Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Yo confieso

I confess (1953) * USA / Canadá

          También conocida como:
                    - "Mi secreto me condena" (Hispanoamérica)

Duración: 95 min.

Música: Dimitri Tiomkin

Fotografía: Robert Burks

Guión: George Tabori, William Archibald (N.: Paul Anthelme)

Dirección: Alfred Hitchcock

Intérpretes: Montgomery Clift (Michael William Logan), Anne Baxter (Ruth Grandfort), Karl Malden (Inspector Larrue), Brian Aherne (Willy Robertson), O. E. Hasse (Otto Keller), Dolly Haas (Alma Keller), Roger Dann (Pierre Grandfort), Charles André (Padre Millars), Gilles Pelletier (Padre Benoît).

Otto Keller, emigrante alemán que trabaja como sacristán en una iglesia de Quebec, le pide al padre Michael William Logan, que le confiese, contándole en la confesión que tras ser sorprendido robando en casa de Villette, un abogado para el que trabajaba como jardinero, lo asesinó.

El robo lo hizo ataviado con una sotana y unas niñas lo vieron salir, por lo que de inmediato las sospechas acaban recayendo sobre el propio Logan, único sacerdote de la rectoría sin coartada, al no poder rebelar su secreto de confesión.

El inspector Larrue, encargado de la investigación le ve además al día siguiente frente a la casa del asesinado hablando con Ruth Grandfort, una mujer que también se dirigía a la casa del muerto y a la que Logan disuade de entrar.

Pierre, el marido de Ruth es abogado y amigo del fiscal, enterándose gracias a este de que las sospechas recaen sobre Logan, por lo que al día siguiente le cuenta a este las sospechas, siendo vistos de nuevo juntos por la policía, lo que hace que aumenten las sospechas sobre él, por lo que Ruth decide testificar exculpando a Logan, dado que estaba con ella a la hora del crimen debido que Villette les estaba chantajeando.

Ruth y Logan fueron novios en el pasado, hasta que él partió al frente y pareció olvidarse de ella, por lo que decidió casarse con Pierre.

Pero cuando él regresó, reanudaron su romance sin contarle ella su situación de casada hasta que un día les descubrió Villette ocultándose de la lluvia en su invernadero, y descubriendo la situación, tras lo cual rompieron definitivamente su relación y no volvieron a verse en cinco años.

Hasta que un día el abogado solicita a Ruth que interceda ante su marido para librarle de las sospechas por un escándalo fiscal, amenazándole si no le ayuda con contar a su marido lo ocurrido, lo que supondría acabar con la carrera de Pierre y la deshonra de Michael, ya convertido en sacerdote.

Debido a eso volvió a ver a Logan, que tenía previsto hablar con Villette al día siguiente, razón por la que se encontraron frente a la casa.

Su confesión supone la libertad de Logan, hasta que se dan cuenta de que Ruth lo dejó a las 11 y Villette murió a las 11'30, disponiendo de tiempo para matarlo, sirviendo su declaración para explicar los motivos que tenía para asesinarlo.

En el juicio presentan además una sotana ensangrentada que Keller guardó a propósito entre las pertenencias de Logan, pese a lo cual el jurado no considera que las pruebas sean suficientes y lo declaran no culpable.

Pero la exculpación no convence a la gente, que acusa al sacerdote de acostarse con una mujer y lo acosan a la salida del juzgado, por lo que, viendo a la gente enfurecida, Alma, la mujer de Keller sale en su defensa y señala a su marido, el cual dispara contra ella antes de que consiga hablar e incriminarle.

Tras ello Keller huye y se esconde en un hotel, que es rodeado por la policía, pese a lo cual consigue ocultarse tras matar al jefe de cocina.

Logan acude también al hotel y solicita al inspector Larrue que le permita hablar con él.

Y cuando la policía le preguntan sobre Villette, Keller acusa a Logan de haber hablado pese al secreto de confesión, comprendiendo así todos el por qué de su silencio.

Calificación: 3