Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Verano en Brooklyn
Verano en Brooklyn

Little men (2016) * USA / Grecia / Brasil

          También conocida como:
                    - "Por siempre amigos" (Hisoanoamérica)

Duración: 85 min.

Música: Dickon Hinchliffe

Fotografía: Óscar Durán

Guion: Ira Sachs, Mauricio Zacharias

Dirección: Ira Sachs

Intérpretes: Theo Taplitz (Jake Jardine), Michael Barbieri (Tony Calvelli), Greg Kinnear (Brian Jardine), Paulina García (Leonor Calvelli), Jennifer Ehle (Kathy Jardine), Talia Balsam (Audrey), Alfred Molina (Hernán).

En clase los niños están revolucionados jugando y lanzándose cosas, lo que hace que el profesor se enfade cuando llega.

Uno de los que habían permanecido más tranquilos, Jacob, estaba pintando, contándole al profesor que su cielo de color verde es el del campamento Júpiter.

Cuando llega a su casa todavía no están sus padres, por lo que coge él una llamada en la que un hombre le dice que era un viejo amigo de Max, y que le dice que lamenta mucho lo de su abuelo, al que conoció cuando tenía su edad, pensando que tendrá unos 10, aunque él le aclara que tiene 13,

El hombre le pregunta si sabe cuándo será el funeral de su abuelo.

Al día siguiente va con sus padres a Brooklyn, pues celebran en la casa del abuelo una recepción para los amigos y la familia del fallecido, estando pensando los Jardine en trasladarse a vivir allí, algo que a Jacob no le apetece.

Brian, su padre, saluda al llegar a Leonor Calvelli, que regenta el local que hay debajo de la casa, una tienda de ropa que su padre le tenía alquilada, presentándole a Kathie, su mujer, presentándoles Leonor a su vez a su hijo Antonio, de la misma edad que Jake.

Antonio -Tony-, ayuda a Jake con sus cosas, viendo que lee, como él "Ella la Arpía" y le invita a jugar con él, aunque Jacob le recuerda que tienen el funeral de su abuelo.

Tony observa su dibujo del cielo y le dice que es todo un artista y lo ha hecho muy bien, ofreciéndose para enseñarle el barrio, pues él y su madre, viven muy cerca de allí.

Poco después, y durante la recepción sube Leonor llevando una tarta que dice es típica de su país y que a Max le encantaba.

Tras la recepción deben recogerlo todo, llorando Brian.

Algún tiempo después se mudan a Brooklyn, a la casa del padre de Brian, viendo al desembalar las cosas Kathie una bandeja, que no es suya, y recordando que es la que le llevó Leonor con su tarta el día del funeral, por lo que baja a devolvérsela.

Kathie le cuenta que es psicoterapeuta y los lunes no recibe pacientes.

Leonor le cuenta que la tienda no les va muy bien, vendiendo modelos hechos a mano, haciendo que Kathie se pruebe uno de ellos que cuesta 250 dólares, aunque le dice, le hará una rebaja.

Se lo prueba y va a enseñárselo a Jacob, aunque este, que está jugando con Antonio a la consola apenas le hace caso, recordándole su madre que tienen la norma de que no puede jugar a la consola entre semana ni acceder a Internet antes de las 5, pese a estar en verano, si bien Leonor le dice que durante las vacaciones tienen mucho tiempo libre, dejándoles que terminen el nivel.

Brian entretanto ensaya una nueva obra, "La Gaviota" y habla con Jacob sobre ello, contándole que interpreta a Trigorin, un escritor, novio de una actriz famosa.

Jacob le dice que creía que iba a dejar de trabajar de forma independiente, pues quería trabajar en Broadway y para un público amplio.

Jacob sale con Antonio y patinan juntos por el barrio, yendo hasta la casa del segundo, tardando solo 13 minutos desde una casa a la otra.

En casa de Antonio hay un hombre comiendo junto a su madre, Hernán. Ella le cuenta a este que Jake es el nieto de Max.

Jacob les cuenta que su padre es actor y su madre psicoterapeuta.

Les dice también que está contento en Broklyn, pues es más tranquilo que Manhattan, y el piso mucho más grande.

Antonio le dice luego a Jacob que a él le gustaría ser actor y a lo mejor su padre podría ayudarle, siendo su sueño ir al Instituto LaGuardia de Interpretaciones Escénicas, aunque entretanto da clases de teatro y ensayo por su cuenta, diciendo que quiere hacer una interpretación el año siguiente, diciéndole que quizá él pueda ayudarle.

Tony le cuenta que sus padres están casados pero no viven juntos y Hernán es un amigo de Chile. Su padre es enfermero y trabaja para la ONU y está en Angola.

Los Jardine se disponen a celebrar una barbacoa a la que acude Audrey, la hermana de Brian, y Jake pide que dejen a Tony quedarse a dormir luego allí, pidiéndole también permiso a Leonor, a la que Brian le dice que está contento de que su hijo contactara con Antonio, pues le cuesta hacer amigos.

Audrey aprovecha la ocasión para decirle a Leonor que su hermano y él quieren hablar con ella, aunque Leonor se excusa y dice que tiene que terminar cosas.

Brian le dice que tienen que hablar de la tienda, y le pregunta si le irá bien durante la semana, aunque ella señala que está con el inventario y esa semana no le va bien.

Durante la cena hablan, señalando Audrey que el barrio está cambiando y la tienda se está quedando anticuada, estando el contrato a punto de acabar, señalando Audrey que su asesor le dijo que por una tienda en esa zona pueden pedir 5.000 dólares y ella lleva pagando 1.100 dólares los últimos 8 años.

Tony acude a sus clases de teatro, a las que le acompaña Jake, viendo cómo Tony muestra su gran valía.

A la salida juegan, hablan con los compañeros y se divierten, siendo todo muy divertido.

Tony además del teatro juega con los chicos del barrio al fútbol como portero.

Cuando vuelve al instituto le hablan de Jake, haciéndole insinuaciones de que son maricas, diciéndole uno de sus compañeros que tiene un amigo que va al mismo instituto que Jake y le contó que es muy raro y dibuja vestidos para las chicas en el recreo, algo que hace que Tony se enfade y por lo que acaban peleándose.

Entretanto Jake y sus compañeros reciben el encargo de escribir un poema sobre alguien a quien quieran.

Tras la clase va a buscar a Tony a la tienda, pero su madre le dice que no puede salir, pues le está ayudando, diciendo Jake que habían quedado con unos amigos, preguntando ella si los mismos amigos que le pegaron a Tony, al que ve, que en efecto tiene la cara magullada, aunque este le dice que es debido a que chocó con Joey jugando al fútbol, pero que no puede salir porque tiene que ayudar a su madre con los números, pero que luego lo buscará.

Tras terminar sus ensayos, Brian va a ver a Leonor, tal como habían hablado, contándole que están arreglando la transmisión de la propiedad y solo queda firmar el contrato de la tienda, señalando Leonor que su padre nunca dio importancia a los contratos y que le hacía muy feliz tenerla allí, pues creía que su tienda aportaba glamur al barrio y estaba orgulloso de formar parte de ello.

Pero Brian le dice que el barrio está cambiando y los alquileres han subido, diciéndole Leonor que lo sabe y Max también lo sabía, pero quería que siguiera allí, a lo que Brian le responde que tampoco él quiere que se marche, y por ello han redactado un contrato nuevo, que está aún muy por debajo de los precios del mercado.

Leonor le dice que antes de seguir le va a mostrar unas fotos. En ellas está con Max el 4 de julio en su jardín, o juntos en la feria de Sain Anthony con Tony y en otras ocasiones, y le cuenta que su padre y ella eran muy buenos amigos y pasaban muy buenos ratos juntos y la consideraba parte de esa casa y del barrio y quería que se quedase allí y le asegura que ella era su familia más que él.

Brian le dice que eso es ridículo, recordándole Leonor que apenas se hablaban entre ellos, pues nunca lo visitaba, mientras que ella estaba allí cada día.

Él le pide que hablen del contrato, señalando ella que se lo dará a su abogado.

Cuando Brian sube, encuentra en su casa a Tony con Jake, al que le regaña por estar jugando a videojuegos pese a no ser fin de semana, y cuando le pregunta si puede quedarse Tony a cenar él le dice que no.

Jake, ignorante de lo ocurrido le pide permiso a su madre para poder irse él con Tony a su casa, aunque es ahora Leonor la que le dice que no puede ser, pese a su insistencia y a que aseguran que no harán ruido.

Al día siguiente Jake acude al parque donde Tony juega al fútbol. Este le cuenta que no se habla con su madre porque no le deja que lo lleve a su casa nunca más y dice que además notó que su padre tampoco quiere verlo a él pese a que no lo diga.

Jake asegura que entonces tampoco él hablará con sus padres a menos que pidan perdón.

Y cuando llega su padre a casa esa tarde le pregunta si sabe si ocurre algo con Leonor, pues la tienda está cerrada, pero Jake no habla.

Tras uno de sus ensayos Tony habla con Eva, una de sus compañeras, que le cuenta que su padre era especialista, pero que murió de un cáncer de garganta cuando ella tenía 8 años.

Luego habla con Jake al que le dice que le encantaría verla en bañador, tras lo que le pregunta quién le gusta a él, diciendo Jake que no hay ninguna, pero que escuchó a Eva decir que le gustaría ir a una discoteca light por el centro, algo que a Tony le parece muy bien, pues así podrá bailar con ella.

Una tarde Kathie baja a hablar con Leonor y le pregunta si Tony sigue sin hablarle, lo que ella le confirma, contándole que Jake tampoco les habla, pero dibuja más que nunca, lo que le va bien, porque dibuja más que nunca y le va bien, pues debe presentar un book para entrar en LaGuardia.

Kathie le dice que su trabajo es resolver conflictos y le gustaría resolver el creado entre ella y su familia, pues sabe que su marido espera sus noticias.

Kathie le dice en el patio que debe pensar que son unos nuevos ricos llegados al barrio, pero le aclara que Brian lleva mucho tiempo sin ganar dinero, habiendo sido ella quien ha mantenido a la familia, señalando Leonor que ese no es un problema suyo, diciéndole Kathie que lo sabe, y que le darán tiempo, pero necesitan ese dinero, pues necesitan que la tienda pague el alquiler.

Brian habla con su hermana Audrey, que teme que su padre les haya dejado un nuevo problema y sugiere empezar de inmediato el proceso de desahucio, aunque Brian no quiere llegar tan lejos sobre todo por los chicos, pidiéndole Brian algo más de tiempo.

Jake y Tony acuden a la discoteca para adolescentes, donde también está Eva con sus amigas bailando y divirtiéndose.

Tony se dirige a ella mientras Jake permanece en la barra bebiendo. Le pregunta a la chica si le gustaría ir a la playa con él, a lo que Eva le responde que le parece muy simpático, pero que le gustan los chicos mayores. Él le da las gracias por su sinceridad y se retira, regresando con su amigo en el metro a su barrio.

Un día, al volver a su casa, Brian ve que la tienda está cerrada, pero en el escaparate un cartel indica que busca dependiente.

Brian observa ante su mujer que Leonor no reconoce el contrato, pues no intenta negociar ni tiene planes de marcharse, por lo que se plantean cómo se lo dirán a Jake, pidiéndole Kathie que lo haga pronto.

Brian estrena finalmente su obra, acudiendo al estreno Kathie y Jake con Tony.

Brian está contento por el éxito y trata de hablar con los chicos acerca de la obra, aunque estos mantienen su actitud silenciosa, negándose a hablar, por lo que Brian se enfada y le pide que diga algo, diciéndole que sus padres son personas y cometen errores y como Tony se ríe se pregunta si cree que tiene lo necesario para ser actor, es decir, si sabe aguantar los fracasos, como cuando le digan que no podrá entrar en LaGuardia.

Brian vuelve a ver a Leonor unos días más tarde.

Ella le cuenta que el día que murió su padre se pasó por la mañana por la tienda y ella le pidió que le trajera tabaco y nunca volvió a verlo.

Recuerda que hablaban cada día, pues Max era un amigo al que podía contarle todo.

Brian le dice que espera que pueda entender que no se trata de un asunto personal, diciéndole Leonor que ella que no puede pagar el triple de lo que le pagaba a su padre, diciéndole Brian que él no gana mucho y tuvo suerte de que su padre le dejara la casa.

Leonor insiste en que su padre quería que se quedase allí, pero él le dice que además de necesitar el dinero tiene una hermana y no depende solo de él.

Leonor le dice que su padre pensaba que su hermana era la que había heredado su cerebro, tras lo que le pregunta si sabe por qué su padre no fue al último cumpleaños de su hijo, diciendo Brian que porque tenía gripe, indicando ella que esa fue su excusa, pero en realidad lo hizo porque le daba vergüenza que todo lo que había en su casa lo pagase su mujer, pues pensaba que debía ser más hombre.

Algún tiempo después Leonor recibe la visita de su compatriota Hernán con la orden de desahucio.

Leonor le dice que no sabe qué va a hacer, pues no puede pagar ese dinero y además la orden conlleva una multa por excederse, valiéndose de una cláusula del contrato, asegurándole Hernán que no hay nada más que hacer, disponiendo solo de una semana para dejar el local.

Leonor rompe a llorar, lo que hace que Tony se conmueva, corriendo a abrazarla y rompiendo su pacto de silencio.

Leonor y Tony suben por la noche a casa de los Jardine. Tony pasa a ver a Jake, que sale al momento indignado, diciéndoles que Tony le ha contadoo que los van a desahuciar y está muy enfadado, pues señala que el alquiler es demasiado caro para Leonor, no entendiendo que no se lo dijeran antes, debiendo recordarle su padre que lo intentaron, pero él no les hablaba, recordando Jake que el abuelo quería que estuvieran allí, señalando Brian que el abuelo les dejó la tienda a él y a su tía Audrey.

Jake propone una idea. Volver a su antiguo piso y alquilar el de Brooklyn y darle el alquiler del piso en que viven a su tía, pues Tony y él irán juntos al Instituto LaGuardia y así no tendrá que coger el metro, podrá ir andando al instituto y él al teatro, señalándole en ese momento que aunque no se lo dijeron en su momento les encantó su obra tanto a Tony como a él.

Algún tiempo después Jake se acerca patinando hasta el local, ahora vacío y con un cartel de alquiler, al que se asoma.

Va luego hasta el parque donde los chicos juegan al fútbol, aunque no está Tony.

Se aleja patinando hasta que unas horas más tarde va a recogerlo su padre, pues se cayó y se hizo una herida, habiéndolo auxiliado el policía que lo llamó.

Jake sigue trabajando en sus dibujos, preguntándole su padre por su book, diciéndole este que le falta un solo dibujo.

Brian le recuerda la historia de su amiga Tina, con la que fue al instituto y de la que asegura que había nacido para ser bailarina y fue a un conservatorio muy bueno, pero siempre que la veía llevaba el brazo en cabestrillo o iba con muletas.

Se la encontró años más tarde y vio que había perdido la forma y ya no bailaba.

Le dice que Tina entrenaba demasiado y no confiaba en sus capacidades naturales y por eso no llegó a nada, asegurándole que conocerá a gente con mucho talento, pero que no todos estarán dotados para ser artistas, pues eso exige saber cuándo esforzarse y cuándo relajarse.

Le asegura que les encantará su carpeta de dibujos y les gustará él y que lo pasará bien y tendrá retos y descubrirá si tiene ese equilibrio.

Le pregunta también si sabe si Tony se presentará, pero dice que no lo sabe.

Brian le dice que lamenta no haber sabido resolver ese tema de otra manera.

Algún tiempo después, Jake, ya en LaGuardia acude con otro grupo de estudiantes a un museo, viendo al otro lado del patio a Tony con un grupo de compañeros de su instituto, al que sigue yendo, y que han ido a una visita.

Jake lo observa desde lejos mientras Tony se aleja antes de volver con su grupo, hasta una sala en la que se colocan para copiar uno de los cuadros.

Calificación: 3