Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Yo te saludo, María

Je vous salue, Marie (1984) * Francia / Suiza / Gran Bretaña

Duración: 78 min.

Música: Johann Sebastian Bach, Antonin Dborak

Fotografía: Jean-Bernard Menoud

Guión y Dirección: Jean-Luc Godard

Intérpretes: Myriem Roussel (Marie), Thierry Rode (Joseph), Philippe Lacoste (Gabriel), Anne Gautier (Eva), Johan Leysen (Profesor), Juliette Binoche (Juliette), Manon Andersen (La petite fille), Malachi Jara Kohan (Jésus).

Marie es una joven estudiante suiza, que juega en un equipo femenino de baloncesto.

Un día, mientras se peina escucha un avión que poco después aterriza en el aeropuerto de Ginebra.

Allí dos de sus pasajeros cogen un taxi, ofreciéndole 500 dólares al taxista por llevarlos a un destino desconocido, que será una gasolinera.

Al llegar a la misma preguntan por Marie, la hija del dueño, que cuando sale y descubre allí al taxista, Joseph, se enoja, pues es su novio y había quedado con él el sábado siguiente, no terminando de creerse que haya ido hasta allí a sugerencia de sus pasajeros.

Pero estos la buscaban a ella, y el hombre, Gabriel, le dice a Marie que va a ser madre pese a su virginidad, pidiéndole la muchacha que acompaña a Gabriel que sea pura.

Joseph tiene otra pretendiente, Juliette que incluso le propone a este que se case con ella aunque Joseph ni siquiera parece escucharla ni le hace demasiado caso.

Entretanto, un profesor checo exiliado, da clases a un grupo de alumnos a los que les plantea el misterio de la vida, discutiendo si esta surgió por casualidad o si fue algo perfectamente planeado por alguien superior, manteniendo la tesis de que la vida no surgió por casualidad, sino que llegó del espacio. Fue una cosa querida y programada por una mente definida.

Las posibilidades de que surgiera la vida de otro modo eran casi nulas, como lo sería resolver el cubo de Rubik a ciegas, aunque con alguien que te guíe, aun sin ver, puede lograrse en pocos movimientos.

Cuando Marie afirma estar embarazada, Jospeh reacciona mal, no pudiendo creer que no haya un padre, pidiéndole, y casi exigiéndole a Marie que lo bese para demostrarle que aun lo ama, ante lo que ella le dice que debe confiar, insistiendo él en pedirle que confiese que ha estado con otros hombres, pues sabe positivamente que el niño no es suyo ya que Marie ni siquiera le permitió tocarla en los dos años de relación.

Al tener molestias en el vientre, Marie acude al ginecólogo, al que le cuenta la misma historia de su embarazo pese a no haber tenido relaciones sexuales con nadie, algo que su médico rechaza por absurdo hasta que comprueba por sí mismo que la muchacha es virgen y que, pese a estar embarazada ha seguido teniendo la regla.

Joseph tendrá como pasajeros al profesor y a una de sus alumnas, Eva, que le pide que los lleve hasta un hotel en Francia tras convertirse en amantes.

Entretanto Joseph ve cómo Gabriel y la muchacha que lo acompaña se le aparecen continuamente, impidiéndole que se vaya con Juliette cuando esta le pide que se acueste con ella.

Ellos le dicen que debe confiar en Marie, que es a quien realmente ama.

Pero Joseph sigue sin confiar en Marie a la que le pregunta por qué su cuerpo le da asco, pidiéndole que reconozca que no lo quiere.

Marie entonces hace que le toque para que compruebe que es virgen y que no le ha mentido y que le ama, aunque necesita algo más de él.

Joseph acepta quedarse con ella y no tocarla nunca, aunque le pide que le permita verla desnuda.

Marie sufre para mantener su castidad, aunque acepta su destino.

Entretanto, y mientras Joseph ha decidido quedarse con Marie y confiar en ella, la otra pareja, la de Eva y el profesor se rompe cuando él obtiene el visado para poder regresar a Checoslovaquia con su mujer y su hijo, después de que aquella saliera de la cárcel, ante el enojo de Eva, que se siente engañada.

Cuando su embarazo avanza Marie debe dejar de jugar al baloncesto, acudiendo solo como espectadora, comenzando a sentirse mal durante un partido, naciendo su hijo una noche de luna llena.

Tras el nacimiento del niño, Jesús, Joseph y Marie visitan a los padres de ella ya retirados y que viven en el campo, donde tienen animales como una vaca y un asno. Estos se preguntan si cuando crezca el niño le dirán que Joseph no es su padre y si el niño lo llamará papá.

Joseph se ha hecho cargo de la gasolinera y comenta con su suegro que podrá terminar de pagársela en dos años.

El niño crece fuerte y sano, y al llegar a la adolescencia encuentra nuevos amigos a los que les cambia el nombre, llamándolos Pedro o Santiago, decidiendo abandonar a sus padres ante el enfado de Joseph, ante el que Jesús dice que tiene que atender los asuntos de su padre.

Gabriel vuelve a ver a Marie y se despide de ella diciéndole "Dios te salve, Marie", antes de desaparecer, tras lo que ella entre en su coche y tras fumar un cigarrillo se pinta después de mucho tiempo los labios mientras, ya cumplida su misión reflexiona: Yo soy virgen y no he querido serlo, he fortificado mi alma para poder serlo.

Calificación: 2