Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Última llamada

Phone booth (2002) * USA

          También conocida como:
                    - "Enlace mortal" (Hispanoamérica)

Duración: 81 Min.

Música: Harry Gregson-Williams, Nathan Larson

Fotografía: Matthew Libatique

Guión: Larry Cohen

Dirección: Joel Schumacher

Intérpretes: Colin Farrell (Stu Shepard), Forest Whitaker (Capitán Ed Ramey), Katie Holmes (Pamela McFadden), Radha Mitchell (Kelly Shepard), Kiefer Sutherland (El que llama), Paula Jai Parker (Felicia), Arian Ash (Corky), Tia Texada (Asia), John Enos III (Leon), Richard T. Jones (Sergeant Cole), Keith Nobbs (Adam).

En la Ciudad de Nueva York millones de personas hablan a través del teléfono, sean móviles o desde las cabinas al aire libre. En Manhattan ya sólo queda una cabina cubierta, de las de antes. En ella entra Stu Shepard, un asesor de publicidad de medio pelo que miente más que habla, y habla constantemente pegado a su teléfono móvil haciendo promesas a sus clientes y rompiéndolas de la misma manera, mintiendo a todo el mundo.

Stu cada mañana llama a una jovencita aspirante a actriz desde aquella cabina cubierta proponiéndole planes cuya única finalidad es llevarla a la cama pese a estar felizmente casado.

Hasta que un día, y después de llamarla coge el teléfono y responde a una llamada, encontrándose con que el comunicante es un hombre que le conoce y que dice poseer un rifle con mira telescópica y que amenaza con matarlo si se le ocurre colgar, igual que mató a dos financieros que engañaron a mucha gente. El trata de convencer a su comunicante de que él es un don nadie y que no es merecedor de tal castigo, pero su comunicante le dice que él ha hecho daño y engañado a mucha gente y que debe expiar sus culpas.

Y mientras se encuentra en esa situación unas prostitutas insisten en llamar desde allí, avisando finalmente al chulo para que lo haga salir. El no puede hacerlo y de pronto se encuentra atrapado entre el fusil y el chulo que amenaza con acabar con él a batazos, hasta que su comunicante acaba con él.

Las prostitutas le acusan a él del homicidio y llaman a la policía, que de inmediato rodea la cabina sin que él pueda obedecer los requerimientos del capitán Ramey para que abandone la cabina.

Aparecerán allí también su mujer, y su amante, a la que se vio obligado a confesar por teléfono que sólo quería engañarla y acostarse con ella, tras haberlo visto por la televisión.

Se encuentra entre la espada y la pared. Le apunta la policía, que le cree el asesino del chulo, y su comunicante anónimo que le amenaza con matarlo a él o a su esposa si cuelga, obligándole además a confesarle a esta que ha tratado de engañarla con otra y que es un farsante y un mentiroso.

Luego lo confesará ante todos mientras la policía ha comprendido lo que sucede y localizan el lugar desde el que está apuntando el francotirador al que encontrarán ya muerto.

Acabó la pesadilla. Pero entonces el verdadero asesino se pasea ante Stu recordándole las consecuencias que puede tener el volver a mentir.

Calificación: 3