Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Tesis sobre un homicidio


Argentina / España (2012) *

Duración: 106 min.

Música: Sergio Moure

Fotografía: Rodrigo Pulpeiro

Guión: Patricio Vega (N.: Diego Paszkowski)

Dirección: Hernán Goldfrid

Intérpretes: Ricardo Darín (Roberto Bermúdez), Alberto Ammann (Gonzalo Ruiz), Calu Rivero (Laura di Natale), Arturo Puig (Alfredo Hernández), Fabián Arenillas (Máuregui), Mara Bestelli (Mónica), Antonio Ugo (Mario Passalaqua), José Luis Mazza (Robles), Mateo Chiarino (Villazán), Natalia Santiago (Maia Weistein), Ezequiel de Almeida (Uriarte), Cecilia Atán (Yolis).

Roberto Bermúdez es un prestigioso abogado de 55 años que se dedica a la enseñanza universitaria, está a punto de comenzar un año más su prestigioso seminario de postgrado sobre Derecho Penal.

Aunque separado desde hace años, su contestador sigue informando de que llamaron a casa de Mónica y Roberto.

Entre los 15 alumnos del seminario se encuentra Gonzalo, hijo de Felipe Ruiz, un juez y antiguo amigo suyo, ahora diplomático en España, el cual le hace llegar a través de su hijo un abrecartas con la forma de la espada de la justicia como regalo.

Presenta en esos días también un libro "La estructura de la justicia", viendo en el acto de nuevo a Gonzalo, que le explica que a su modo de entender los jueces no hacen justicia, sino que se limitan a hacer cumplir la ley y esta solo trata de proteger a los poderosos.

Tras la presentación de su libro Roberto se acuesta con una de sus antiguas alumnas.

Una noche, durante una de las clases del seminario oyen las sirenas de la policía, descubriendo que se ha producido en el estacionamiento que hay junto a la Facultad de Derecho, y justo frente a las ventanas donde tiene lugar el seminario, un crimen.

Bajan todos a observar lo ocurrido, pudiendo Roberto gracias a su amistad con el subcomisario examinar de cerca el escenario del crimen, comprobando que la víctima es Valeria Di Natale, y que fue violada y golpeada, apareciendo muy cerca de su cuerpo una nota que dice "muerte a las mujeres como ella".

Interesado por el caso acude al día siguiente a la comisaría donde coincide con Laura, hermana de la asesinada, a la que trata de consolar.

Le informan de que no pueden averiguar la hora de la muerte de la muchacha debido a que inyectaron formol, y de que murió asfixiada, observando al ver el cadáver que, pese a que cuando la encontraron llevaba un colgante con una mariposa, no tiene marca alguna de la cadena, llegando a la conclusión de que se la debieron poner después de muerta, y aprovecha un descuido del forense para llevarse la medalla.

Y el hecho de que Gonzalo le hablara durante la presentación de su libro precisamente de una mariposa como ejemplo de la hipocresía de la justicia, así como el hecho de que el asesinato ocurriera frente a su clase le lleva a concluir que es Gonzalo el autor.

Acude también a ver a Alfredo, el juez instructor, que es, además el nuevo marido de Mónica, su ex mujer, el cual piensa que Valeria fue elegida al azar por el asesino.

Siguiendo su investigación va a visitar a Laura, la hermana de la asesinada, a la que se ofrece para ayudarle, pidiéndole una fotografía de su hermana.

Convencido de la culpabilidad de Gonzalo lo sigue hasta un museo, donde, al ser sorprendido por su alumno, este lo lleva ante el cuadro de "La Crucifixión" de Picasso, para él es el más importante del autor, pues en él además de Cristo aparecen Mitra, y un toro, todos víctimas inocentes inmoladas para beneficio de la humanidad.

Aprovechando que la mujer que hace las tareas en su casa lo hace también en la de Gonzalo coge sus llaves y se cuela en su apartamento, aunque no encuentra más que unas fotos dentro del libro que él le dedicó, en que aparece el propio Gonzalo en un cumpleaños de niño, junto con él, así como unas facturas de la farmacia.

Acude él a la farmacia y compra guantes de látex, formol, y una jeringuilla, que, junto con las pastillas que Gonzalo siempre toma suman 67 pesos, igual que la factura que vio.

Charlando con él mientras toman un whisky le pregunta la razón de viajar desde tan lejos, diciéndole que lo hizo porque siente que fue una gran influencia en su vida pese a no haberse visto desde que él cumplió 9 años, contándole también que en una ocasión su padre lo llevó a hacerse una prueba de ADN, aunque luego nunca la recogieron.

En su conversación le expone además su interés de hacer su tesis sobre el caso Di Natale, aunque Roberto le indica que no es conveniente pues un caso aun abierto.

Tras hablar con él saca su viejo proyector y comienza a ver diapositivas del pasado en que aparecen los padres de Gonzalo, observando que la madre de este, con la que él tuvo un romance llevaba en la foto el mismo peinado que la muchacha asesinada.

Y, como le habló también de que había pensado en hacer su tesis sobre un antiguo asesinato ocurrido en Portugal comienza a investigar asesinatos similares ocurridos en aquel país, encontrando uno que fue muy parecido al de Valeria.

Acude tras ello a ver a Mónica para pedirle su opinión como psiquiatra, ya que considera que Gonzalo es un psicópata que desea que él lo descubra, aunque esta, aun a la vista de las evidencias, de que la asesinada en Portugal tuviera un aspecto parecido a Valeria y a la madre de Gonzalo y que le inyectaran formol no es suficiente. Cree que Roberto busca algo y que solo verá aquello que le confirme su tesis.

Traba amistad con Laura, que se confía a él, malinterpretando él el cariño de ella, a la que intenta conquistar, lo que provoca la confusión de ella, que no esperaba eso de él.

Seguirá con sus investigaciones invitando un día a Gonzalo a cenar en la cafetería donde trabaja Laura, presentándosela para tratar de ver la reacción de él al observar que ella lleva el colgante que le puso a su hermana tras matarla y que él le entregó, aunque Gonzalo no muestra reacción alguna, aunque, atraído por la muchacha comienza a salir con ella, para sorpresa de Roberto, que ve que Gonzalo triunfa allí donde él fue rechazado.

Un día Laura va a visitarlo y le muestra su nuevo look. Se ha cortado el pelo como su hermana, ante lo que Roberto estalla y le cuenta que Gonzalo fue el asesino de su hermana y que disfruta provocándolo a él acostándose con ella.

Ella se asusta ante su reacción y va al baño donde descubre los guantes de látex y el formol que compró para comparar precios, y al observar que son iguales a los que usó el asesino de su hermana piensa que el asesino es él y le pide que le deje marcharse, amenazándolo con el abrecartas y llegando a cortarle con él una mano antes de huir, denunciándolo.

Alfredo, para descartar cualquier error y por amistad decide interrogar a Gonzalo con la excusa de ampliar la información, permitiendo a Roberto que esté presete, pudiendo observar cómo Gonzalo, juega durante el interrogatorio con una moneda como suele hacer él, y, aunque Gonzalo dice no haber observado nada, les expone que piensa que el asesino debió ser algún sádico que guarda algún tipo de trofeo del crimen en su casa.

Roberto piensa entonces que debió colarse en su casa para esconder el trofeo, encontrando en su libro un marca páginas de la exposición a la que siguió a Gonzalo y una frase subrayada: "el sistema judicial castiga a quien lo excede, pero la justicia permanece ajena, esperando una nueva víctima", pero no encuentra su abrecartas, por lo que empieza a buscarlo por toda la casa dejándola destrozada y sin encontrarlo.

Decidido a salvar a Laura acude hasta un local donde se celebra un festival de danza aérea, viendo allí a Laura con Gonzalo, y, tras observar que este saca el abrecartas, corre hacia él golpeándolo brutalmente tras acusarlo de haber asesinado a Valeria.

Detenido, será visitado por Alfredo que le informa de que a la chica no le pasó nada y le cuenta que el caso de la muchacha asesinada en Portugal fue resuelto y detenido el asesino y de que Gonzalo no va a presentar cargos.

Ahonda en la tesis de su mujer. Cree que todo lo ocurrido, son hechos casuales que él ha amoldado a su tesis, no habiendo aparecido tampoco la daga en la discoteca.

Tirado en su casa y borracho piensa que la daga no apareció porque en el local donde se celebraba el festival había también una forja y la lanzó a la misma.

Calificación: 3