Haz clic aquí para volver a la página de inicio




Bienvenido a mi página de cine

Y tu mamá también

México (2001) *

Duración: 105 min.

Música: Varios

Fotografía: Emmanuel Lubezki

Guión: Carlos Cuarón y Alfonso Cuarón

Dirección: Alfonso Cuarón

Intérpretes: Maribel Verdú (Luisa Cortés), Gael García Bernal (Julio Zapata), Diego Luna (Tenoch Iturbide), Ana López Mercado (Ana Morelos), María Aura (Cecilia Huerta), Giselle Audirac (Nicole Bazaine), Andrés Almeida (Saba), Diana Bracho (Silvia Allende de Iturbide), Emilio Echevarría (Miguel Iturbide), Marta Aura (Queta Allende), Mayra Sérbulo (Mabel), Silverio Palacios (Chuy Carranza), Juan Carlos Remolina (Jano Montes de Oca).

Tenoch hace el amor con Ana, su novia, prometiéndose mutuamente que no tendrán relaciones con otra persona mientras ella esté en Italia, país al que viajará con Cecilia, novia de Julio Zapata, el mejor amigo de Tenoch.

La madre de Ana es una francesa liberal y divorciada que permite que su hija se acueste con Tenoch en su casa.

Los padres de Cecilia son más tradicionales, no deseando además el padre que su relación fuera demasiado lejos, y por ello Julio cenó con Cecilia, pero luego tuvo que irse a su casa, regresando a la mañana siguiente para acompañarla al aeropuerto

Antes de salir ella pretexta que no encuentra el pasaporte y le pide ayuda a Julio para encontrarlo, aprovechando esos últimos momentos para hacer el amor muy deprisa.

Tras dejar a las chicas en el aeropuerto, asegurándoles que les serán fieles, Tenoch y Julio acuden a una fiesta en busca de otras mujeres, y aunque no logran su objetivo acaban totalmente drogados tras consumir alcohol, marihuana y éxtasis.

Tienen todo el verano por delante, pero pasada una semana estaban aburridos, siendo su mayor diversión la de disponer para ellos solos cada lunes de las instalaciones de un club deportivo que cierra ese día de la semana al público, gracias a que el padre de Tenoch, que es subsecretario de estado tenía acceso a ellas.

Debido a su puesto en el gobierno, acude el propio presidente de la República a la boda de Jessica, la hermana de Tenoch.

Durante el banquete, Tenoch habla con su primo Alejandro Montesdeoca, "Jano", que es escritor, ya que también Tenoch desea serlo, aunque Jano se burla de él, que a su vez le recuerda a su primo las pésimas críticas de su primer libro.

Deberá acudir Julio a rescatarlo de tan molesta conversación, acercándose ambos a una bella joven de la que los dos quedan fascinados, presentándose ella como Luisa Cortés, y diciéndoles que es la esposa de Jano, el cual viajó a España para hacer un curso de posgrado, habiendo regresado a su país después de 10 años casado con la madrileña.

Luisa se quedó huérfana a los 10 años, pasando a ser cuidada por una tía abuela con la que vivió los últimos años de su vida hasta que a los 20 años se casó con Jano.

Mientras llevan a Jano a saludar al presidente, vuelven a hablar con ella, que recuerda que conoció a Tenoch cuando era solo un niño.

Ella les cuenta que llevan un mes en México y que Jano va a dar una conferencia en la universidad, aunque como las clases no comienzan hasta septiembre, entretanto, Jano irá a una reunión de becarios en Villahermosa, mientras ella se dedicará a montar la casa y hacer entrevistas de trabajo, aunque asegura que le gustaría ir a la playa.

Al oírla, Julio le dice que ellos tienen pensado ir a la playa, aunque no a Puerto Escondido, playa de la que le habló Jano, sino a una que solo conocen los pescadores de la zona: la Boca del Cielo, en el estado de Oaxaca, invitándola a ir con ellos.

Al día siguiente todo lo ocurrido el día anterior parece olvidado, teniendo que negar de hecho el presidente la participación del gobernador en la masacre de Cerro Verde.

Julio y Tenoch vuelven a su aburrida rutina veraniega, masturbándose juntos mientras piensan en actrices, o en la mujer de Jano.

Un día este llama a Luisa llorando y le confiesa que la ha engañado con otra mujer, aunque asegura que la quiere.

Dolida tras la confesión, Luisa llama a Tenoch, al que supone preparando su viaje a la playa para apuntarse al mismo.

Tenoch, que ya se había olvidado de la conversación llama a Julio y deciden preparar a toda prisa el viaje hacia un lugar cuyo nombre se inventaron.

Julio consigue que su hermana Manuela, "la Boinas", estudiante de políticas y activista comprometida con los rebeldes zapatistas de Chiapas le preste el coche, tras lo cual van a ver a su amigo Saba, para que les indique el recorrido hasta la playa.

Con todo ya preparado pasan a recoger a Luisa e inician su viaje.

Durante el mismo ella les explica que es técnica en odontología - la que quita las babas según ellos -, sintiéndose a menudo desplazada en las reuniones con intelectuales de Jano.

Ellos presumen ante ella de formar una hermandad los "charolastras", que incluso tienen un manifiesto que recitan orgullosos ante ella.

Pasarán la primera noche en un pequeño hotel, descubriéndola llorando cuando se acercan a espiarla a su habitación, pese a lo cual al día siguiente aparece ante ellos como si nada hubiera pasado, asegurándoles que se dio cuenta de que la espiaban.

Hablan de sus relaciones anteriores contándoles ella Ella les dice que tuvo un novio antes que Jano, contándoles su primera experiencia sexual y lo enamorada que estaba con de aquel novio que se mató en un accidente con la moto.

También les pregunta por si tienen otras relaciones y les pide que le expliquen cómo hacen ellos el amor con sus novias.

Entretanto pasan junto a Tepelmeme, el pueblo de la nana, de Tenoch, a la que hasta los 4 años este llamaba mamá, aunque no les comenta nada.

De pronto el coche empieza a echar humo y deben ser remolcados hasta un taller.

Desde su obligada parada, Luisa llama a Jano y le deja un mensaje en el contestador contándole que quería desaparecer de su vida sin avisarle, pero que luego pensó que eso no estaba bien, y por eso lo llama,

Se instalan en un hotel, algo mejor que el anterior, y cuando Tenoch va a la habitación de Luisa para buscar champú la encuentra llorando nuevamente.

Él va tapado solo con una toalla que ella le pide que se quite, diciéndole que se masturbe ante ella, para lo que dice, ella le ayudará, enseñándole las tetas.

Cuando se acerca a ella comienza a hacerle una felación, tras lo que le pide que la desnude y le haga un cunnilingus, acabando por hacer el amor con ella salvajemente, aunque acaba enseguida, por lo que le pide perdón.

Julio los descubre y sale afuera sintiendo una punzada en su interior que solo había tenido cuando a los 8 años descubrió a su madre acostándose con su padrino.

Cuando sale Tenoch, compiten en una carrera de buceo en la piscina pese a que está llena de hojas, revelándole entonces Julio que en una ocasión se acostó con Ana.

Al escucharlo Tenoch siente una punzada encima del estómago igual a la que tuvo cuando, a los 11 años vio en un periódico el nombre de su padre, involucrado en un fraude de importación de maíz contaminado y tuvieron que irse a vivir a Vancouver durante 8 meses.

Luisa percibe la tensión entre los dos amigos durante la cena.

Más tarde, y ya en su habitación Tenoch le pide todo tipo de explicaciones y detalles, contándole Julio que lo hicieron tras una fiesta, un día en que estaban los dos borrachos, asegurándole que ni siquiera le gustó.

Al día siguiente continúan su camino hacia la playa, en el que van atravesando el México rural y más pobre, siendo testigos de registros policiales, de entierros, de fiestas…

Luisa, que sigue percibiendo la tensión entre los dos muchachos, y tratando de aliviarla, aprovecha que Julio se despierta con una erección para pasarse a la parte de atrás del coche ante la indignación de Tenoch, al que Luisa le dice que él fue el que entró primero en la habitación, pero que si hubiera sido Julio lo hubiera hecho con él, lo cual no consuela a Tenoch que no quiere verlo y se sale del coche.

Al igual que Tenoch, Julio tiene un rápido e insatisfactorio orgasmo.

Tras ello Luisa va a hablar con Tenoch y le hace ver que ese era en definitiva su juego, el de invitarla a la playa para acostarse con ella, aunque al ver el problema provocado se lamenta de haber cedido a sus deseos, sintiéndose ridícula.

Al continuar el viaje Tenoch le cuenta a Julio que también él se acostó con Cecilia, cuando tras un concierto dejaron antes a Julio en su casa.

Enfadado este para el coche y le pide a su amigo que salga, pues está dispuesto a darle una paliza, no atreviéndose Tenoch al verle tan violento a salir.

Pero al ver su actitud, Luisa decide coger su bolsa y marcharse sola, recriminándoles su actitud de niños y su incapacidad para cumplir sus propias reglas de los "charolastras", acostándose los unos con las novias de los otros, pese a tenerlo prohibido en sus "mandamientos", diciéndoles además que da igual que lo hagan, pues con lo rápidos que son cuando lo hacen las chicas ni se enteran, aventurando que lo que de verdad les gustaría sería acostarse juntos.

Al ver que se marcha de verdad los dos amigos le piden perdón asegurándole que en adelante harán las cosas como ella quiera, poniéndole ella varias condiciones para continuar el viaje juntos y dejándoles claro que será ella quien mande en adelante.

Pero para entonces los chicos están perdidos y sin saber dónde se encuentran, ya que las indicaciones de Saba eran tan confusas y contradictorias, que, cansados de buscar finalmente se adentran por un camino, quedando el coche encallado en la arena.

Sin poder hacer ya nada se ponen a dormir, descubriendo Luisa al despertar a la mañana siguiente que están en la playa.

Felices por haber logrado, sin saber cómo, su objetivo, los tres amigos se bañan juntos en una bella playa en la que, efectivamente están solos hasta que aparecen Jesús Carranza, "Chuy", un pescador de la zona y Mabel, su esposa, que se ofrecen a enseñarles todas las playas de alrededor por 350 pesos, comida incluida, mostrándoles una playa llamada "La Boca del Cielo", siendo ellos los primeros sorprendidos de su existencia.

Disfrutan mucho de la zona, aunque cuando un día encuentran su tienda de campaña arrasada por una piara de cerdos, deberán pasar la noche en una habitación.

Por la noche Luisa vuelve a hablar con Jano y le dice que no se está vengando, pues siempre supo de sus infidelidades aunque tenía esperanzas de que cambiara y que de todos modos lo habría dejado, llorando amargamente tras la conversación.

Por la noche cenan y beben demasiado, burlándose los unos de los otros, hablando libremente de sus relaciones con sus respectivas novias, riéndose Luisa de ellos por lo malos que son haciendo el amor.

Bailan tras ellos los tres juntos sensualmente, retirándose tras ello a la habitación, donde tras desnudarse, ella se arrodilla ante los dos y empieza a estimularlos, mientras Julio y Tenoch se besan entre ellos.

A la mañana siguiente los dos amigos despiertan uno junto al otro desnudos, mostrándose confusos y avergonzados, que pretextan tener que regresar a México, Julio para devolverle el coche a su hermana y Tenoch porque en su casa estarán preocupados por su ausencia.

Luisa, por su parte les dice que se quedará allí unos días, pues Mabel y su familia le van a enseñar otras playas.

Tras el viaje Julio y Tenoch se distanciaron y Ana y Cecilia rompieron con ellos a su regreso de Europa, empezando algo después ellos a salir con otras chicas.

Un año más tarde, en 2000, Julio y Tenoch se encontraron casualmente poco después de que el PRI perdiera por vez primera en 71 años las elecciones.

Sentarse a tomar un café les fue menos incómodo que buscar una excusa, y durante el mismo Tenoch le cuenta que Luisa murió de cáncer en San Bernabé un mes después de que ellos regresaran.

Justamente antes del viaje le habían diagnosticado que tenía un cáncer incurable y ella ya sabía que iba a morir.

Terminada la conversación, se despiden para nunca más volver a verse.

Calificación: 3