremy Sloane), John Lithgow (Jack Brady), Kaitlin Olson (Libby), Tony Rohr (Frank), Maggie McCarthy (Eileen), Noel O'Donovan (Seamus), Pat Laffan (Donal).

Anna, decoradora de pisos en venta, y Jeremy cardiógo, son una feliz pareja de Boston, a los que todo les parece ir bien, excepto por las reticencias de él a casarse, que ella decide romper siendo ella quien le proponga matrimonio aprovechando que él está en Irlanda. Viajará hasta allí para, aprovechando que es año bisiesto, cumplir una antigua tradición irlandesa por la que, si una mujer propone un 29 de febrero matrimonio a un hombre, este está obligado a aceptar la proposición.

Pero todo se tuerce. Debido a una tormenta su avión aterriza en Gales, decidiendo viajar en barco, sin contar con que el temporal les obliga a atracar en un pueblecito, en Dingle, donde, buscando ayuda acude al único bar de la localidad, donde conoce a Declan, su propietario, y donde descubre que el único modo de llegar a Dublín es en coche, siendo Declan el único taxista de la localidad, que se muestra reacio a ir hasta allí.

Tras pasar la noche en una de las habitaciones de Declan, que destroza al tratar de cargar su móvil, partirán al día siguiente en el viejo Renault 4 de él, que trata de conseguir así 500 Euros para evitar que le embarguen la cocina.

Perderán el coche, cuando este, sin freno acabe en un arroyo, por lo que ella acepta la proposición de unos jóvenes de viajar con ellos, aunque lo que realmente hacen es robarle la maleta.

Volverán a encontrarlos en el bar de la siguiente población jugueteando con su ropa íntima que ella tratará de recuperar, debiendo salir Declan en su ayuda, acabando con ellos.

Decide continuar el viaje en tren, aunque mientras esperan aprovechan para visitar un bello castillo cercano, en el que se entretienen por más tiempo del esperado perdiendo el tren, lo que les obliga a pasar la noche en la pensión del jefe de estación, en la que solo admiten a casados, por lo que ellos deberán hacerse por matrimonio, debiendo compartir la mesa con los dueños de la pensión que los obligan a besarse para mostrarse su amor. Tras ello pasarán la noche juntos en la misma cama, aunque reprimiéndose.

A la mañana siguiente Declan la oye hablar con Jeremy, que le comunica que les han concedido un maravilloso apartamento, por lo que ella decide reanudar el viaje, andando hasta la siguiente parada de autobuses, si bien una terrible tormenta los obliga a refugiarse en una iglesia donde se celebra una boda, ofreciéndose el cura a llevarlos hasta la estación tras el convite, en el que comerán y bailarán como unos invitados más, acabando borrachos, y descubriendo ella que la frialdad de Declan se debe a que fue abandonado por su novia. Anna está a punto de besarlo, pero lo que hace es vomitarle encima.

Cuando despierta están en la estación de autobuses dormidos en un banco y viajarán a Dublín donde se despiden tras comprobar Declan cómo Jeremy le pide matrimonio a Anna.

El aprovechará el viaje para volver a ver a su antigua novia, que le devuelve su alianza, una joya familiar, tras lo que regresa sin dinero, pues no lo aceptó, estando a punto de perder su cocina, lo que evitarán sus vecinos dejándole el dinero para saldar su deuda.

Por su parte Anna descubre que la proposición de matrimonio de Jeremy era para que le dieran el apartamento y no por romanticismo, lo que la decepciona, por lo que decide dejarse llevar por sus verdaderos sentimientos y viaja hasta Irlanda donde le propone a Declan vivir juntos sin hacer planes, lo que él rechaza. Tras regalarle el anillo familiar le pide que se case con él, partiendo poco después en viaje de novios en su Renault 4.

Calificación: 2