Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Wall Street. El dinero nunca duerme


Wall Street. Money never sleeps (2010) * USA

Duración: 133 min.

Música: Craig Armstrong

Fotografía: Rodrigo Prieto

Guión: Allan Loeb y Stephen Schiff

Dirección: Oliver Stone

Intérpretes: Michael Douglas (Gordon Gekko), Shia LaBeouf (Jake Moore), Josh Brolin (Bretton James), Carey Mulligan (Winnie Gekko), Susan Sarandon (Sylvia Moore), Frank Langella (Louis Zabel), Eli Wallach (Jules), Vanessa Ferlito (Audrey).

En 2001, y tras ocho años en la cárcel por abuso de información privilegiada y fraude de valores, Gordon Gekko sale en libertad, no acudiendo nadie a buscarlo.

Siete años más tarde Gekko promociona su nuevo libro "¿La codicia es buena?", donde advierte de la gestación de una fuerte crisis económica.

Su hija Winnie, que trabaja en una web de noticias progresista vive con Jacob Moore, un joven bróker que trabaja en la compañía Keller Zabel Inversiones (KZI), siendo su mentor el director de esta, Louis Zabel, que apoya su idea de invertir en energías alternativas, y más concretamente en la empresa United Fusion, que dirige el Dr. Masters.

Zabel le entrega un cheque por 1.450.000 dólares por las comisiones generadas con su trabajo, gastándose lo que resta del millón en un anillo para Winnie.

El millón restante decide invertirlo en la compañía para la que trabaja para demostrar que confía en ella frente a los crecientes rumores de que la empresa tiene una situación económica muy complicada, acabando por perder su dinero cuando las acciones empiezan a desplomarse debido a los rumores de que la empresa tenía buena parte de sus activos invertidos en deuda tóxicas.

Zabel trata entonces de solicitar un rescate del resto de los bancos de Wall Street, ya que su último recurso, que era una compañía china con la que estaba negociando, finalmente se retiró, aunque Bretton James, jefe de Churchill Schwartz, una compañía rival, solo le permite una salida. Comprará las acciones de KZI por tres dólares - pese a que solo un mes antes valían 79 - y Zabel tendrá que dejar la empresa.

A la mañana siguiente Louis Zabel se suicida saltando delante de un tren del metro porque no puede soportar la vergüenza de haber perdido su empresa.

Cuando Winnie regresa tras una semana en Washington montando su nuevo portal de noticias, "La verdad congelada" encuentra a Jacob abatido y triste, aunque con una nueva ilusión. Le propone que se case con él, lo que ella acepta pese a haber sido hasta entonces contrario al mismo y pese a que Jacob está sin trabajo.

Jacob acude a una conferencia pronunciada por Gordon Gekko, al que se acerca tras la misma contándole que es novio de su hija y le da una pista sobre James y sus motivos para desear acabar con Zabel, diciéndole que investigue las noticias financieras del 2000, comprobando que, en efecto, en aquel año Churchill Schwartz estuvo a punto de desaparecer debido a que invirtió demasiado dinero en la burbuja de Internet, debiendo ser rescatados por los restantes bancos, a lo que Zabel se negó, motivo por el que James estaba resentido con él.

Ante las evidencias, y sabiendo que James se benefició de la caída de KZI, Jacob decide vengar el suicidio de Louis Zabel extendiendo el rumor de que el presidente de Guinea Ecuatorial va a nacionalizar el petróleo en ese país, donde Churchill Schwartz tenía importantes inversiones, perdiendo debido a ello la compañía hasta un 19%.

Pese a ello Brettom James no solo no parece guardarle rencor, sino que, valorando su gesto de lealtad hacia su jefe le ofrece un puesto de trabajo reconociendo que su empresa necesita a alguien experto en energías alternativas.

Jacob debe lidiar también con su madre, que constantemente le pide dinero debido a su afición por invertir en proyectos inmobiliarios ruinosos, recriminándole su hijo que dejara su trabajo como enfermera, con el que ayudaba a la gente, por la inmobiliaria.

Jacob consigue convencer a Winnie para cenar con su padre - a cambio este se ofreció a informarse sobre Bretton y la compañía en que este desea invertir -, aunque antes de que les sirvan ella se marcha y le pide a Jacob que haga lo mismo para evitar que los hunda.

En su nuevo trabajo, Moore destaca cuando convence a un grupo inversor chino para entrar en el negocio de la fusión, dejando impresionado a James por su capacidad de iniciativa.

Paralelamente sigue viendo a Gekko que le dice que existen indicios de que James está negociando a través de una empresa propia al margen de Churchill Schwartz, pidiéndole a cambio de su ayuda que busque la forma de volver a ver a su hija, lo que sucederá durante una cena benéfica, donde se encontrarán de forma, aparentemente, casual, aunque Gekko no puede evitar que su hija se vaya al llegar él.

Pero poco después la encuentra sentada en la escalera exterior y hablan, echándole él en cara que no cumpliera su promesa de ir a Suiza con él cuando saliera de la cárcel, a lo que ella le responde que entonces no se había muerto aun su hermano de sobredosis, y que en buena parte ese problema se debió a que él no estaba con ellos para ayudarlo.

Gekko se defiende diciendo que usó dinero e influencias para tratar de salvar a su hermano, pidiéndole que deje de sentirse culpable, consiguiendo finalmente hacer las paces con ella.

Llega entonces el caos a Wall Street y todas las acciones empiezan a caer en picado, calculando James que puede haber alrededor de 800.000 millones en pérdidas, de dinero que nadie sabe dónde está, al haber sido invertido en valores sin respaldo real, por lo que se espera que el estado acuda para realizar el mayor rescate financiero de la historia.

Y en medio de ese caos, Winnie le anuncia a Jacob que está embarazada.

Bretton reta a Jacob a una carrera de motos informándole tras ella de que el dinero que consiguió atraer, de los chinos no irá a United Fussion, tal como se había comprometido, sino a otra empresa de energías alternativas, llegando Jacob a la conclusión de que solo desean defender sus inversiones petrolíferas no importándole la sostenibilidad del planeta.

Discuten, recalcándole Jacob a Bretton que no le considera su mentor, que este fue Zabel, y se suicidó por su culpa, ante lo que Bretton, decepcionado, lo despide.

En su siguiente visita a Gekko este le informa de que James hizo buena parte de su fortuna con las subprimes, pese a que era evidente que la burbuja inmobiliaria acabaría estallando y que el dinero de las hipotecas no sería recuperable, pese a lo cual especularon con ellas, consiguiendo tras ello que el estado los rescatara sin llegar a perder nada realmente.

Y en esa entrevista Gekko le informa además de que Winnie posee una cuenta en Suiza con 100 millones, de la que él no sabía nada.

Al enterarse de ello, Jacob trata de convencer a Winnie para que le ayude para poder utilizar ese dinero a favor de las energías alternativas impulsadas por United Fusion, a lo que ella se niega, ya que considera que aquel es dinero sucio y ella desea donarlo a alguna ONG, diciéndole Jacob que, aunque lo done, ha estado durante años defraudando al fisco por no haber declarado la existencia de ese dinero, lo que puede llevarla a prisión, consiguiendo convencerla finalmente para que viaje a Suiza y traspase su dinero a la cuenta de su padre para que este pueda introducirlo en Estados Unidos.

Pero tras hacerlo recibe una llamada del Dr. Master en la que le informa de que no le ha llegado el dinero, ante lo que Jacob decide ir a hablar con Gekko, descubriendo que este se ha ido de su apartamento, comprendiendo solo entonces que los ha engañado, cosa que le duele profundamente, pero que a Winnie no le sorprende.

Jacob le cuenta entonces que le ha mentido y que estuvo en contacto con su padre durante todo el tiempo, ante lo que ella, decepcionada por su desconfianza decide separarse.

Pero Jacob no se resigna y viaja hasta Londres, donde Gekko ha conseguido retomar su actividad inversora, convirtiendo los 100 millones iniciales en 1.000 más, echándole en cara que traicionara a su propia hija, ante lo que Gekko le muestra su resentimiento por haber pasado tanto tiempo en la cárcel sin que nadie le esperara a la salida.

Pese a su nula predisposición a rectificar Jacpb le muestra un video con la ecografía de su nieto para obligarle a replantearse su sentido de la familia.

Jacob elabora un informe con todo lo descubierto sobre el entramado de James y su culpabilidad en el suicidio de Zabel y se lo entrega a Winnie para que lo publique en "La verdad congelada", siendo todo un bombazo que corre de boca en boca entre los inversores, y, sobre todo entre sus propios socios, que, tras descubrir que James operaba al margen de Churchill Schwartz, lo dejan de apoyar, pactando para evitar su caída, con Gekko mientras James comienza a ser investigado por evasión de impuestos.

La crisis hace que la madre de Jacob deba dejar sus negocios inmobiliarios para volver a trabajar como enfermera.

Su hijo va a ver a Winnie para agradecerle que publicara su artículo, gracias al cual algunos inversores volvieron a confiar en United Fusion, y le pide que le permita tocar su tripa tras lo que le dice que la echa de menos, aunque no sabe cómo arreglarlo.

Aparece entonces Gekko dispuesto a tratar de reconciliarse de nuevo con su hija. Le dice que desea devolverle su dinero, aunque, como sabía que ella diría que no le importa, lo hizo invirtiéndolo en United Fusion, aunque sin decir de dónde provenían los fondos

Cuando se va, finalmente Winnie y Jacob vuelven a besarse.

Algún tiempo después se celebra la fiesta del primer cumpleaños de Louie, el hijo de Jacob y Winnie, a la que acuden, además del Dr. Masters, la madre de Jacob y el padre de Winnie

Calificación: 2