Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Winter's bone
Winter's bone

Winter's bone (2010) * USA

          También conocida como:
                    - "Lazos de sangre" (Argentina, Chile, Colombia, Perú Uruguay)
                    - "Invierno profundo" (México)

Duración: 100 Min.

Música: Dikkon Hinchliffe

Fotografía: Michael McDonough

Guión: Debra Granik y Anne Rosellini (N.: Daniel Woodrell).

Dirección: Debra Granik

Intérpretes: Jennifer Lawrence (Ree Dolly), John Hawkes (Teardrop), Lauren Sweetser (Gail), Garret Dillahunt (Sheriff Baskin), Dale Dickey (Merab), Shelley Waggener (Sonya), Kevin Breznahan (Little Arthur), Isaiah Stone (Sonny), Ashlee Thompson (Ashlee), Tate Taylor (Mike Satterfield), Sheryl Lee (April), Valerie Richards (Connie), William White (Blond Milton), Cinnamon Schultz (Victoria), Casey MacLaren (Megan).

Los niños Ashley y Sonny juegan en la parte trasera de su casa de la meseta de Ozark en Missouri vigilados por su hermana mayor Ree, de 17 años, que a veces juega con ellos y otras lava, tiende o hace la comida, debiendo cuidar además de su madre, que tiene problemas mentales y que ni siquiera habla.

Ree lleva a sus hermanos al colegio y va ella misma al instituto donde puede observar cómo los marines tratan de reclutar gente, viendo cómo desfilan.

Pero no tienen apenas dinero para comer y recurre a su vecina Sonya a la que le pide que mantenga a su yegua con sus caballos, ya que no tiene nada que pueda darle de comer.

Un día aparece el sheriff Baskin que le dice que debe hablar con su madre, aunque cuando se da cuenta del estado de esta, habla finalmente con ella a la que le informa que ha estado buscando a su padre, en situación de libertad bajo fianza por "cocinar" crank, porque debe presentarse la semana siguiente en el juzgado, pues de no hacerlo perderán su casa y las hectáreas de bosque, ya que él lo puso todo como fianza, asegurando ella que lo encontrará pese a que el propio sheriff fuera incapaz de hacerlo.

Los observan mientras hablan sus vecinos que despellejan un cordero, señalando Sonny que le deberían pedir un poco, aunque Ree le dice que no deben pedir, y deben esperar a que se lo ofrezcan.

Y en efecto aparece Sonya esa noche llevándoles carne y patatas para un estofado, aunque con intención de enterarse de qué deseaba el sheriff.

Empieza tras ello la búsqueda de su padre, acudiendo primero a casa de su amiga Gail, que espera que la ayude, pues desea ir hasta la frontera de Arkansas y necesita la furgoneta de Floyd, su marido, aunque Gail se queja de que la familia de su marido la vigilan constantemente, aunque Floyd le pide que no critique a sus padres, pues si tienen un techo es gracias a ellos, negándoles la furgoneta.

Ree se siente decepcionada por la forma de actuar de su amiga que se excusa diciendo que las cosas son diferentes cuando estás casada y tienes un hijo.

Va tras ello a casa de su tío "Teardrop" y de Victoria y les cuenta que debe buscar a su padre, aunque su tío le dice que no debe buscarlo, pues es su padre quien debe decidir si quiere ir o no ir a la cárcel.

Se muestra dispuesta a hablar con Little Arthur, pues cree que él sabrá algo, aunque su tío le dice que no le pregunte por algo que Little Arthur no quiere contestar, recordando Ree que son de la misma sangre, aunque su tío le dice que esa sangre ya está aguada, tratando Victoria de mediar y pidiéndole que hable él con Little Arthur, a lo que Teardrop se niega, reaccionando violentamente y cogiéndola por la garganta cuando Ree trata de insistir.

Antes de marcharse Victoria le da unos billetes que le entregó su tío para ella, pidiéndole que no se aleje de su casa.

Pero pese a todo decide ir a ver a Little Arthur, siendo recibida por Megan, que la lleva hasta la caravana de este aunque le advierte que si observa que Little Arthur ha estado consumiendo crank durante varios días debe alejarse.

Pero ese día las recibe de buen humor, pese a lo cual le dice a Ree que no ha vuelto a ver a su padre desde el verano en su casa y que no sabe a dónde solía ir cuando salía de casa, diciéndole que se lo dirá si lo ve.

Megan le dice que vaya a la colina para intentar hablar con Thump Milton, aunque sabe que no suele hablar con alguien, asegurándole Ree que a ese hombre le tiene más miedo que a los demás, algo que Megan entiende, pues ella misma se lo tiene pese a que es su abuelo.

Sube para verlo siendo recibido por Merab que le dice que Thump no quiere verla, pues no desea meterse en líos y que hacerlo solo le serviría para crear testigos, pues sabe ya que estuvo con Megan y con Little Arthur y no le interesa lo que va a preguntarle, ante lo que ella apela a sus lazos de sangre, lo que provoca que Merab entre en cólera y le pide que se vaya o se acordará de ella.

Mientras prepara la cena un poco más tarde va a buscarla su vecino Milton el Rubio, el marido de Sonya, que le pide de malos modos que suba con él en su camioneta, llevándola hasta una antigua casa calcinada debido a una explosión, explicándole que en ese lugar era donde su padre cocinaba la metanfetamina hasta que accidentalmente explotó, habiendo muerto allí carbonizado su padre, aunque Ree duda que eso le ocurriera a alguien con la experiencia de su padre, decidiendo bajar de la furgoneta para ver el lugar pese a que su vecino le advierte que es peligroso.

Le dice que sabe que vivir sin Jessup será muy duro para ellos, pero que él como primo de su padre ha hablado con Sonya y cree que podrán hacerse cargo de Sonny y cuidarlo, y tal vez más adelante puedan hacer lo mismo con Ashley, a lo que Ree se niega, haciéndole ver además que no es estúpida, y que la hierba que crecía en la casa calcinada era tan alta que la explosión debió suceder por lo menos un año antes.

Ree enseña a sus hermanos a disparar cuando aparece Gail con su bebé, que le explica a su amiga que le ha cogido la camioneta a Floyd, diciéndole Ree que ha vuelta a ser como ella creía que era.

Parten tras ello hacia la frontera, yendo a una casa donde encuentran a un grupo de personas que tocan y escuchan música mientras una mujer canta.

La propietaria de la casa, April las lleva hasta otra habitación para hablar y les dice que ya no sale con Jessup, que se topó con él un par de meses antes por casualidad y la llama se reavivó durante un par de días, tras los cuales él volvió a marcharse.

Lo vio unas semanas después con tres tipos, estando segura de que ocurría algo malo, pues la miró como si no la conociera.

Ree sale de nuevo con sus hermanos al bosque, donde cazan ardillas que más tarde comerán tras quitarles la piel y freírlas.

Le cuenta también que el coche de su padre apareció quemado junto al lago y aunque no quedaba nada dentro ella comprende que lo han matado.

Él le dice que el juicio fue esa mañana y su padre no se presentó.

Tras darle algo de dinero le dice que debe cortar los árboles que le pertenecen y venderlos para conseguir dinero, pues eso es lo primero que harán cuando se hagan con el terreno los nuevos propietarios, sin importarles que sean árboles centenarios.

Ree lleva a su madre a dar un paseo en el bosque, empezando a llorar tras expresarle su desconcierto pidiéndole que la ayude, pues no sabe qué hacer, aunque su madre sigue sin responder.

Cuando regresan ve un coche extraño en la entrada, que se presenta como Mike Satterfield, de la compañía de fianzas que adelantó la de Jessup, el cual se fugó, asegurando Ree que no lo hizo, asegurando ella que no fue al juicio porque ha muerto.

El hombre le cuenta que a su padre no le llegaba ni con su casa y sus propiedades para la fianza, pero que entonces apareció un desconocido con una bolsa cargada de dinero y consiguió que saliera libre, aunque no sabe decirle quién fue.

Le dice tras ello que dispone de una semana para abandonar la casa a no ser que aparezca el cuerpo de su padre.

Tratando de evitar el desahucio, Ree acude a una subasta de animales para trata de hablar con Thump Milton, que está allí, aunque el hombre se marcha pese a que ella le grita y lo persigue.

Pero no se da por vencida y esa noche se acerca de nuevo a su casa, donde sale Merab a su encuentro, lanzándole una taza de café caliente a la cara, siendo cogida tras ello por otras dos mujeres que la llevan hasta el establo, donde la golpean.

Cuando recupera la consciencia observa que ha perdido un diente y que está rodeada de personas del pueblo, entre los que se encuentran Little Arthur y Megan, que dicen que le advirtieron y ella no ha hecho caso, preguntándose qué deben hacer con ella, respondiendo ella que matarla, algo que Megan asegura han pensado ya, diciendo ella que también pueden ayudarla.

Llega entonces Thump que le dice que si tiene algo que decir debe hacerlo en ese momento, insistiendo ella en su historia de que tiene a dos niños que no pueden mantenerse solos y una madre que está enferma y que pronto estarán en la calle y que no puede cuidar de los niños y de su madre sin tener una casa, y que si su padre hizo algo malo ya lo pagó, no importándole lo que hiciera ni quién lo matara, pues solo necesita ayuda.

Thump y los hombres salen para deliberar, llegando entonces Teardrop, que al ver a su sobrina pregunta si le han pegado, asegurando Merab que no la ha tocado ningún hombre y que los que le pegaron fueron ella y sus hermanas.

Teardrop dice tras ello que no ha protestado por lo que le ocurriera a su hermano, que sabe que actuó contra sus costumbres, pero que ella no es su hermano ni hizo nada, por lo que se la llevará, asegurando que responderá por ella y por sus actos, asegurando él que la chica nunca le dirá nada a nadie, dejando ellos que se la lleve.

Una vez en la furgoneta, Teardrop le explica que su padre empezó a hablar con el sheriff, pues no pudo afrontar el último tiempo de cárcel y desde entonces lo han estado vigilando también a él para ver si daba algún paso en falso.

Dice no saber quién mató a su padre, aunque le dice que si alguna vez ella lo sabe no debe decírselo, pues saberlo supondría que lo mataran a él también.

La lleva hasta su casa donde la espera su amiga Gail, llevándole Sonya unos analgésicos fuertes para que pueda descansar sin que se lo impidan los dolores.

A la mañana siguiente habla con Gale, contándole el ofrecimiento de Milton el Rubio de quedarse con Sonny, algo que no desea, pensando que deberá hablar con Teardrop para que se queden él y Victoria con Ashley.

Buscando una salida, Ree acude a la oficina de reclutamiento con la intención de alistarse, aunque lo primero que pregunta es cuándo le darían los 40.000 dólares que entregan por alistarse a su familia, respondiéndole el reclutador que entre 14 y 82 semanas, aunque, como es menor necesita de la firma de sus padres para poder ser reclutada, haciéndole ver que si se alista no puede llevarse a sus hermanos ni al campamento ni al frente, por lo que le dice que se piense mejor lo de alistarse y espere a tener 18 años y que no lo haga solo por dinero.

Su tío va a visitarla asegurando que está cansado de esperar y que va a pincharlos para que los hombres que mataron a su padre le ayuden a encontrarlo.

Van hasta un bar donde Teardrop entra para hablar con varios hombres que se niegan a decirle nada, procediendo a sacar un hacha del coche y comenzando a golpear con ella el coche de uno de ellos antes de marcharse mientras escucha los insultos y amenazas de los hombres.

De vuelta paran en un cementerio, tratando de ver si hay en él tierra removida donde puedan haber enterrado a alguien de forma reciente, aunque no la encuentran.

De regreso a su casa son detenidos por el sheriff, que le pide que se baje del coche, a lo que Teardrop se niega a hacerlo, preguntándole por qué contó lo de su hermano al que mataron por su culpa.

El sheriff le pide de nuevo que se baje amenazándolo con su arma, prefiriendo no obedecer pese al peligro y arrancar sin que nada suceda.

Ree le dice que se siente muy avergonzada de su padre, diciéndole su tío que les quería mucho a ellos, aunque reconoce su tío que su padre se convirtió en un soplón.

Ree comienza a quemar las cosas que piensa que no podrá llevarse cuando recibe la visita de Merab y sus hermanas que le dicen que ellas pueden ayudarle a resolver sus problemas llevándola hasta el lugar donde están los restos de su padre, pues desean que cesen ya los rumores que hablan de ellos y los acusan de su situación, asegurándoles Ree que ella no ha dicho nada, diciendo Merab que lo sabe.

La hacen subir en un coche y le tapan la cabeza con un saco hasta que llegan a un estanque donde se lo quitan, aunque le advierten que si conoce el sitio donde está debe olvidarlo, subiéndola en una barca con la que la llevan hasta un lugar donde el agua no es muy profunda, y donde está el cadáver de su padre, pidiéndole una vez allí que meta sus manos en el agua y tire de las manos de su padre, ayudándole Merab a cortar sus brazos con una motosierra, diciéndole que necesita ambas manos, pues si se quedara con una sola podrían pensar que se la cortó para conservar la casa.

Una vez que se hacen con ambas manos dejan el resto del cadáver en el agua y se marchan, acudiendo con los restos de su padre a ver al sheriff al que se los entrega, contándole que alguien los lanzó al porche de su casa.

El sheriff le dice que las llevará al laboratorio para que los examinen, asegurándole que no disparó la noche anterior a su tío porque estaba ella en la camioneta, pidiéndole que no cuente esa historia a nadie.

Su tío les lleva unos pollitos a los niños para que los críen, apareciendo en ese momento Satterfield, el fiador, el cual le entrega un sobre con dinero.

Paralizado el desahucio de su casa, y tras descontar la parte que les correspondía a ellos, le entregan la parte que entregó en metálico el desconocido fiador de su padre y que le pertenece ahora a ella.

Los niños le piden a su tío que toque el banjo para ellos, y aunque lo hace, dice que no se le da tan bien como a su padre, diciéndole a Ree antes de marcharse que sabe ya quién mató a su padre.

Ree le dice que se quede el banjo, diciéndole él que prefiere que se lo cuide ella.

Una vez solos, Sonny le pregunta a su hermana si le dieron ese dinero por irse al ejército, diciendo ella que no los dejará y que no irá a ninguna parte.

Calificación: 3