Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

War horse (Caballo de batalla)


War horse (2011) * USA / Gran Bretaña

          También conocida como:
                    - "Caballo de guerra" (Hispanoamérica)

Duración: 148 min.

Música: John Williams

Fotografía: Janusz Kaminski

Guión: Lee Hall y Richard Curtis (N.: Michael Morpurgo)

Dirección: Steven Spiellberg

Intérpretes: Jeremy Irvine (Albert Narracott), Peter Mullan (Ted Narracott), Emily Watson (Rose Narracott), Niels Arestrup (Abuelo de Emily), David Thewlis (Lyons), Tom Hiddleston (Capitán Nicholls), Benedict Cumberbatch (Mayor Jamie Stewart), Celine Buckens (Emilie), Toby Kebbell (Geordie), Patrick Kennedy (teniente Waverley), Leonard Carow (Michael), David Kross (Gunther), Matt Milne (Andrew), Robert Emms (David Lyons), Eddie Marsan (Sargento Fry).

1912. Devon, Inglaterra. Un adolescente, Albert Narracott es testigo del nacimiento de un potrillo muy cerca de su casa, al que verá crecer.

Poco después el caballo es llevado a subasta y Ted, el padre de Albert decide comprarlo pese a que lo que necesita es un animal de tiro, ofreciendo por él 30 guineas, siendo tachado por sus convecinos así como por Rose, su mujer, de loco por el alto precio pagado, lo que les impedirá poder pagar el alquiler de su granja a Lyons, debiendo pedirle una prórroga hasta octubre, convencido de que conseguirá arar su tierra con ese caballo y Lyons acepta, aunque advirtiéndole que si no lo consigue le quitará la granja y el caballo.

Albert, encantado con el caballo, al que pone el nombre de Joey, se compromete con su madre a domarlo en un solo mes, ante la amenaza de esta de venderlo si no lo consigue.

Albert se emplea a fondo con el caballo, al que consigue atraer con la comida, consiguiendo que el caballo vaya hacia él cuando le silba, aunque no se deja poner el arnés, por lo que Ted, desesperado al ver la situación decide acabar con el caballo, pues dice que si no le sirve para arar, tampoco le sirve para nada, debiendo evitar Albert su muerte interponiéndose y consiguiendo ponerle el arnés intentando arar el pedregoso terreno, acudiendo a ver el acontecimiento la mayoría de sus convecinos, que cómo cuando el muchacho le da con el látigo al animal, este sale corriendo y arrastrándolo, pese a lo cual Albert insiste, aunque al ser el terreno un pedregal no consigue que se hunda el arado, por lo que Ryans les dice que deben desalojar la granja antes del jueves.

Pero entonces comienza a llover y el terreno se ablanda, con lo que finalmente consigue arar el terreno a pesar de acabar magullados caballo y niño.

Tras ello Rose habla con su hijo. Cree que este piensa que su padre no es más que un borracho. Pero le muestra entonces unas medallas que obtuvo en Sudáfrica durante la guerra de los Boers, donde era sargento, y donde, tras ser herido, obtuvo la Medalla de Conducta Distinguida.

Le entrega también un banderín de su regimiento, y le dice que pese a sus medallas su padre no está orgulloso de lo que ocurrió durante la guerra y que ella guardó todas esas cosas cuando él quiso deshacerse de ellas.

Con su caballo, Albert desafía a David, hijo de Lyons y único muchacho del pueblo que tiene coche, dejando admirada a la chica que va con aquel al ser más rápido que el coche, aunque acaba cayéndose cuando, al llegar a una valla Joey no se atreve a saltar.

Pero todo su trabajo queda arruinado cuando una terrible tormenta destroza su plantación de nabos, no pudiendo hacer frente al pago del alquiler, por lo que, ante el estallido de la guerra con Alemania, Ted decide, sin contarle nada a Albert, vender a Joey a un oficial del ejército, el teniente Nicholls por 30 guineas, con las que podrá pagar el alquiler.

Albert llega tarde y le pide a Nicholls que no lo compre, pues solo lo obedece a él y además no es bueno para el ejército, pues se asustará con el ruido de las bombas, ante lo que el teniente le promete que lo cuidará tanto como él, y si puede se lo devolverá tras la guerra, pese a lo cual Albert trata de alistarse para poder ir con su caballo, aunque por su edad no le permiten hacerlo. Lo que hará es atar el banderín de su padre a las bridas del caballo.

El caballo mostrará muy pronto ser un prodigio, y en su primer carrera con otro extraordinario caballo sale triunfante.

La caballería es trasladada a Francia, y entran en combate, cargando contra un campamento de soldados alemanes sorprendiéndolos, en lo que parece será un fácil triunfo, hasta que los alemanes reaccionan masacrando a la anticuada caballería, cuyos sables son poco efectivos frente a las ametralladoras, muriendo cientos de soldados y caballos, siendo uno de los fallecidos el teniente Nicholls.

A los alemanes, no les interesan los caballos, aunque un soldado propone que los utilicen para tirar de las ambulancias, si bien cuando intentan ponerles el arnés lo rechazan, pues no son caballos de tiro y no están acostumbrados, salvando su vida gracias a Joey, que le muestra a Topthorn, otro caballo negro con el que se encariñó desde que corrieron juntos, a dejarse poner el arnés.

Albert recibe entretanto una carta. La que le escribió Nicholls antes de morir, con dibujos de su caballo, poniéndose triste al ignorar ya su paradero.

Los encargados del cuidado de los caballos son Gunther y su hermano Michael, de tan solo 14 años, hasta que los separarán, al ser destinado el pequeño a infantería, entregándole Gunther, como amuleto de buena suerte, el banderín del padre de Albert al no poder convencerle para que se quede.

Pero poco después, Gunther monta a Joey llevando a su lado a Topthorn, y recoge a su hermano, que sube sobre este, huyendo juntos hasta Italia, refugiándose en un molino, donde son sorprendidos y fusilados por su deserción.

Al día siguiente una niña huérfana francesa que vive con su abuelo en la granja cercana, Emily, descubre a los dos caballos en el molino, considerándolos un regalo.

Muy contenta trata de conseguir enseñar a saltar a Joey, si bien la llegada de los alemanes a la región les obliga a esconderlos, ante el temor de que se los lleven como hacen con todas las provisiones de la población, consiguiendo evitar que los vean al esconderlos la niña en su propia habitación.

Al día siguiente su abuelo le deja que monte a Joey, entregándole la silla de montar de su madre, saliendo la niña a galope, perdiéndola el abuelo de vista, por lo que, al ver que esta no regresa corre hacia la colina, descubriendo que tras esta se encuentran los soldados alemanes, los cuales les confiscan los caballos, que utilizarán para tirar de la artillería, donde los caballos no suelen durar más de dos meses, quedándose el abuelo el banderín.

El oficial al mando ordena que enganchen a Topthorn para tirar, tratando Joey de evitar que lo enganchen, ofreciéndose él ya que su compañero tiene una pata herida.

Algún tiempo después, en 1918, coinciden en las trincheras francesas del Somme Albert y su mejor amigo, Andrew Easton con David Lyons.

La batalla es demasiado dura, pese a lo cual los soldados ingleses consiguen llegar hasta las trincheras alemanas, donde no encuentran a ninguno de sus enemigos, siendo sorprendidos por la explosión de una bomba de gas.

Finalmente Topthorn cae rendido, logrando sobrevivir Joey gracias a que la llegada de los soldados ingleses permite que su cuidador lo deje libre, si bien se ve acorralado por un tanque, liberándose tras saltar por encima del carro blindado, galopando en medio de la tierra de nadie, hasta que su carrera es frenada por una alambrada de espino.

Cuando los soldados lo ven empiezan a llamarlo tanto desde una trinchera como desde la otra, hasta que finalmente Collin, un cabo británico saca una bandera blanca y se dirige hacia el animal, aunque no logra liberarlo, saliendo entonces desde las trincheras alemanas otro soldado que colabora con él, logrando finalmente liberar al animal, del alambre, decidiendo una moneda lanzada al aire que sea Colin quien se lo lleve a sus trincheras.

Feliz por su hazaña, y considerando al caballo un animal mágico, Collin se lo lleva al médico, que asegura que la pata del caballo no se curará, por lo que ordena al sargento Fry que lo sacrifiquen.

En el hospital se encuentra Albert, que debido al ataque de gas mostaza perdió temporalmente la vista, habiendo muerto su amigo, Andrew como consecuencia del mismo..

Tras oír la extraña y milagrosa historia del caballo y cuando están a punto de sacrificarlo, Albert silba como lo hacía cuando Joey no era más que un potro, viendo todos cómo el caballo se mueve al escuchar el silbido, yendo finalmente hasta él, que, pese a su ceguera describe al caballo, comprobando todos, tras limpiar sus patas y su testuz, que tiene los cuatro calcetines blancos descritos por Albert y la estrella sobre su frente.

Visto que de verdad es un caballo milagroso, el médico accede a tratar de curarlo como si de un soldado más se tratase.

Llega poco después el fin de la guerra, y con el mismo, órdenes para que se vendan todos los caballos del ejército, lo que los compañeros de Albert consideran injusto, haciendo una colecta para que, aunque se subaste, pueda él adquirirlo.

Durante la subasta debe pujar contra un carnicero, llegando a ofrecer 30 libras, que es todo lo que recaudaron, hasta que de pronto llega una persona que ofrece 100.

Albert y sus amigos tratan de hablar con el hombre que adquirió el caballo para explicarle lo que Joey significa para él, diciéndole el anciano que es más importante para él, pues es lo único que le queda de su nieta Emily, muerta durante la guerra.

Pero cuando se alejan. Joey regresa junto a Albert, que se lo devuelve al anciano, el cual le muestra entonces el banderín de su padre, que Albert daba por perdido devolviéndole el anciano al conocer la historia del mismo tanto el estandarte como a Joey, diciéndole que es lo que Emily hubiera preferido.

Así Albert podrá regresar a la granja junto a sus padres, abrazando primero a su madre y después, y tras entregarle su estandarte, a su padre.

Calificación: 3