Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
Día de lluvia en Nueva York
Día de lluvia en Nueva York

A rainy day in New York (2018) * USA

          También conocida como:
                    - "Un día lluvioso en Nueva York" (Hispanoamérica)

Duración: 92 min.

Música: Varios

Fotografía: Vittorio Storaro

Guion y Dirección: Woody Allen

Intérpretes: Timothée Chalamet (Gatsby Welles), Elle Fanning (Ashleigh Enright), Selena Gomez (Chan Tyrell), Jude Law (Ted Davidoff), Diego Luna (Francisco Vega), Liev Schreiber (Roland Pollard), Kelly Rohrbach (Terry), Annaleigh Ashford (Lily), Rebecca Hall (Connie Davidoff), Cherry Jones (Sra. Welles), Will Rogers (Hunter Welles).

Gatsby Welles estudia en Yardley. Una buena universidad de humanidades. Lo bastante pija como para que su madre la eligiera para él, aunque asegura que aguantó poco en ese sesudo antro pseudointelectual y elitista que eligió su madre, aunque según ella desaprovecha su alto cociente intelectual.

Sin embargo, ese fin de semana sacó 20.000 dólares jugando al póquer.

Allí conoció a Ashleigh, que trabaja en el periódico universitario y es su novia.

Ashleigh es hija de un banquero de Arizona y por eso la madre de Gatsby quiere que se case con ella pese a que aún no la conoce, aunque él también está loco por Ashleigh.

Cuando se reúne con ella la ve muy excitada porque va a entrevistar a Roland Pollard que estrena su nueva película en otoño, y como será en Manhattan y ellos querían ir a pasar un fin de semana en Nueva York, será la ocasión ideal para hacerlo.

Gatsby está deseando poder mostrarle todos los rincones que él ama de Nueva York y de los que tanto le ha hablado, aunque no quiere que sus padres sepan que va a ir, porque su madre da su gala de otoño y se enfadó mucho cuando le dijo que no iría.

Ashleigh apenas se puede creer que entrevistará al director de "Memorias de invierno", la película que vieron en su primera cita, aunque teme parecerle muy lela.

En el autobús ella sigue nerviosa por la entrevista, mientras él repasa todos sus planes.

Tras descartar un hotel por estar cerca de la casa de sus padres, eligen otro, el Pierre, con vistas a Central Park.

Ashleigh va a entrevistar a Pollard, y al verlo le dice que es el director norteamericano más interesante y lo compara con Renoir, De Sica o Kurosawa, sorprendiéndole que con su edad conozca a esos directores.

Él le cuenta que su primera mujer también fue a Yardley, y le pregunta de dónde es ella, señalando que de Tucson, Arizona.

Dado que es su primer trabajo le ofrece una exclusiva, lo que dice le pone muy nerviosa pudiendo provocarle uno de sus ataques de hipo psicológicos, confesándole que no está contento con su película y está pensando en dejarlo.

Ella le dice que, al no hacer concesiones comerciales nunca llegará al gran público y recuerda que escribió que su gran obra estaba por llegar en el periódico universitario y él le ofrece la posibilidad de ver su nueva película en la proyección que harán para su guionista y para hacer algunos cambios de última hora.

Tras comprarse una boquilla, Gatsby se topa con una de las personas más repulsivas de su instituto, Troller, que le habla de varios compañeros, como Josh Loomis, que le cuenta que está rodando un corto en Minetta Lane con la menor de las Tyrell, la hermana de Amy, que estudia en Vassar.

Va a buscar a Ashleigh para ir a comer, pero esta le dice que tiene que ir a ver la película, pero que luego tendrán toda la tarde y se niega a presentarle a Pollard para no incomodarle.

Como ya no tiene que ir a comer se acerca a ver a Loomis, que le invita a participar como actor en su corto, pues les faltan extras, prometiéndole que no tendría que hablar, solo subir al coche y dejar que se vaya la chica tras besarse.

Y al subir al coche se reencuentra con Chan, la hermana de Amy, que tiene que besarlo y luego bajarse.

Al verla, él recuerda que se besaba con Amy, diciéndole Chan que su hermana le ponía un 4 o un 6, como nota, no lo recuerda.

Cuando le da el beso él ni abre la boca, diciendo que tiene novia y eso le paraliza.

Él dice que recuerda que era una niña repelente, contándole que estudia diseño.

No conseguirán dar la secuencia por válida hasta la tercera toma.

Recuerda luego, que Amy era muy guapa y sexualmente muy precoz.

Va a ver luego a su hermano Hunter, al que le pide que no diga nada a su madre, y Lily, su novia, le recuerda que será el padrino de su boda, aunque cuando se queda solo con Hunter, este le dice que no quiere seguir con la boda, pero que tampoco se puede echar atrás ya, pues tienen 200 invitados y reservaron el Century Club y una orquesta, y aunque su novia es inteligente y buena no soporta su risa, y cuando lo hace no puede ni hacer el amor con ella, aunque Gatsby le dice que en realidad no quiere casarse y se escuda en su risa.

Hunter le dice a Gatsby que hay una partida en el hotel Freemont, y él no puede ir, invitándolo a que lo sustituya.

Durante el visionado de la película, Pollard se levanta y dice que no la soporta y que todo lo que ha hecho es una mierda y necesita quedarse solo y pensar, aunque Ted Davidoff, el guionista le dice que es parte del proceso y que siempre le pasa lo mismo.

Se queda con Ted para terminar de ver la película.

Cuando se marcha llueva fuertemente, recibiendo una llamada de Ashleigh, que le dice que la espera en el MOMA, aunque ella le dice que no puede ir, pues tiene un gran reportaje, pues "Rollie" no está satisfecho y desea ir con Ted a buscarlo para evitar que decida montar de nuevo la película y se la cargue.

Ted le pide a Ashleigh que le diga que le encantó la película, pues a él no le escuchará.

Lo buscan en un bar, donde estuvo, pero deciden ir al estudio, en Queens, aprovechando el traslado para hacerle algunas preguntas a Ted para su reportaje, pero de pronto él ve desde el coche a una mujer y se muestra muy enfadado. Le cuenta que es Connie, su esposa, y va a casa de Larry Lipshitz, cuando a él le dijo que estaría de compras con su hermana en Connecticut, contándole a Ashleigh que Larry es su mejor amigo, por lo que decide esperar a que salga, pidiéndole a Ashleigh que se vaya, aunque ella no quiere dejarle solo en ese estado.

Gatsby, entretanto sube a un taxi, y casualmente, y por el lado contrario, sube Chan, pidiéndole que se quede y la acercará a su casa.

Por el camino, ella recuerda que sus padres advertían siempre a su hermana sobre él, pues la llevó a pasear lloviendo y cogió una bronconeumonía.

Él por su parte se queja de que debía haber pasado un fin de semana especial y se lo pasará deambulando por la calle, decidiendo llamarla al decirle Chan que la gente del cine suele ser apasionada, aunque, pese a habérselo sugerido ella le dice que no podrá decir nada sin parecer posesivo, diciéndole Ashleigh que tiene mucho lío y no puede explicárselo por teléfono, enfadándose Gatsby con Chan, que le dice que le convenció para llamarla porque estaba harta de oírle hablar de ella.

Le dice luego que es un cobarde y que entiende por qué lo dejó Amy, diciendo él que fue él quien se cansó de ella, recordando Chan que cuando él llamaba y le decía quién era, ella le pedía que le dijera que no estaba.

Tras la llamada, Ashleigh le habla a Ted de Gatsby, y le cuenta que no está centrado, pensando ella que quizá porque no conectó nunca con su madre que le obligaba a leer mucho y a tocar el piano, pero que es muy inteligente. De los que saca sobresalientes sin abrir un libro, pensando que tiene un poco de Asperger.

Él invita a Chan a acompañarle al MOMA, preguntando ella si quiere que haga de sucedáneo, decidiendo él olvidarlo, pues recuerda que tenía un carácter difícil y no quiere problemas, aunque entonces es ella la que le dice que tiene que ir a ver unos cuadros al MET, y le pide que sea él quien le acompañe.

Suben antes a su casa, que él dice, le trae muchos recuerdos, diciéndole Chan que sus padres están fuera, en East Hampton, pero que ella no fue porque tiene una cita.

Mientras ella se arregla él toca el piano y canta.

Le cuenta ella que tiene su cita en el Grand Central bajo el reloj, como en la película, diciendo ella que se imagina esperando a las 6 en el reloj Delacorte en Central Park.

Cuando Connie sale de casa de su amigo, él la aborda y le dice que iban a contárselo ella y Larry cuando se mudaran a Londres y le recuerda que él también babea con cualquier actriz ambiciosa y le pregunta cuántas veces le fue infiel él a ella con su secretaria, con otras actrices.

Ashleigh le pregunta si era por placer o para documentarse, llevándola Ted, que no desea verla en medio de su discusión, hasta el taxi y le da la dirección del estudio.

Gatsby y Chan van al MET, recordando él que fue allí donde besó por primera vez a su hermana, diciendo ella que se lo contó. Que se puso romántico con El Bosco.

Dentro, le pregunta a Gatsby por sus planes de futuro, diciendo él que no tiene planes claros, diciendo ella que es un inconformista y por eso la tenía loquita cuando salía con Amy, porque hacía planes raros como llevarla a sórdidos piano bares y le contó que en una ocasión la llevó al embarcadero de Central Park y que habían hecho el amor y que esa noche le dio un 6 con un asterisco porque estuvo un poco tenso. Luego empezó a llover y se le empezó a pegar la ropa al cuerpo, empezando ella a estornudar.

Él recuerda ahora que ella siempre estaba mirándolo de reojo.

Ella le pregunta si no le parecía mona, diciendo él que apenas se fijaba en ella porque siempre estaba un poco tenso delante de sus padres y Amy le parecía Miss América.

Chan le dice que seguro que Ashleigh es otra Miss, diciendo él que lo es.

Y de pronto se percata que están en el museo sus tíos, que irán a la fiesta de su madre, por lo que trata de esconderse, recibiendo entonces una llamada de Ashleigh, y, a pesar de intentar despistarlos acaba topándose de frente con sus tíos, a los que les dice que había planeado darle una sorpresa a su madre, lamentando sus tíos habérsela chafado.

Ashleigh llega al estudio, donde ve a un actor vestido de Zorro al que le pregunta por Pollard, diciéndole este que se fue una hora antes y que le pareció que había bebido, y cuando se quita el antifaz descubre que se trata de Francisco Vega, el ídolo de su mejor amiga y reconoce que suyo también, tanto que se queda en blanco cuando él le pregunta por su nombre.

Finalmente, y tras recuperar el habla le dice que trabaja para el Yardley Argus, diciéndole él que es la periodista más guapa que ha conocido, invitándola a subir a su caravana ante una decena de periodistas gráficos, y una vez allí la invita a cenar con él y a ir luego a una fiesta, preguntándole ella por su novia, Tiffany Griffin, diciendo él que han roto.

Entretanto Gatsby se lamenta de no poder pasar la noche a solas con Ashleigh como había planeado, diciéndole Chan que podría irse de casa y renunciar al dinero de sus padres y dedicarse a tocar el piano en un tugurio o a jugar.

Cuando salen de la caravana, Ashleigh y Francisco son de nuevos fotografiados y grabados juntos, preguntándoles los periodistas quién es, diciendo ella que no es nadie, que solo fue Miss Simpatía en Scottsdale.

Durante la cena él la piropea, le habla de su sonrisa y le pregunta si tiene novio, diciéndole ella que sí, aunque técnicamente no, pues es un chico con el que solo ha salido un par de veces.

Bebe demasiado vino y le cuenta a Francisco que el alcohol causa estragos en sus neuronas y se vuelve libertina y desinhibida.

Gatsby acude a la partida de que le habló Hunter, aunque está preocupado por Ashleigh.

Regresa al hotel con un montón de dinero ganado, viendo en la televisión a Ashleigh, que dicen, es la nueva "novieta" de Francisco Vega e indican que se les vio en actitud romántica a la luz de las velas en un restaurante y susurrándose al oído.

Sale, todavía en shock, e indica hasta el bar donde había quedado con ella, en los bajos del hotel, mientras piensa que Francisco Vega es muy mal actor, que es incapaz de transmitir nada y sobreactúa.

Se fija en una mujer muy guapa y entabla conversación con ella y la invita a su mesa.

Le cuenta que su novia le ha dejado por una estrella de cine y no quería beber solo en su habitación, y cuando le pregunta qué hace allí sola ella le dice que trabajar, preguntándole a qué se dedica, diciendo ella que haciendo que se cumplan los sueños, dándose cuenta solo entonces de que se trata de una prostituta.

Terry, la prostituta, le dice que pueden ir a un sitio más tranquilo por 500 dólares, proponiéndole él darle 5.000, por acompañarle a la fiesta de su madre.

También Ashleigh acude a una fiesta, esta con Vega llena de gente importante, y allí vuelve a ver a Rollie, que le dice tenía ganas de hablar con ella. Diciéndole Ashleigh que la película es mejor de lo que le dijo.

Él le dice que temía no volver a verla y lleva todo el día reflexionando sobre su obra y sobre su vida y quiere que se conozcan, proponiéndole que viaje con él al sur de Francia, pues su voz es la única que ha escuchado con claridad en años y que le ha animado y ha conseguido que se la crea, como una musa.

Le dice que si se va con él podrá despertarse cada mañana oliendo los naranjos y le hablará de su nueva película y él aprenderá de su sinceridad.

Vuelve a encontrarse también con Ted, que le cuenta que fue con Roland y le pide perdón por lo de esa tarde y le cuenta que luego fue a su casa y empezó a preguntarse por qué la infidelidad de Connie no le había dolido tanto como debería y empezó a recordar lo bueno que le había dicho ella sobre sus películas y a preguntarse por qué le importaba tanto la aprobación de Ashleigh, asegurando que el destino los unió y que en la versión de uno de sus guiones él levantaría la cabeza tras darse cuenta de que se había enamorado de la chica.

Ya borracha, vuelve junto a Francisco, que le dice que cree que deberían marcharse.

Gatsby, por su parte llega a casa de sus padres reprendiéndole su madre por no haberle avisado de que iba a ir, pues, asegura, no le gustan las sorpresas.

Los invitados le preguntan si sigue sin decantarse por nada y le recuerdan que el sueño de su madre es que fuera concertista de piano.

Pero la madre no le quita ojo y dice que hay algo que la escama. Y Hunter le hace ver que es muy guapa y mayor que él y le recomienda que decida ya su carrera, pues esa chica no aguantará sin algo que llevarse a la boca, señalando Gatsby que es muy acertada la expresión.

Francisco lleva a Ashleigh a su casa, donde ella reflexiona mientras fuma un porro. Sabe que Francisco quiere acostarse con ella, y aunque tiene novio, se pregunta quién diría que no, pues es algo que podría contar a sus nietos, por lo que cuando suben arriba y él se lanza a besarla ella comienza a desnudarse, momento en que suena el timbre de la puerta, descubriendo que se trata de Tiffany, pese a que le dijo que había roto.

Le pide que se esconda cuando baja a abrir, escuchando cómo Tiffany le cuenta que terminó el rodaje dos días antes.

Él debe guardar la ropa de Ashleigh mientras Tiffany se abalanza sobre él y le dice que la ha echado de menos, aprovechando el momento Ashleigh para tratar de escabullirse, aunque tira un libro, debiendo esconderse en el balcón, bajo la lluvia.

Tiffany baja y encuentra en el suelo el libro que tiró Ashleigh al bajar y cierra la ventana, que estaba abierta, dejando a Ashleigh fuera, bajo la lluvia, debiendo bajar por la escalera de incendios cubierta solo con una gabardina.

En casa de la madre de Gatsby, esta decide hablar con su hijo tras enviar a la supuesta Ashleigh a su casa, pues dice que supo que era puta nada más verla, confesando él la verdad, diciendo que solo quería gastar una broma, como un acto de rebelión contra la vida idónea que quieren imponerle, diciéndole su madre que está resentido con ella por apuntar muy alto con él.

Le dice luego que no quería que supiera que iba a Nueva York porque esperaba pasarlo muy bien con Ashleigh mostrándole Nueva York, aunque ahora no sabe dónde está.

La madre lamenta que la llevara a su gala para dejarla en ridículo, diciendo él que no sabe de dónde le viene esa vena perversa, diciéndole su madre que le viene de ella, que decide contarle una historia ahora que ya es mayor.

Le confiesa que conoció a su padre ejerciendo la misma profesión, pero se enamoraron y su padre creó, con los ahorros que consiguió ella como prostituta, su empresa, y por eso tiene tan altas pretensiones respecto de él.

Mientras toca algo más tarde en el bar del hotel, ya vacío, llega Ashleigh.

Él le dice que la vio por la tele, diciéndole ella que no pasó nada y que está agotada, pues lleva mucho tiempo andando y se perdió en el metro.

Él le dice que estaba con un actor famoso, diciendo ella que no pasó nada, pero que tomó demasiadas copas y demasiada maría.

Él le propone que se quite la gabardina y que le traerá un café, debiendo confesar ella que no tiene nada debajo.

Ella le cuenta, al día siguiente, que para Pollard ella era algo espiritual, como una musa porque está atravesando un periodo creativo complicado, que Ted Davidoff estaba traumatizado por el lío de su mujer con su mejor amigo y necesitaba un hombro y que Francisco Vega solo quería su cuerpo.

Él le cuenta que estuvo hablando con su madre y le sorprendió para bien y se siente más unido a ella.

Ella lamenta haberse quedado sin paseo de caballos, diciendo él que aún tienen tiempo.

Lo hacen, siendo el día brumoso, diciendo ella que para una vez que hace eso, el tiempo es deprimente y además no pudo dormir por la noche debido al ruido de los coches.

Él recita unas estrofas de Night and day, de Sinatra: "El atronador tráfico estruendoso, mi solitario cuarto silencioso" que ella cree son de Shakespeare.

Decide entonces parar y le pide a Ashleigh que regrese a Yardley y que él se quedará en Nueva York, pues necesita el monóxido de carbono para vivir, ya que ellos dos son la noche y el día, pues a ella le gusta el cricrí del grillo y a él el runrún del taxi, ella florece en el sol y él se pone a tono bajo el cielo gris, y ha demostrado ser una gran reportera, pues han deseado su espíritu, su corazón y su cuerpo tres hombres con talento y se merece a alguien mejor que él.

Le pide al cochero que la lleve al hotel, pues él todavía no sabe si volverá a Yardley, no entendiendo ella nada.

De regreso comienza a chispear, y él llega hasta el reloj musical Delacorte, de Central Park a las 6 de la tarde, apareciendo poco después, Chan.

Le pregunta cómo sabía que estaría allí, diciendo ella que no iba a cargarse ese momento.

Le pregunta por el hombre con el que tuvo la cita el día anterior, diciéndole ella que le fue muy bien, pero que pese a todo lo ha dejado por un tipo que besa como mucho de 8. Y es otoño, y para primavera le habrá hecho ganarse el 10, tras lo que se besan bajo la lluvia.

Calificación: 3
Te cuento la película