Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Toma el dinero y corre

Take the money and run (1969) USA

          También conocida como:
                    - "Robó, huyó y lo pescaron" (Hispanoamérica)

Duración: 85 Min.

Música: Marvin Hamlisch

Fotografía: Lester Shorr

Guión: Woody Allen, Mickey Ross

Dirección: Woody Allen

Intérpretes: Woody Allen (Virgil Starkwell), Janet Margolin (Louise), Marcel Hillaire (Fritz), Jacquelyn Hyde (Miss Blair), Lonny Chapman (Jake), Jan Merlin (Al), James Anderson (Chain), Howard Storm (Fred), Mark Gordon (Vince), Ethel Sokolow (Madre de Virgil), Dan Frazer (Julius Epstein), Henry Leff (Padre de Virgil).

Ampliamente descrito para su biógrafo, tanto por sus defraudados padres que por vergüenza declaran enmascarados, como por sus profesores y vecinos como un inútil incapaz de hacer nada bien, Virgil Starkwell tuvo una larga carrera delictiva como ladrón.

Virgil creció en un barrio problemático donde era víctima de los chicos más fuertes que él, hasta que se unió a ellos y, pese a su torpeza comenzó a realizar pequeños hurtos.

Pese a que trató de ser músico, su escasa habilidad con el violonchelo y las dificultades de tocarlo en una banda que tocaba en los desfiles le hizo renunciar a ello.

Ingresó en prisión tras intentar robar una saca de un furgón blindado y ser detenido al intentar defenderse con una inútil pistola-encendedor también robada.

Tratará de evadirse valiéndose de una pistola fabricada con jabón y pintada con betún que por desgracia se deshace en sus manos debido a la lluvia, pese a lo cual consigue salir tras someterse a un experimento con una nueva medicina cuyos efectos secundarios le hacen convertirse en rabino durante unas horas.

Tras mudarse de ciudad, debe recurrir de nuevo a la delincuencia. Robará bolsos, conociendo gracias a ello a Louise, una preciosa muchacha de la que se enamora.

Decide entonces que debe dar un golpe importante e intenta robar un banco escribiendo un mensaje amenazador, pero como nadie lo entiende empieza a discutir con todos los empleados por su caligrafía, siendo finalmente condenado a 10 años.

Una vez allí varios presos preparan un plan de fuga que aplazan olvidándosele avisar a Virgil, que, pese a todo, y por un conjunto de casualidades consigue escapar y regresar junto a Louise con la que se casa, comprobando que es un desastre como cocinera.

Él trata de regenerarse y ganarse honradamente la vida vendiendo Biblias y chuches hasta que ella le hace saber que van a ser padres, un regalo de Navidad que él hubiera cambiado gustosamente por una corbata y que le hace reaccionar. Como tiene una familia que alimentar decide cambiarse de estado, encontrando finalmente un buen trabajo en una oficina de correos, aunque tiene la mala suerte de dar con una compañera que, tras ver su fotografía de fugitivo le chantajeara, lo que le llevó a intentar a asesinarla atropellándola, o clavándole un cuchillo que descubre es una pata de pavo, aunque finalmente lo logrará cuando ella enciende unas velas en las que había escondido unos cartuchos.

Debe huir de nuevo volviendo a delinquir dado que no tienen comida, decidiendo acabar con la penuria preparando el robo a un banco, para lo que contacta con otros delincuentes, descubriendo al llegar a su objetivo que hay otra banda que ha tenido la misma idea, acabando finalmente todos ellos en la cárcel.

Condenado a trabajos forzados, huye junto a sus cinco compañeros de grilletes debiendo recorrer así el país, no pudiendo tener intimidad con su mujer hasta que les separan.

Aunque no logra entrar en la lista de los 10 delincuentes más buscados, sí es destacado como el delincuente más popular ante el asombro de todos sus conocidos.

Será nuevamente detenido al intentar atracar a un antiguo compañero músico que resulta ser policía, lo que le lleva de nuevo a la prisión tras ser sentenciado a 800 años, siendo entrevistado en su celda por su biógrafo mientras hace manualidades: una pistola de jabón. Y le pregunta al biógrafo si sabe si llueve fuera.

Calificación: 3