Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Yo me bajo en la próxima... ¿Y usted?

España (1992)

Duración: 85 min.

Música: Mariano Díaz

Fotografía: Juan Amorós

Guión: Adolfo Marsillach (O.: Adolfo Marsillach)

Dirección: José Sacristán

Intérpretes: Concha Velasco (Concha), José Sacristán (Pepe), Tina Sáinz (Karmele), Ana Álvarez (India Curtis), Juan Jesús Valverde (Gallego), María Isbert (Viejecita), Alberto Bové (Viejecito),Isabel Prinz (Esposa).

Cuando Concha, empleada de una agencia de publicidad y Pepe, ejecutivo de una empresa de alimentación alemana coinciden en la boda de los hijos de sus respectivos jefes, un montón de recuerdos vienen a sus cabezas.

Ambos están sin coche, la primera porque se lo llevó la grúa y el segundo porque una empleada vengativa le pinchó una rueda, por lo que deben compartir coche con unos alemanes llegados para el evento.

Recuerdan que se conocieron en el autobús a mediados de los 60, cuando ella iba a la Facultad y entablan conversación, acabando por ir a un cine de sesión continua y volviendo a verse algún tiempo después hasta acabar casándose, hasta que, tras 7 años de matrimonio acabaron por divorciarse.

Ahora 17 años después ambos están casados, él con una odontóloga y ella con un abogado, recordándoles la radio del coche las viejas canciones y los seriales.

Y comienzan a recordar las razones que llevaron al fracaso de su matrimonio por la rutina y las constantes discusiones, cuando ni siquiera el sexo era demasiado satisfactorio pese a que ella fue muy moderna y perdió la virginidad con un italiano aunque con él no quiso hacerlo hasta que se casaron.

Pero eran tiempos de mucha represión, pues ya desde niño era muy torpe, siendo sus amigas o su primita mucho más avanzadas que él, que luego perdió la virginidad con una prostituta coja.

Luego durante un tiempo trabajó con una cabaretera hasta que su padre se enteró y lo envió a Madrid con sus tíos para que estudiara perito industrial.

En el banquete les hacen coincidir en la misma mesa y recuerdan su propia boda y hablan del pasado. De sus madres ya muertas y sus padres mayores.

Durante el baile Conche baila con un invitado gallego que acaba invitándola a acostarse con ella, momento en que ella acaba llamándolo gilipollas.

Y mientras baila y ve cómo Pepe baila con la gorda alemana que les separaba en el coche, recuerda cómo al llegar la Navidad ella le dijo que quería separarse.

Luego se va la luz y salen fuera, y ella le reprocha que nunca la llevara a Venecia. Y cuando la luz regresa se enciende un aspersor y los empapa, por lo que deben subir a la suite nupcial, donde las facilitan unos batines mientras secan su ropa

Allí le cuenta que tuvo una aventura con su jovencísima y moderna secretaria.

Ella le cuenta que lo engañó cuando estaban casados, aunque no se acostó con nadie.

La boda acaba fatal, pues la novia golpea al novio, que se abalanza sobre ella, y tras la pelea él se larga con la moto sin que nadie sepa dónde está la novia.

Ellos aprovechan que están juntos y solos para acostarse en el hotel.

Al día siguiente coincidirán de nuevo en el aeropuerto recogiendo a sus respectivos cónyuges, y allí simulan haberse encontrado por casualidad y deciden quedar para el "congreso" de la semana siguiente en Venecia, una excusa que les permitirá vivir por fin la pasión veneciana que él tantas ve0ces le había prometido cuando estaban casados.

Calificación: 1