Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
El escándalo
El escándalo (Bombshell)

Bombshell (2019) * Canadá / USA

Duración: 108 min.

Música: Theodore Shapiro

Fotografía: Barry Ackroyd

Guion: Charles Randolph

Dirección: Jay Roach

Intérpretes: Charlize Theron (Megyn Kelly), Nicole Kidman (Gretchen Carlson), Margot Robbie (Kayla Pospisil), John Lithgow (Roger Ailes), Malcolm McDowell (Rupert Murdoch), Allison Janney (Susan Estrich), Kate McKinnon (Jess Carr), Connie Britton (Beth Ailes), Liv Hewson (Lily), Brigette Lundy-Paine (Julia Clarke), Mark Duplass (Douglas Brunt), Rob Delaney (Gil Norman).

9 horas antes del debate de las primarias de 2015 del Partido Republicano

Megyn Kelly, presentadora estrella de Fox News recuerda que Roger Ailes, presidente ejecutivo transformó el mundo de los informativos por cable y colocó a Fox a la vanguardia.

Él fue quien, para que Nixon fuera elegido, creó el debate público e hizo que Reagan hablara sobre la inexperiencia de su adversario, ayudando también a la elección de Bush padre.

Ailes dirige la Fox desde detrás de las puertas de la segunda planta, y, aunque no dice lo que deben decir en directo, no hace falta. Lo controla todo y su teléfono está conectado con la sala de control.

La redacción está en el sótano y cada programa tiene su zona, aunque todos, incluido Roger deben dar cuentas a la octava planta, donde están Rupert Murdoch y sus hijos.

Los estudios se reparten por el edificio y encima está Fox Bussines, Radio Fox, New York Post y Wall Street Journal.

Megyn prepara el debate para las primarias que copresentará con Bret Baier, estando dispuesta a plantearle a Trump sus problemas con las mujeres, teniendo el apoyo de los Murdoch, que no apoyan su candidatura, aunque Roger sí le permite sus locuras.

Debe abandonar la reunión para ir a vomitar, sintiéndose muy mal, por lo que debe acostarse para estar bien cuando en 8 horas presente el debate.

En él le dice a Trump que a la gente le gusta su sinceridad y falta de filtros, pero que eso tiene un lado negativo respecto de las mujeres, pues insulta a las que no le gustan, afirmando que le gustaba verlas de rodillas.

Trump se siente molesto y pasa la noche twitteando sobre ella asegurando que la audiencia de la Fox no aprueba a la cabeza hueca de Megyn Kelly y que es demasiado sexy para ser lista y demasiado tonta para ser sexy, pasando a ser el tema del día, habiendo ataques furibundos de los seguidores del candidato.

Ailes valora contratar seguridad y le dice que Trump le llamó antes del debate porque sabía que su primera pregunta sería difícil, aunque Roger la apoya y le dice que estuvo muy bien, pues fue dura, y está orgulloso de ella.

Pero además es un paranoico, y cuando ella le cuenta que su chófer le llevó el café, él cree que pudo querer envenenarla, no creyendo ella que sea tan importante para ningún candidato.

Asegura que Ailes creó la nostalgia por la vieja América.

Roger le dice que coja unas vacaciones y que no se preocupe, pues mientras él se mete con ella, quiere decir que la está viendo y la gente lo sabe y ven lo que él ve.

Ve a Trump en la televisión hablando de ella e insinuando que tenía la menstruación.

Nancy Erika Smith y Neil Mullin. Abogados.

Gretchen Carlson, otra presentadora de la cadena habla con los abogados.

Tras ser víctima constantemente de las actitudes y comentarios machistas de sus compañeros en el programa Fox and Friends, protestó ante Ailes, que le dijo que dejase de quejarse por todo, pues no solo les pasa a las mujeres y le dice que aprenda a entenderse con los hombres, tras lo que le retiró del programa, y aunque le dio uno propio, fue una degradación, pues se lo dio en horario de tarde.

Le preguntan si Roger le propuso relaciones sexuales a cambio de revertir su decisión, diciendo ella que no directamente, pues Roger siempre habla de lealtad, lo que supone practicarle sexo oral y ella desea cambiar esa situación, diciéndole los abogados que su contrato contiene una cláusula que la obliga a acudir, antes de reclama, a un arbitraje obligatorio y confidencial, recordándole el caso de otra reportera, Rudi Bakhtiar.

En 2006 Brian Wilson, el nuevo corresponsal en Washington la invitó a tomar algo, diciéndole que la contrataría a tiempo completo, proponiéndole a cambio que le enseñe su habitación.

Ella trató de rechazarlo elegantemente echándose la culpa por haber mostrado una actitud que le dio que pensar que sentía algo por él, pero que solo son amigos y tienen una gran química profesional y que no haría eso para conseguir un trabajo.

Tras ello la despidieron y demostraron que nadie ganaría un juicio contra Fox News y que a ella tampoco la contratará nadie si hace pública su denuncia, pero que si aguanta y consigue más pruebas podrán denunciar a Ailes, pero no a la Fox.

Ella le dice que si está en New Jersey, es porque allí no es obligatorio el arbitraje si demanda a Roger como persona física si consiguen convencer a otras mujeres y demostrar un patrón, y Roger tiene una casa allí en el condado de Bergen.

Le preguntan si lo confirmarán otras mujeres, responde que sí.

Le dicen que si Roger se entera de la reunión les demandará y pedirá una indemnización de millones de dólares y la atacará personalmente.

Kayla, una joven recién contratada y que trabaja con Gretchen trata de convencer a su superior, Bill Shine, vicepresidente ejecutivo de que su cadena tiene un vacío respecto de los jóvenes conservadores, pues Gretchen se preocupa solo por la élite.

Consigue que la promocionen para trabajar en el programa de más audiencia, el de O'Reilly, y, aunque Gretchen trata de convencerla de que se quede, pues le enseñará y protegerá, Kayla le dice que no puede entender que le pida que rechace un ascenso para ofrecerle el mismo ascenso pero en un programa de menos audiencia, diciéndole Gretchen que necesita lealtad y que las mujeres permanezcan unidas, diciéndole Kayla que ella es leal a la cadena.

Gretchen hace un día el programa sin maquillar para luchar contra la cosificación de las mujeres y recibe la visita de Ailes que le dice que nadie quiere ver a una mujer madurita que suda por la menopausia.

Megyn disfruta de sus días de descanso y los ataques de Trump y de sus seguidores continúan, e incluso un tipo hace fotografías al interior de su casa desde el jardín.

En la radio hablan de ella también insultándola y comparándola con un cerdo diciendo que gruñe ofensas contra los Estados Unidos.

Habla con Ailes, que le pide que le dé un día para pensar cómo se la devuelven a Trump.

Megyn recuerda que Ailes se dio cuenta de que, para atraer a la audiencia y retenerla debían hacer algo que llamara la atención, y eso lo consiguió mostrando las piernas de las presentadoras, y por eso apartan las mesas.

Kayla empieza con mal pie. Habla a su presentador de un asunto que a este le parece irrelevante y se siente fatal pensando en que la pueden despedir.

Trata de calmarla una de sus nuevas compañeras, Jess Carr, que le dice que no debe preocuparse tanto de lo que es cierto, y si no tiene la fuente, puede indicar "según dicen" y pensar como ellos, que las minorías son criminales, el sexo asqueroso pero interesante y pensar lo que haría enfadar o asustar a sus abuelos para interesar, empezando la noticia con un claro villano. Un juez progresista, un alcalde idiota, Vermont o Hollywood.

Después de hablar y emborracharse acaban juntas en la cama, viendo que Jess tiene un poster de Hillary en su casa, extrañándole que trabaje en la Fox, diciendo ella que es donde encontró trabajo y ahora ya no la llaman de otros sitios porque trabaja en la Fox.

Le cuenta además algunos cotilleos sobre Bill O'Reilly, al que demandó una productora asociada que llevó a la convención republicana y la llamó por la noche diciéndole, mientras se tocaba lo que le gustaría hacerle, usando él el vibrador consigo mismo.

Megyn lee a Roger y a Irena Briganti, vicepresidenta de relaciones públicas, las amenazas recibidas, diciéndole Roger que le pondrán seguridad, aunque le quita importancia.

Ella espera que cualquier defensa venga de la cadena, aunque le dicen que no pueden hacerlo, pues tiene el récord de e-mails, y ninguno a favor, habiendo comprobado los Murdoch que la audiencia quiere a Trump más de lo que creían.

En el trabajo, Kayla bromea con Jess y le esconde una foto que tenía en su mesa con una chica, que ella dice es amiga de la universidad.

Kayla se hace la encontradiza con la secretaria de Ailes, mostrándole que trabaja para O'Reilly, dándole la mujer las condolencias, y le dice que ella trabaja con Roger y hay días de hasta 4 donuts, pero no porque se los coma, sino porque se los lanza a otros y la anima a pasarse a saludar, pues él siempre busca gente, decidiendo ella ir en ese mismo momento.

Sube en el ascensor privado de Roger y pasa a verle.

Le cuenta que empezó presentando el tiempo en Florida y quiere convencerle de que está hecha para eso y cree que estaría muy bien en su cadena.

Roger le pide que se levante y se gire y que se suba el vestido para ver sus piernas diciéndole que trabajan en un medio visual, pidiéndole él que se la suba más, pese a su azoramiento, hasta verle las bragas, notando ella sus gemidos.

Le dice tras ello que agradecería que no comentara eso con nadie, diciendo él que es discreto y eso quiere que se lo aplique ella también, pues es implacable.

Él le habla de lo competitiva que es la televisión y que él podría ayudarla a ponerse en primera línea, pero a cambio de que sea leal, esperando que busque la manera de demostrárselo.

Jess la ve llegar nerviosa, y le pide a Kayla que no la involucre cuando comienza a contarle lo ocurrido, pues saben que son amigas y no puede perder el trabajo.

Mayo 2016

Hay una manifestación en contra de Trump frente a la torre que lleva su nombre, a la que llega Megyn para entrevistarlo.

Cuando luego revisan la entrevista, Doug, su marido se muestra molesto con ella, pues cree que fue demasiado complaciente con Trump.

Trump le aseguró al inicio de la entrevista que no le agradaba que sus seguidores le enviaran tweets ofensivos, recordándole ella que él los comparte, asegurándole él que no comparte los más desagradables, decidiendo ella dar por zanjado el asunto.

Doug insiste en que quizá fue demasiado servicial perdonándole enseguida y absolviéndolo, después de todo un año ofendiéndola sin parar, aunque asegura que le encaró.

Le dice luego que ha terminado con sus ataques por él y por sus hijos, aunque él le dice que no le pidió que lo hiciera.

Megyn le dice que necesita tener acceso a él, pues va a ser el candidato republicano, preguntándole su marido a qué precio, diciendo ella que al de su salario con el que pagan sus facturas, lo que hace que él se levante y se marche enfadado.

Les dice a sus colaboradores que ha sido un año de mierda y quiere acabar con eso.

Gretchen y Kayla son llamadas a la vez desde la segunda planta, aunque solo la segunda va a ver a Ailes, Gretchen se reunirá con Diane y Bill Shine, comentando al ver entrar a Kayla al despacho de Roger, que nunca para.

Comprende que van a despedirla, preguntando por qué, a lo que no le responden.

Habla con Nancy que le pregunta si está lista para la guerra, diciendo ella que lo está.

6 de julio de 2016. Conferencia de Sun Valley

Lachlan Murdoch recibe la noticia de la demanda interpuesta por Gretchen, que le comunica a su hermano James.

Hablan luego conjuntamente con el abogado de su padre, ya que este está en París.

El abogado, Gerson Zweifach les dice que no hay noticias de Gretchen desde el despido, ni siquiera para la negociación, lo que le hace suponer que tenía un plan, aconsejándoles que hagan una investigación interna sobre Roger, sabiendo que no se llevan bien con él.

Recuerdan que un mes después del 11 de septiembre de 2001, y tras recibir un empleado del Post un paquete de ántrax, Roger se mostraba paranoico, debiendo decirle Lachlan que arriba todo estaba bajo control y le pidió que se calmara.

Roger le pidió entonces que no le diera órdenes en su redacción, haciéndole ver Lachlan que si la redacción fuera suya sería el dueño y no lo es.

Indican a Zweifach que investigarán a Ailes.

Kayla llega muy contenta ante Jess, pues van a hacerle una prueba para Fox Business.

De pronto salta la noticia en el New York Times de la denuncia de Gretchen Carlson a Roger Ailes por acoso.

Beth Ailes, esposa de Roger, y editora de Putnam County Noticias, recibe una llamada de Roger que le pide que regrese a casa sin hablar con nadie.

La noticia tiene un gran recorrido, haciendo hincapié en que Ailes la retiró del programa matutino en 2013, le bajó el sueldo y la relegó a un horario de baja audiencia por rechazar sus requerimientos sexuales.

Roger habla con todos los medios afines, que salen en su defensa y hay numerosos desmentidos de algunas empleadas de Fox que aseguran que todo es una patraña.

Gil, del equipo de Megyn señala, durante una reunión, que las denunciantes debían haber recurrido a la línea anónima, aunque ninguna de las mujeres del equipo conocía su existencia, diciendo Megyn que esa línea es una mentira, pues la empresa tiene derecho a monitorizar sus conversaciones y nadie las creerá y las llamarán mentirosas, además de no poder llamar pervertido a quien decide tu sueldo y tu carrera.

Le confiesa luego a Gil que Roger Ailes la acosó 10 años atrás, aunque ella lo rechazó.

Pero tiene dudas sobre qué debe hacer, pues si lo denuncia y se filtra, le perseguirá el resto de su carrera y no quiere ser la del póster por acoso.

Se pregunta qué hacer, pues en el último año ha aprendido a no entrar en una pelea con alguien que tiene mejores razones para estar en ella.

Susan Estrich, abogada de Roger Ailes acude a su casa, asegurándole Roger que luchará, pues, asegura que las acusaciones son ridículas.

Susan está muy agradecida con él por cómo se preocupó durante su operación, y, tras haber trabajado durante años en defensa de las mujeres no quiere que se trivialice con un tema tan serio y le pregunta si la investigación podría encontrar algo comprometedor.

Su mujer le defiende diciendo que Roger tiene un sentido del humor particular que a ella le encanta y lo anima a que haga ese tipo de bromas machistas.

Roger le dice que teme que James Murdoch esté detrás, pues su mujer apoya a Hillary y está seguro de que hubo conversaciones en la Casa Blanca sobre cómo acabar con su vida.

Megyn empieza a recibir llamadas que no atiende de todos los que apoyan a Roger, incluida su esposa, diciéndole Jeanine Pirro que Roger la necesita y todos se están dando cuenta de su silencio, diciendo ella que el objetivo de la investigación es conocer la verdad y hasta entonces no tiene nada que decir.

Jeanine le dice que si la hipótesis sale adelante todos pensarán que todas las mujeres de la Fox se ponen de rodillas, incluida ella.

Megyn por su parte le dice que si esconden los trapos sucios y vuelve a ocurrir la Fox se puede enfrentar a cargos por daños y perjuicios de cientos de millones.

Jeanine Pirro le dice que Roger las desea porque es un hombre, pero también les dio un trabajo y se beneficiaron de ese tipo de atención.

Todos buscan a Megyn, que se pregunta dónde estaba toda esa gente para defenderla de los ataques de Trump, diciéndole una colaboradora que Bill Shine lo les dejaba.

Le dice a su marido que Roger le cae bien aunque sea controlador y vengativo y recuerda que la ascendió pasando por alto su rechazo.

9 de julio de 2016

Lachlan llama a Megyn y le dice que deben llamar a Gerson Zweifach.

Giuliani se ofrece también a Zweifach, pero este le indica que han optado por un bufete externo, Paul / Weiss, ya que él es amigo de Roger, pues incluso le casó y si comparten información no habría confidencialidad y podría conocerse el testimonio de cualquier mujer.

Un reportero consigue información de 6 mujeres que dicen que Roger las acosó. Aunque todas ella antes de que fundara Fox News.

Una de ellas, Marsha, cuenta que le dijo que le daría el programa a cambio de acostarse con él y con algunos de sus amigos cercanos.

Otra, Diane dice que entró, cerró la puerta y la besó y le agarró los pechos y le dijo que ninguna mujer conseguiría trabajo allí si no cooperaba.

A Pat le dijo que si quería tener éxito en la tele tendría que follar con él y con quien él dijera.

Jane cuenta que terminó la prueba y sacó unas ligas y unas medias y le pidió que se las pusiera y ella lo hizo.

Kelly señala que le dijo que podía ayudarla, pero que si quería jugar con los grandes tenía que acostarse con ellos.

Susan indica que la miró y se desabrochó los pantalones. Ella nunca había visto un pene y se asustó y él le pidió que lo besara. Tenía 16 años.

Ailes dice que la televisión necesita mujeres fuertes y seguras y las presiona, pero no sexualmente y asegura que nunca ha tenido que acosar a nadie, asegurando que si pierde, Gretchen acabará con Fox News, asegurando que si él cae todos caerán con él.

Megyn dice a su equipo que Zweifach le pidió que animara a hablar a las mujeres.

Gil le recuerda lo que le ocurrió la última vez que se metió entre Rupert y Roger.

Ella dice que antes de hablar necesita saber si les ha ocurrido a otras mujeres de la Fox, no solo a las que hubo antes, preguntándole Lily, una de sus colaboradoras si desea saberlo de verdad o quiere que parezca que lo quiere saber, diciendo ella que sí quiere.

14 de julio de 2016

Martyn Hyman, va a hablar con Gretchen, su clienta, para decirle que nadie de Fox se pronunció y todos hablan bien de Roger, excepto Megyn Kelly, que no dice nada, algo que a Gretchen le parece extraño y le hace pensar que debió ocurrir algo entre ellos, pues es demasiado ambiciosa para no apoyar a Roger, no creyendo que la apoye a ella, pues en caso contrario ella tampoco lo haría, afirmando que Roger enfrenta a las mujeres.

Tampoco les apoyan las demás cadenas, pues creen que una mujer no debe demandar a su jefe, reconociendo haberse lanzado al abismo creyendo que alguien la apoyaría, aunque Nancy, su otra abogada la anima y le dice que irán a por él.

Jeanine Pirro habla también con Kayla para pedirle que se mantenga unida con todos.

Otras presentadoras, como Martha MacCallum, Harris Faulkner, Kimberly Guilfoyle y Ainsley Earhardt hablan con otros medios negando cualquier clase de presión, asegurando que nadie les obliga a llevar faldas y que Roger fue el primero en poner a una mujer en prime time, asegurando, que no hay cámara para las piernas.

Algunas deciden que deben hacer una declaración a favor de Roger con todas las mujeres de la Fox tras ella, aunque Lily asegura que eso no pasará.

Megyn habla con las peluqueras y maquilladoras, que le comentan que Roger hace que las chicas suban por el ascensor de atrás sin que nadie se dé cuenta, aunque ellas se encargan de maquillarlas para subir, como Janice, la del tiempo.

Pero Gil no quiere seguir por ese camino, pues ella se juega su trabajo, Lily tiene un bebé y Julia perderá su visado y tendrá que regresar a Canadá y le dice a Megyn que ella podrá encontrar trabajo en cualquier sitio, pero ellos no, aunque Lily le pide que descubra la verdad.

Megyn va a hablar con otra presentadora Juliet Huddy en Fox 5, que se extraña de su presencia, pues nadie fue a verla en dos años allí después de 14 años en la cadena que su padre ayudó a fundar y de la que su hermano es reportero.

Juliet le dice que escuchó cosas sobre Roger, pero nunca le pasó a ella, aunque le cuenta que tiene detectives en la planta catorce que investigan a sus enemigos y publican cosas en la red y lo llaman la "Sala negra" y le aconseja que no pregunte a cualquiera sobre Ailes.

Roger no la acosó, pero sus abogados negocian con la Fox por el de Bill O'Reilly y Jack.

Poco a poco consigue que algunas mujeres accedan a hablar con Paul / Weiss, tanto de Roger como de O'Reilly, Jack, y otros.

Megyn habla con Kayla y le pregunta si Roger la acosó, preguntando ella cómo lo ha sabido, diciéndole Megyn que se acaban encontrando, pues ella también fue acosada y la anima a denunciarle, asegurándole que estará protegida, preguntándole Kayla si ella lo hizo, a lo que le responde que se lo comunicó a su jefe pero no pasó nada y tuvo que olvidarlo porque quería salir en televisión.

Kayla le pregunta si pensó en las consecuencias para las demás, diciendo que estaría bien que alguien las avisara de que le importaban cosas diferentes a las piernas y debió hacerlo porque tiene influencia.

Jess recibe una llamada de Kayla, que le pregunta si fue ella la que le dio su nombre a Megyn, diciendo que le expresó su preocupación por ella, y que lamenta no haberla apoyado, pero no lo hizo porque es una lesbiana en la Fox.

Kayla confirma que llamará a Paul / Weiss, diciéndole Jess que cree que es lo que debe hacer, animándola ella a hacerlo.

Le pregunta qué pasó, reconociendo Keyla que cedió con él y lo hizo y se siente sucia.

Jess le dice que ella no hizo nada malo, que fue él.

18 de julio de 2016 en el despacho de Paul / Weiss.

Megyn declara, diciendo que Roger descubre los puntos débiles.

Que se reunía en sesiones de estrategia profesional que combinaba con buenos consejos y comentarios para hacerla sentir segura, para lo que le decía, necesitaba sujetadores sexis, estando seguro de que los tiene y que le gustaría verlos.

Pero como le daba buenos consejos se lo dejaba pasar, aunque cuanto más lo dejaba pasar más la presionaba.

Le pedía que demostrara que tenía garra como los hombres y finalmente, en enero de 2006 él la agarró e intentó besarla, aunque ella no se lo permitió y tuvo que apartarlos dos veces, y mientras se marchaba él le preguntó cuándo vencía su contrato.

Tras la tercera intentona se marchó.

Dice que a partir de ese momento ignoró sus llamadas y se quedó en Washington y tres años después consiguió un programa.

Al ver que ella es la testigo W pregunta si hay otras 22 mujeres que dieron la cara desde que les llamó y pregunta si habrá más, viendo que callan.

La prensa revela que Megyn informó a los abogados de que Roger la acosó sexualmente.

19 de julio de 2016

Roger se asusta y dice que fue James que le metió ideas en la cabeza y les pide que revisen todos los artículos de Megyn buscando cosas buenas que dijera sobre él.

La redacción comienza a arder.

Algunas de las trabajadoras comienzan a repartir camisetas en apoyo a Roger, aunque otras se niegan a ponérselas.

Megyn viaja a Cleveland para la convención republicana.

20 de julio de 2016

Megyn observa que algunas personas ya no le saludan, pero tiene la sorpresa de que Doug lleva a los niños para que le den una sorpresa.

Le comenta a Doug que la juzgan tanto por declarar como por no haberlo hecho antes y teme haber arruinado su vida por hablar.

Tras la reunión con los abogados de Gretchen, Susan pide hablar a solas con Roger, aunque él insiste en que esté Beth.

Los abogados de Gretchen piden una reunión con Susan Estrich, la abogada de Ailes, para un acuerdo, aunque cuando regresa le informa de que Gretchen grabó sus conversaciones durante más de un año y no lo dijo antes para que él lo negara y acabar con su credibilidad.

Megyn retransmite la presentación de Giuliani a Trump y le dicen por vía interna que según informa el New York Post, Roger cayó.

Poco después todos los medios informan sobre la reestructuración de Fox News.

Cavuto, el gerente teme que defender públicamente a Roger pueda verse como coacción, viendo como algunas mujeres ahora sí llevan pantalones.

21 de julio de 2016

Rupert Murdoch y sus hijos reciben a Roger y a su abogada, Susan.

Roger se excusa diciendo que dieron trabajo a esas mujeres, las sacaron en directo y las hicieron famosas, y dice que no le hizo daño a ninguna.

Rupert le dice que nadie respaldará su versión de la historia, tras lo que le presentan su cheque, indicando Susan que la mitad de esa cantidad ya se la deben de la prima del año anterior, a lo que le responden que lo pagarán, además del finiquito.

Roger les indica que creó el activo más rentable de los Murdoch. Consiguió un beneficio de 1.000 millones, siendo Fox News su franquicia más productiva.

Rupert le pide que acepte y firme la cláusula de no competencia, desoyendo a James, que asegura que él lo habría despedido por acoso.

Roger le dice que nunca le ha importó el dinero, por lo que acepta, aunque le pide que vaya con él a la redacción para anunciar juntos su partida, aunque Rupert le dice que no lo hará.

Luego, ya sin él indica a sus hijos que se instalará en el despacho de Roger y dirigirá la cadena hasta que todo esté tranquilo.

Habla luego con Trump, que le llama desde la convención.

En esta los asistente gritan pidiendo la marcha de Megyn.

Gretchen consiguió que los Murdoch pusieran los derechos de las mujeres por encima del beneficio temporalmente.

Murdoch baja a la redacción, donde Kayla saca la foto de Jess que unos días antes escondió en su cajón, diciéndole que está mejor fuera.

Murdoch les anuncia que Ailes abandona la Fox y le da las gracias por su contribución.

Al escucharlo Jess vuelve a guardar su foto.

Kayla pensó, tras su acoso, qué hizo o dijo o llevaba puesto o qué pasó por alto. Si la vio débil o que buscaba dinero o atención, y se pregunta si se queda si podrá aguantarlo y si la definirán por eso el resto de su vida.

Murdoch les indica que asume la dirección ejecutiva con el apoyo de Bill Shine.

Kayla coge entonces sus cosas y se marcha sin esperar a que Murdoch termine asegurando que su siguiente trabajo será diferente o ella podrá hacerlo diferente, arrancándose y tirando su acreditación, viéndola Jess alejarse.

Un día Gretchen ve desde el interior de un restaurante a Megyn fuera. Se miran por un momento y luego Megyn se aleja.

Recuerda que Roger decía que en televisión todos tenían un solo trabajo. Caer bien, aunque ella piensa que no le importa caer bien, solo que la crean.

Gretchen piensa que mucha gente es escéptica sobre el acoso hasta que lo viven o conocen a alguien que lo sufre.

Consiguió 20 millones y una disculpa de la Fox, algo que nunca se había producido, aunque a cambio debe firmar un contrato de confidencialidad estricto, por lo que no podrá contar su historia, diciendo ella "puede".

El año en que Roger Ailes y Bill O'Reilly dimitieron, la Fox pagó 50 millones de dólares a las víctimas del acoso sexual. Pero pagaron 65 millones a Ailes y O'Reilly.

Las mujeres que arriesgaron su carrera para denunciar a Ailes fueron las primeras en derribar a una figura pública importante, aunque no las últimas.

Calificación: 3
Te cuento la película