Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Tres colores. Blanco

Trois couleurs: Blanc (1993) * Polonia / Francia / Suiza

Duración: 92 min.

Música: Zbigniew Preisner

Fotografía: Edward Klosinski

Guión: Krzysztof Piesiewicz, Krzysztof Kieslowski

Dirección: Krzysztof Kieslowski

Intérpretes: Zbigniew Zamachowski (Karol Karol), Julie Delpy (Dominique Vidal), Janusz Gajos (Miko?aj), Jerzy Stuhr (Jurek), Aleksander Bardini (Notario), Grzegorz Warchol (El hombre elegante), Cezary Harasimowicz (El Inspector), Jerzy Nowak (El Viejo Granjero), Jerzy Trela (Monsieur Bronek).

Karol Karol, peluquero polaco viaja hasta París, para acudir a la citación judicial por la petición de divorcio de Dominique, su mujer, que alega que no consumaron su relación debido a la imposibilidad de él de poder hacerlo.

Tras la vista ella lo deja en la calle con su maleta sin que él, que no domina el francés ni tiene dinero sepa a dónde ir optando por dormir en la peluquería de ella ya que tiene la llave, aunque cuando lo descubre Dominique, y, tras un nuevo intento de hacer el amor le amenaza con llamar a la policía y acusarle de quemar su local, lo que ella amenaza con hacer para que se vaya.

Tras ello se dedica a pedir dinero en el metro, "tocando" canciones, con su peine y un papel.

Allí lo aborda Mikolaj, un compatriota que reconoce la canción y que se ofrece a ayudarle para regresar a Polonia, si le ayuda a matar a un hombre que se lo ha encargad, ya que no desea vivir y no desea provocar a sus familiares el dolor de un suicidio.

Tras comprobar que no puede recuperar a Dominique, ya que utiliza sus últimos francos para llamarla, comprobando que ella está haciendo el amor con otro hombre, decide regresar a Polonia, para lo que se introducirá en su vieja maleta, viajando en ella, aunque al llegar a su destino Mikolaj comprueba que esta no ha llegado.

La sustrajeron junto con varias más un grupo que va a abrirlas a un vertedero, donde, al descubrir que la maleta lo que lleva es un hombre lo golpean y abandonan, aunque él se siente feliz de estar de nuevo en su país, regresando a casa de su hermano, en cuya peluquería trabajaba antes de ir a Francia, y donde será acogido.

Pero la peluquería ya no le llena, y, deseoso de hacerse con dinero opta por trabajar como encargado de seguridad, enterándose gracias a él de que su jefe está tratando de comprar un terreno donde le han dicho que desea construir una gran empresa, y como sus dueños ignoran su valor podrán comprarlo por muy poco dinero, que luego se multiplicará.

Con sus ahorros y los de su hermano paga la entrada de varios terrenitos en el centro del lugar que quería comprar su jefe, tras lo cual va a ver a Mikolaj, para ofrecerse a realizar el trabajo del que le habló en Francia, aunque cuando se dispone a perpetrar el homicidio, Mikolaj le dice que la persona con la que debe acabar es él mismo.

Karol se ofrece a cumplir sus deseos, aunque le dispara con una bala de fogueo para asegurarse que es cierto su deseo de morir, reconociendo tras el disparo que ya no quiere que lo mate, aunque le da el dinero prometido.

Ultimada la compra, su jefe le recompra los terrenos, multiplicando por diez el dinero invertido, y con él montará un negocio en el que implicará a Mikolaj, ya que buena parte de sus beneficios los obtuvo con el dinero que este le dio.

Y Karol muestra que tiene un buen olfato para los negocios, prosperando rápidamente, aunque sin olvidarse de Dominique, a la que vuelve a llamar, aunque ella le cuelga, por lo que decide vengarse. Cambia para ello su testamento nombrándola heredera universal, tras lo cual simula su propia muerte, viéndola llorar desde su escondite durante su entierro

Tras él, Dominique regresa a su hotel, encontrándose a Karol en su cama. Se alegra de verlo y hacen el amor. Aunque al día siguiente la despierta la policía que sospechan que él no murió por un accidente, y que cuando ocurrió su muerte ella estaba ya en Varsovia.

Algún tiempo después él va a visitarla a la cárcel, viendo desde lejos cómo ella, con gestos le indica su deseo de casarse nuevamente con él cuando salga y consiguiendo que él, olvide su venganza y llore.

Calificación: 3