Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Único testigo


Witness (1985) * USA

          También conocida como:
                    - "Testigo en peligro" (Hispanoamérica)

Duración: 112 min.

Música: Maurice Jarre

Fotografía: John Seale

Guión: William Kelley, Earl W. Wallace (Historia: William Kelley, Earl W. Wallace, Pamela Wallace)

Dirección: Peter Weir

Intérpretes: Harrison Ford (John Book), Kelly McGillis (Rachel Lapp), Josef Sommer (Paul Schaeffer), Lukas Haas (Samuel Lapp), Jan Rubes (Eli Lapp), Alexander Godunov (Daniel Hochleitner), Danny Glover (Teniente James McFee), Brent Jennings (Sargento Elton Carter), Patti LuPone (Elaine), Angus MacInnes (Fergie), Frederick Rolf (Stoltzfus), Viggo Mortensen (Moses Hochleitner).

Pensilvania, 1984. Un grupo de personas pertenecientes a una comunidad amish y que parecen vivir en el siglo XIX acuden en sus carromatos al funeral de Jacob Lapp, marido de Rachel y padre de Samuel, un niño de 8 años.

Tras dicho acto, Rachel y Samuel viajarán a Baltimore en la que será la primera salida del niño al mundo "civilizado", yendo a despedirlos a la estación Daniel Hochleitner, un joven que alberga la esperanza de conquistar a la viuda, viéndolo esta y su hijo cómo corre durante un rato con su caballo en paralelo al tren.

Llegados a Filadelfia, se encuentran con que el tren de enlace hasta Baltimore lleva tres horas de retraso, por lo que deben esperar en la estación donde Samuel lo observa todo con gran curiosidad.

El niño tiene que ir al servicio, observando que allí hay un hombre lavándose, pudiendo ver poco después y desde dentro de la cabina en que estaba cómo entran otros dos hombres que le cortan el cuello al primero de ellos.

Al escuchar un ruido uno de los asesinos, el único al que pudo ver el niño, revisa cada cabina, cerrando Samuel la puerta de la suya con el pestillo, derribándola el hombre justo en el momento en que el niño consigue colarse en la de al lado por el hueco del suelo existente entre ambas.

Poco después llega la policía, estando a cargo de la investigación el capitán John Book, al que informan que fue Samuel quien dio el aviso, por lo que lo interrogará explicándoles al niño y a su madre que el muerto era también policía, contando el niño que el asesino era un hombre negro muy grande, por lo que lo lleva hasta un bar donde detiene a un hombre negro de las características del que describió el muchacho, que niega que fuera él, por lo que deben dejarlo en libertad.

Para evitar que se marchen a Baltimore, Book decide alojar a su testigo y a su madre en casa de su hermana Elaine, llevándolos al día siguiente a la comisaría donde le muestran una rueda de reconocimiento no encontrando entre ellos al asesino.

Tras invitar al niño y a Rachel a comer unos perritos calientes, por la tarde continúan con la investigación, mostrándole montones de fotografías.

Mientras Book atiende una llamada, el niño empieza a moverse por la oficina hasta que llega a una vitrina donde exhiben todos los trofeos conseguidos por la comisaría entre los que figura la página de un periódico en que felicitan al teniente McFee por sus éxitos en la lucha contra el narcotráfico, siendo la fotografía que aparece en la misma la del hombre al que vio en la estación.

Al darse cuenta de que el muchacho ha reconocido al culpable, Book evita que lo vea alguien más, llevándolos de nuevo a casa de su hermana mientras acude a informar del asunto a su superior, el jefe Paul Schaeffer, al que le hace ver que 4 años antes McFee confiscó 2.200 litros de una sustancia, el P3P, necesaria para la elaboración de anfetaminas y cuyo precio asciende a 5.000 dólares el cuarto de litro, habiendo comprobado que dicha sustancia nunca llegó a estar en los almacenes policiales, suponiendo que con su venta pudieron conseguir 44 millones de dólares.

Le pide por ello que le asignen personal ajeno al departamento de narcóticos para investigar a McFee, prometiendo Schaeffer poner todos los medios a su alcance, y advirtiéndole que nadie más debe estar enterado del asunto.

Pero ese mismo día al llegar al parking de su hermana se da cuenta de que alguien lo sigue, descubriendo que es el propio McFee, con el que entabla un tiroteo en el que Book acaba herido.

Pese a ello le pide el coche prestado a su hermana y sale de la ciudad con Rachel y Samuel, llamando antes a su compañero, el sargento Elton Carter al que le avisa de que Schaeffer está involucrado en el asunto de la venta del líquido, y al que le pide que haga desaparecer del archivo el expediente de Rachel y Samuel Lapp.

Schaeffer va a interrogar a Elaine tras descubrir al registrar el coche de Book que este está herido, tratando de hacer ver a la mujer que necesitan saber dónde está ya que desean ayudarle, sin conseguir que ella les diga nada.

Book devuelve a Rachel y a Samuel a su domicilio en el condado de Lancaster, asegurándoles que el niño no tendrá que testificar, mientras él continúa con su huida, que no le llevará demasiado lejos, pues, como consecuencia de su herida y de su pérdida de sangre pierde el conocimiento, chocando contra una pajarera debiendo ser auxiliado por Rachel y por su suegro, Eli Lapp.

Inmediatamente avisan al curandero local, que tras ver su herida asegura que debe ir a un hospital, pues tiene fiebre y corre peligro de infección, a lo que él les dice que no pueden hacerlo, pues al tener una herida de bala harían un informe y los hombres que lo buscan descubrirían su paradero, y aunque Eli es contrario a la mentira, cuando ve que corre peligro la vida de su nieto se aviene a ayudar al extraño, cuidándolo en su casa con los consejos dados por el curandero, y escondiendo su coche en el granero.

Schaeffer llama entretanto al sheriff local, no pudiendo entender que en pleno siglo XX no haya manera de localizar a una persona, informándole su interlocutor que en el condado hay más de 14.000 amish, llamándose Lapp una de cada tres personas., y no pudiendo tampoco hacer una investigación telefónica ya que carecen de teléfono.

Finalmente los cuidados y desvelos de Rachel dan resultado y John se recupera, viéndose rodeado al despertar, de los jefes del distrito muy contentos con su recuperación, pues si hubiera muerto no hubieran sabido qué hacer, pese a lo cual le recomiendan que siga descansando y bebiendo el brebaje que le preparó el curandero, tras los dos días que lleva inconsciente.

Book descubre a Samuel con su arma y se asusta, pues el revólver estaba cargado, pidiéndole tras ello Rachel que lo esconda en un lugar seguro.

Como John insiste en ir hasta el pueblo para llamar por teléfono, Rachel le da un traje de su marido para que pueda pasar por uno de los suyos, llamando a Carter, que le dice que debe seguir escondido pues lo están buscando con gran ahínco.

Dada su recuperación, Eli le pide que colabore con ellos ayudándole a ordeñar a las vacas, despertándolo a las 4.30 al día siguiente para hacerlo, empezando a hacer también trabajos de carpintería, de lo que entiende por haberla practicado en el pasado, dedicándose a reparar la pajarera que derribó.

Trata también en sus ratos libres de reparar su coche, empezando de pronto y mientras lo hace a sonar la radio, viendo Rachel cómo se pone a tararear la canción que sale del aparato: "What a wonderful world", para, a continuación bailar con ella mientras ríen felices, mirándose con deseo, aunque sin llegar a nada, pese a lo cual, al ser descubiertos por Eli, este se escandaliza de que estuviera a solas con él y con música, asegurando ella que no tiene nada de qué avergonzarse, replicándole él que todos sus vecinos murmuran sobre ella y el "inglés" y se plantean llevarla ante el obispo y apartarla de la comunidad.

Schaeffer interroga a Carter tratando de conseguir que le confiese dónde se oculta Book, que considera que ha roto las reglas de los policías.

Book colaborará, como todos los vecinos de su distrito, incluidos los niños, en el montaje de un establo, que harán en un solo día, mientras las mujeres se encargan de preparar la comida, rivalizando John y Daniel, que de cuando en cuando acude a cortejar a Rachel, por los favores de esta, a la que una vecina advierte que todos están hablando, tal como le dijo su suegro de ella y del "inglés"

Mientras Rachel se lava esa noche, John observa su cuerpo desnudo, que ella no trata de ocultar, aunque no llegan a nada más, asegurándole él al día siguiente que si hubieran hecho el amor la noche anterior no habría tenido más remedio que quedarse.

Ese día regresa al pueblo y vuelve a llamar a Carter, informándole en el departamento de policía de que el sargento Elton Carter falleció la noche anterior en acto de servicio.

Indignado, John llama a Schaeffer a su casa para que no pueda rastrear su llamada, amenazando con acabar con él.

De regreso a la granja observa cómo un grupo de jóvenes se burla de ellos seguros de que, dada su filosofía de no violencia, no les harán nada, sin contar con que entre los amish hay una persona que no lo es, John, que no pudiendo soportar por más tiempo las burlas se enfrenta a ellos acabando por romperle la nariz al más gallito.

Pero el acto no pasa desapercibido, denunciando el hecho uno de los vecinos del pueblo a un coche que patrulla por el lugar.

Rachel observa a John colocando la pajarera que derribó a su llegada, y al ver su actitud con Eli comprende que John ha decidido marcharse, lo que su suegro le confirma, diciéndole que John va a regresar al mundo al que pertenece.

Rachel se quita entonces la cofia que llevan todas las mujeres de la comunidad y corre al encuentra de John, besándose y abrazándose ambos apasionadamente.

Al día siguiente a primera hora un coche se acerca a la comunidad, y tras ocultarlo de la vista, tres hombres, McFee, Fergie y el propio Schaeffer se acercan fuertemente armados hasta la granja de los Lapp, donde sorprenden a Rachel.

Mientras inspeccionan la casa, llega Eli, que al verlos grita para que John pueda huir, escuchándolo este y corriendo con Samuel, al que le pide que huya hasta la casa de los vecinos, tras lo que él trata, sin éxito de arrancar el coche, siendo escuchado por Fergie, que entra en el granero, del que Book consigue huir colándose por la trampilla que da al establo, tratando una vez allí de huir subiendo por unas escaleras cuyo final no se ve desde abajo, y desde donde logra atraer a Fergie hasta el silo sobre el que está el maíz almacenado, haciendo que este caiga de golpe sobre él hasta ahogarlo.

Entretanto Samuel, que escuchó los disparos, en vez de huir regresa a la casa, procediendo cuando Schaeffer hace salir de la misma a su madre y a su abuelo a hacer sonar la campana, y atrayendo así a todos sus convecinos, que se acercan hasta la granja de los Lapp dispuestos a ayudarlos.

John entretanto entra en el silo y consigue rescatar el fusil de Fergie justo a tiempo para poder acabar con McFee.

Schaeffer encañona a Rachel obligando así a Book a tirar su arma, pero para entonces todos los vecinos han llegado hasta la granja de los Lapp, haciéndole ver John a Schaeffer que no puede hacer nada delante de tantos testigos, tras lo que procede a desarmarlo.

Una decena de coches policiales llega hasta el lugar, del que Book tendrá que partir una vez resuelto su caso, no sin antes despedirse de Samuel y de Rachel, con la que solo se miran, partiendo tras despedirse de Eli que le pide que tenga cuidado con los de origen inglés.

Poco después verá mientras se aleja en su coche cómo Daniel va en dirección contraria camino de la granja.

Calificación: 3