Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Titanic

Titanic (1997) * USA

Duración: 194 min.

Música: James Horner

Fotografía: Russell Carpenter

Guión y Dirección: James Cameron

Intérpretes: Leonardo DiCaprio (Jack Dawson), Kate Winslet (Rose DeWitt Bukater), Billy Zane (Cal Hockley), Kathy Bates (Molly Brown), Frances Fisher (Ruth Dewitt Bukater), Gloria Stuart (Rose anciana), Bill Paxton (Brock Lovett), Bernard Hill (Capitán Edward John Smith), David Warner (Spicer Lovejoy), Victor Garber (Thomas Andrews), Jonathan Hyde (Bruce Ismay), Suzy Amis (Lizzy Calvert), Lewis Abernathy (Lewis Bodine), Danny Nucci (Fabrizio), Jason Barry (Tommy Ryan), Ewan Stewart (Murdoch).

1996. El buscador de tesoros submarinos, Brock Lovett trata de localizar entre los restos del Titanic una gargantilla que tiene engarzado un valiosísimo diamante, llamado "el Corazón del Mar", que creen se halla en la caja fuerte del camarote que en su día ocupó Cal Hockley, hijo de un magnate del acero de Pittsburgh, para lo que envían dos batiscafos, que consiguen rescatar la caja fuerte, descubriendo al hacerlo que solo hay documentos y un dibujo en carboncillo de una joven desnuda que lleva en su cuello la gargantilla con el diamante.

Esperando encontrar a alguien que pueda informarle sobre la joya, publican sus hallazgos en televisión, consiguiendo así Lovett que les llame una anciana a punto de cumplir los 101 años, Rose Dawson Calvert, que le revela que la mujer del dibujo es ella.

Lovett hace que trasladen a la anciana, acompañada por su nieta Lizzy hasta su barco en helicóptero, preguntándole de inmediato por el diamante, que en su tiempo llevó Luis XVI en su corona, perdiéndolo junto con su cabeza, tras lo que se talló en forma de corazón, llamándose por su color azul el Corazón del Mar.

Le explican cómo encontraron el dibujo cuando buscaban el diamante que en su día reclamó el padre de Hockley, un magnate del acero de Pittsburg y que sabía que su hijo lo había comprado para su prometida.

Le muestran informáticamente el modo en que el banco se hundió, desde el choque con el iceberg hasta que empezó a hundirse, partiéndose por la mitad antes de hundirse, mostrándole también algunas grabaciones hechas en el interior del transatlántico hundido, que le hacen evocar lo ocurrido 84 años antes, en el que se conocía como el buque de los sueños del que se decía que era insumergible.

Conocida entonces como Rose DeWitt Butaker, una de las pasajeras que se dio por desaparecida tras el hundimiento, llegó con sus 17 años acompañada de su novio, Cal Hockley, y de su madre, Ruth hasta el muelle de Southampton, entre una multitud deseosa de ver el mayor buque del mundo, que para ella era una prisión que la devolvía a América.

En un bar del muelle, varios tipos se juegan sus últimas pertenencias a las cartas, consiguiendo Jack Dawson ganar la partida, consiguiendo así dos pasajes, para él y para su amigo Fabrizio, que embarcan justo antes de la retirada de la pasarela.

Una vez en cubierta Jack proclama tras ver los delfines saltando a su alrededor que es el rey del mundo.

Por la noche Rose comparte mesa con Thomas Andrews, diseñador del barco y con Molly Brown, a la que el resto de pasajeros de primera despreciaban por ser una nueva rica gracias a que su marido encontró oro.

En cubierta Jack y Frabrizio conoce a Tommy Ryan, viendo a Rose, de la que de inmediato se siente prendado.

Rose, que no es feliz con su situación sube a cubierta y salta la barandilla dispuesta a suicidarse, cuando de pronto aparece Jack y le pide que no haga, diciéndole que si se suelta le obligará a saltar a él para ayudarla, consiguiendo así convencerla para que no se lance, aunque cuando trata de volver a cubierta pisa su vestido y resbala, consiguiendo él cogerla de la mano y rescatarla, cayendo ambos rodando, momento en que llegan varios marineros que oyeron los gritos de Rose y que detienen a Jack pensando, al ver que es un pasajero de tercera que trataba de abusar de ella.

Rose les explica entonces que es justamente lo contrario, que él la rescató cuando estuvo a punto de caer al resbalar mientras se asomaba al mar.

Ante la explicación de ella Cal le da una gratificación y lo invitan a cenar con ellos, pese a que la explicación no convence a Spicer Lovejoy, el mayordomo y guardaespaldas de Cal, que observa que el muchacho se había quitado la chaqueta y las botas.

Dispuesto a demostrarle su amor Cal cuelga el diamante en su cuello.

Al día siguiente Jack y Rose vuelven a encontrarse en cubierta y caminan juntos conversando, dándole ella las gracias por su discreción, contándole que está invitada a su enlace toda la alta sociedad de Philadelphia, por lo que ella se siente abrumada, sintiéndose ofendida cuando él le pregunta si ama a su novio.

Él por su parte le cuenta todo lo que ha viajado, viendo ella sus dibujos que le parecen excelentes, teniendo numerosos dibujos de desnudos femeninos.

El director de la White Star Line, propietaria del barco, Joseph Bruce Ismay le pide al capitán que navegue más rápido para intentar llegar un día antes a su destino, aunque el capitán es de la opinión de esperar a que el barco esté más rodado.

Molly Brown habla con Jack y decide prestarle el chaqué de su hijo para que pueda acudir a la cena de esa noche y disfrutar del lujo de primera.

Vestido así pasa desapercibido para Cal y para Ruth, pero no para Rose, que lo ve de inmediato, acudiendo de su brazo al comedor, pareciendo un auténtico caballero.

Rose trata de que se sienta a gusto y le pone al tanto de los viajeros que están entre ellos, como los Guggenheim, mientras que su madre trata de poner a todos en antecedentes sobre su baja clase, aunque él no tiene inconveniente en reconocer que ganó su pasaje al póker y que vive el momento. Ha vivido en la miseria y ha llegado a cenar en primera en el Titanic, y luego no sabe dónde estará, y esa es la vida que le atrae.

Tras la cena los hombres se retiran a la sala de fumadores, aunque él se despide para regresar a su camarote, entregándole a Rose una nota en secreto en la que le pide que se reúna con él ante el reloj de las escaleras, invitándola cuando llega allí a una fiesta "de verdad", la que se celebra en 3ª clase, en la que todos los viajeros beben y bailan, lo que harán ellos también, viéndolos allí el mayordomo de su novio.

A la mañana siguiente Cal le recrimina que no fuera esa noche a su cama y que estuviera en tercera, pidiéndole que lo respete como si fuera su marido, ya que a los efectos lo es.

Entra tras ello su madre al camarote y le recuerda lo importante que es que se case con Cal, ya que, de su padre solo heredaron deudas y su apellido, por lo que le prohíbe que vuelva a ver a Jack si no desea verla trabajando como costurera.

Al día siguiente Jack trata de hablar nuevamente con Rose, para lo que se dirige a la capilla, a la que Lovejoy le impide la entrada, aunque poco después se colará.

Informan al capitán del avistamiento de icebergs, mientras Rose habla con Andrews, al que le hace ver que hay solo botes de salvamento para la mitad de los pasajeros.

Aparece entonces Jack en cubierta, diciéndole que es la mujer más maravillosa que ha conocido, y que aunque sabe que nada puede hacer, desea que ella esté bien por encima de todo, pidiéndole que reflexione y se dé cuenta de que la tienen atrapada.

Vuelven a verse a la puesta de sol en cubierta. Él le pide que suba a la barandilla con los ojos cerrados y que confíe en él, haciéndole abrir los brazos en cruz teniendo la sensación al abrir los ojos de estar volando, tras lo que se besan.

Eso ocurrió 6 horas antes del hundimiento, según recuerda la ahora anciana.

Bajan tras ello al camarote de ella, donde él puede admirar sus magníficos cuadros, de Monet y Picasso, pidiéndole entonces ella que la dibuje desnuda, como a sus chicas francesas, pero con el colgante.

Mientras cuenta su historia todos escuchan ensimismados a la anciana esperando enterarse de si ella y Jack hicieron el amor, aunque ella les decepciona, diciendo que Jack era muy profesional y no quiso propasarse.

Cal le pide a Lovejoy que busque a Rose, a la que no encuentran, viéndolos que salen juntos de allí y persiguiéndolos hasta que se cuelan en el ascensor despistándolo tras pasar por la sala de máquinas, desde donde llegan a la bodega, donde están almacenados los lujosos vehículos de los pasajeros de primera, en uno de los cuales suben y donde finalmente hacen el amor, logrando escapar antes de que Lovejoy y Cal los encuentren.

Entretanto Cal encuentra en su caja fuerte una nota de ella junto al dibujo que le hizo Jack y el diamante, donde le dice que puede guardar ambos en la caja.

De vuelta en cubierta los vigías observan a la pareja de enamorados mientras ella le dice que cuando atraque el barco se reunirá con él.

Avistan entonces los vigilante un enorme iceberg y dan el aviso, ordenando el primer oficial, Murdoch, ante la ausencia del capitán, que se encuentra en su camarote, que den contramarcha, pese a lo cual, y debido a la gran velocidad a la que iban acaban impactando lateralmente, produciéndose un boquete en el lado derecho por el que comienza a colarse el agua con gran presión, siendo testigos Jack y Rose del impacto desde cubierta.

Inmediatamente cierran todas las compuertas herméticas para evitar que el agua se cuele al resto del barco, aunque ha empezado a colarse ya en tercera, haciéndose cargo del barco el capitán, ausente hasta entonces, reuniéndose con Ismay y Andrews para evaluar los daños, informando el segundo que el barco se hundirá en poco más de una hora.

Emitida una señal de SOS, responde solo un barco que les informa que tardará en llegar hasta su posición 4 horas

Cal denuncia el robo del diamante, y cuando Rose y Jack acuden a su camarote para advertirles del accidente, Lovejoy cuela en el bolsillo de Jack el diamante, siendo detenido y esposado, siendo llevado hasta un camarote y esposado a un poste, dejándolo bajo la vigilancia de Lovejoy, que lo golpea brutalmente, para después dejarlo allí encerrado, mientras Cal golpea también a Rose.

Piden a los pasajeros que se pongan chalecos salvavidas y Rose habla con Andrews que le confiesa la verdad y le dice que suba ya a un bote salvavidas, pues como ya les dijo en una ocasión no hay sitio para todos.

Se da la orden de que suban mujeres y niños primero en los botes, tratando la orquesta de amenizar esos momentos reproduciendo música alegre para tratar de evitar que cunda el pánico, algo difícil de evitar, pues los de tercera deben esperar encerrados a que embarquen los de primera mientras ven cómo se inunda su parte.

Ruth y Molly Brown suben a uno de los botes, negándose Rose a hacerlo asegurándole a Cal que prefiere ser la fulana de una rata de cloaca que su esposa, y escupiéndole a la cara, tras lo cual va a buscar a Jack, debiendo informarle Andrews de su localización, debiendo ir para encontrarlo por un pasillo ya semi inundado, logrando encontrarlo, aunque no puede soltarle al no tener la llave de las esposas, por lo que decide ir a buscar ayuda, mientras el agua les llega ya a la cintura, aunque no encuentra a nadie, por lo que se hace con un hacha y regresa, viendo que el agua les llega ya al pecho y consiguiendo, pese a su falta de manejo, cortar las esposas y huir, llegando así hasta el lugar donde los pasajeros de tercera permanecen retenidos, por lo que decide buscar con Fabrizio y con Tommy una salida alternativa, también cerrada, pero que logran derribar, consiguiendo así llegar a cubierta donde se dan cuenta de que la mayoría de los botes se lanzaron ya al mar, algunos de ellos con solo 20 personas pese a tener capacidad para 65, debiendo reprimir el oficial a la multitud a punta de pistola.

Cal recoge el diamante y el dinero de su caja fuerte, tras lo que soborna a Murdoch para que le busque un hueco en uno de los botes, aunque antes va a buscar a Rose que se niega a subir sin Jack, asegurándole Cal que Jack y él subirán en el siguiente bote, pues llegó a un acuerdo con un oficial para ello, consiguiendo así que Rose acceda a subir, mientras Cal le asegura a Jack que el acuerdo no le incluye a él.

Pero ven entonces cómo mientras el bote es bajado Rose salta del mismo al piso inferior, hasta el que baja Jack corriendo para reencontrarse con ella, besándose de nuevo apasionadamente ante los ojos del celoso Cal, que, tras hacerse con la pistola de Lovejoy, y preso de la locura les dispara, debiendo huir de él hasta que se queda sin balas.

Se da cuenta entonces de que le prestó su abrigo a Rose, con el Corazón del Mar en uno de sus bolsillos y ríe amargamente.

En su huida llegan hasta una puerta cerrada que les impide el paso, tratando de abrirla un camarero, aunque debido a los nervios pierde las llaves y huye, consiguiendo rescatarlas Jack y huir justo antes de morir ahogados.

Cal trata de hacer que Murdoch cumpla su pacto, aunque entonces el oficial le tira su dinero a la cara, disparando tras ello a quienes tratan de colarse en el bote, acabando así con la vida de Tommy, tras lo cual se suicida.

Cal ve entonces a una niña llorando y tras asegurar que es su hija consigue embarcar.

Muchos pasajeros optan por la resignación, como Andrews o Guggenheim, que rechaza el chaleco salvavidas prefiriendo morir vestido de etiqueta.

La orquesta da por finalizada su actuación y se despiden, aunque cuando uno de ellos decide continuar tocando, los demás regresan para seguir tocando con él.

Mientras la proa se hunde todo el mundo corre hacia la popa tratando de retrasar lo inevitable lo más posible, viendo cómo el buque se parte en dos, cayendo una de las chimeneas sobre Fabrizio, mientras muchos pasajeros, desesperados se lanzan al agua y la proa, aun a flote se llega a poner completamente vertical, pese a lo cual Jack y Rose consiguen sujetarse a la barandilla en la que se conocieron mientras ven cómo muchas personas ruedan hacia el agua antes de que el barco se hunda definitivamente, hundiéndose la pareja, cogidos de la mano, con él, aunque no pueden mantenerse así al ser succionados por el agua, buscándose mutuamente al emerger, debiendo Jack librarla de un hombre que se aferraba a ella tratando de salvarse.

Juntos nadan hasta llegar hasta un trozo de madera flotante, pero que solo resiste el peso de una persona, por lo que será Rose quien suba.

Entretanto Molly Brown le pide a Hichens, el oficial al mando de su bote que regrese para tratar de rescatar a algún superviviente, a lo que este, con la aquiescencia de los demás compañeros se niega pensando que si lo hacen hundirán el bote.

Harold Lowe, oficial de uno de los botes propone trasladar a las personas que están en su bote a otro de los que están medio vacíos para tratar de recoger a algunos supervivientes en el otro, observando al acercarse al lugar del hundimiento cómo cientos de personas flotan ya muertos gracias a sus chalecos, aunque no consiguen hallar a ninguno con vida.

Jack, agarrado a la madera en que está Rose le hace prometer que no se rendirá.

Rose trata de espantar el intenso frío cantando, hasta que se da cuenta de que Jack y no la escucha cuando trata de animarlo al observar que se acerca el bote.

Se siente profundamente triste mientras ve que el bote se aleja. Trata de llamarlos entonces aunque no le sale la voz.

Tras soltar a Jack y observar cómo se hunde, le promete que no se rendirá, lanzándose al agua hasta alcanzar a un miembro de la tripulación al que le quita el silbato, consiguiendo así ser escuchada y rescatada.

De los 2.200 pasajeros murieron 1.500, regresando solo uno de los 20 botes con supervivientes, rescatando con vida a 6 personas, incluida ella.

Rescatados finalmente por el Carpathia, en él ve a Cal, que trata de encontrarla a ella y a su diamante en tercera, aunque ella se oculta de su mirada, siendo esa la última vez que la vio, enterándose de que el crack del 29 afectó a sus negocios y se suicidó.

Cuando en el barco le preguntan su nombre para registrarla dice que se llama Rose Dawson, adoptando así el apellido de Jack, el cual no figuraba registrado como pasajero debido a que consiguió su pasaje jugando al póker.

Rose jamás contó aquella historia, ni siquiera a su marido.

Lovett, que se reservaba un puro para cuando encontrara el diamante opta por tirarlo al mar, afirmando haber comprendido lo que realmente fue el Titanic en ese momento, después de 6 años obsesionado con él.

Por la noche la anciana se acerca hasta la barandilla del barco, subiéndose a la misma con el Corazón del Mar, mientras recuerda el momento en que en el Carpahtia lo encontró en el bolsillo de su abrigo. Deja entonces que caiga al mar.

Calificación: 3