Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
El padre

The father (2020) * Gran Bretaña / Francia

Duración: 97min.

Música: Ludovico Einaudi

Fotografía: Ben Smithard

Guion: Florian Zeller, Christopher Hampton (Obra: Florian Zeller)

Dirección: Florian Zeller

Intérpretes: Anthony Hopkins (Anthony), Olivia Colman (Anne), Rufus Sewell (Paul), Imogen Poots (Laura), Olivia Williams (Catherine / Laura / Anne), Mark Gatiss (Bill / Paul).

Anne llega apurada a casa de Anthony, su padre tras haber recibido la llamada de su cuidadora, que decidió marcharse después de que la insultara y la amenazara físicamente.

Él le dice que no sabe quién era esa mujer y no la necesita, recordándole ella que la mujer estaba allí para ayudarle y que es la tercera que se va y le costó encontrarla.

Pero él se excusa diciendo que sospecha que le estaba robando, y que se llevó su reloj.

Que, como le resultaba sospechosa, le tendió una trampa dejándole el reloj en un sitio visible para ver si se lo llevaba, aunque ya ni recuerda dónde lo hizo.

Anne le pregunta si miró bajó la bañera, donde guarda sus cosas de valor, mostrándose él molesto de que conozcan su escondite, viendo que él corre hacia el baño y que sale con el reloj.

Anne le dice que muy pronto se irá de Londres y no podrá ir cada día, pues ha conocido a un hombre que vive en París y se irá a vivir allí con él.

Anthony le dice que no parece creer que ella tenga marido, pues no ha salido con nadie desde que lo dejó con James, aunque luego le pregunta si está abandonándole y le pregunta qué va a ser de él.

Ella dice que es muy importante, pues quiere de verdad a ese hombre e irá a menudo a verlo, pero si se niega a tener a una cuidadora tendrá que llevarlo a una residencia de ancianos.

Él se muestra contrariado y lamenta que no esté allí su otra hija, asegurando que ella no le trataría así,

Al día siguiente, mientras está en la cocina, Anthony escucha la puerta, aunque nadie le responde cuando pregunta si hay alguien, encontrando a un hombre en su salón sentado en una butaca leyendo el periódico, por lo que le pregunta quién es y qué hace en su piso, diciéndole el hombre que es Paul y que vive allí, recordándole que es el marido de Anne desde 10 años atrás.

Anthony le pregunta si no estaban separados, diciendo él que no, tras lo que le pregunta si no se iba a ir Anne a París, pues ella le contó que se iba para vivir con un hombre.

Le explica que no entiende por qué su hija insiste en contratar a una mujer para cuidarle, pues él está perfectamente y no necesita que nadie cuide de él, pero su hija es poco espabilada, habiendo salido a su madre.

Preocupada por los síntomas de confusión del hombre, Paul decide llamar a Anne.

Anthony se pregunta qué están tramando contra él, diciendo que sospecha que Anne quiere internarle, asegurando que no piensa dejar su piso, diciéndole Paul que ese no es su piso. Que le han llevado allí mientras consiguen a otra cuidadora.

Llega por fin Anne, pero Anthony ve que es otra persona diferente, por lo que le pregunta dónde está Anne, diciendo ella, asustada, que está allí, que salió un momento para hacer la compra.

Él le sigue la corriente como si la reconociera y le cuenta que oyó un ruido y vio a su marido, recordándole ella que está soltera, pues se divorció de James 5 años atrás, por lo que le pregunta quién es entonces el hombre que estaba en casa, aunque ve que ya no está. afirmando que está pasando algo raro, tratando ella de tranquilizarlo, diciéndole que todo se solucionará y le da su medicación.

Él le pregunta si es ese su piso, aunque ella no le responde.

Llega con la compra, esta vez la verdadera Anne, igual que la anterior, con el pollo, que habla por teléfono, mostrándose preocupada por el estado de su padre, pues algunos días ni siquiera la reconoce.

Este escucha por la mañana desde la cama el timbre de la puerta y oye a su hija hablando con otra mujer, a la que le explica que su padre está disgustado y la advierte que puede reaccionar mal.

Le cuenta que hasta poco tiempo antes vivía solo, pero tuvo que llevárselo y necesita que alguien le ayude.

Cuando su padre se levanta le presenta a Laura, la nueva candidata a cuidadora, con la que, en esta ocasión, se muestra encantador, ofreciéndole un whisky, y contándole que su hija no toma nada y es un poco tonta como su madre, no como Lucy, su otra hija, la favorita, que es pintora, aunque, le dice, hace tiempo que no sabe nada de ella, diciéndole luego que le recuerda a Lucy, su otra hija.

Le cuenta luego a Laura que era bailarín, aunque su hija le recuerda que era ingeniero.

Le cuenta también que compró el piso hace más de 30 años y fue muy feliz allí, pero su hija está muy interesada en él y se mudó allí con el hombre que conoció justo después de su divorcio y trata de convencerle de que no es capaz de valerse solo para apoderarse de su piso.

Pero, le asegura, que no se irá de ese piso tan pronto y que le va a sobrevivir y que heredará él de ella y hará un discurso en su funeral diciendo lo despiadada que era, insistiendo en que no necesita ayuda de nadie y que no piensa dejar su piso, tras lo que se retira, dejando a su hija desolada.

Laura la consuela y le dice que no se preocupe, que todo saldrá bien.

Llora en la cocina se le rompe una taza y llora mientras recoge los pedazos.

Viendo que hay luz en la habitación pasa a ver a su padre, ya dormido, imaginándose que lo asfixia con la almohada.

Cuando llega su marido le pregunta cómo fue con la ayudante, contándole que bien y que comenzará al día siguiente, pero está preocupada, pues cuando volvió antes con el pollo no la reconoció y vio en sus ojos que no sabía quién era.

Aparece su padre en la cocina y le dice que enseguida tendrá la cena lista, preguntando él al ver al marido de su hija, Paul, pero que ahora es otra persona, si tendrán invitados.

Al ver el reloj de Paul se da cuenta de que no ve el suyo, insistiendo en que se lo han robado, quejándose de que todo el mundo coge sus cosas.

Se acerca a Paul y le pregunta qué hora es, diciéndole que su reloj es muy bonito y le pregunta si es suyo.

Entretanto Anne, tras encontrar el reloj comienza a preparar la cena.

Le dice que no sabe por qué nunca se llevó bien con Anne, no como con Lucy, a la que hace meses que no ve y le haría feliz volver a verla, aunque como es pintora está viajando por el mundo.

Paul le pregunta cuánto tiempo más piensa seguir tocándoles las narices.

Anne lleva a su padre a una cita médica.

La doctora le pregunta si vive con su hija, diciendo Anthony que vive con ella hasta que se vaya a vivir a París, aunque ella niega que se vaya a ir a París.

Cuando se despiden, la doctora le dice que todo va muy deprisa.

Luego, mientras está haciendo la compra, Anne recibe una llamada preocupante, por lo que regresa a casa, donde encuentra a su padre tratando de ponerse un jersey sin ser capaz de hacerlo.

Luego, el anciano escucha cómo Paul dice que deben llevarlo a un geriátrico, pues está enfermo aunque ella le recuerda que al día siguiente empieza la cuidadora y estará hasta las 6, preguntando el marido qué pasará después de esa hora, diciendo Anne que estará ella, algo que al marido no le convence.

Callan al ver que Anthony les escucha.

Luego, a solas, Anthony le pregunta a Paul por qué no se van a alguna parte, preguntando este si lo está haciendo adrede y le recuerda que tenían previsto ir de vacaciones a Italia y tuvieron que cancelarlo por su pelea con Angela, su anterior cuidadora y tuvieron que llevarlo a su casa para siempre.

Anne y su marido vuelven a discutir, insistiendo él en que debe buscar otra solución diferente, pues ha perdido la cabeza y deben llevarlo a un geriátrico.

Cuando Anthony se levanta le pregunta a su hija dónde está el cuadro de Lucy, diciéndole Anne que se confunde con su piso, pues allí nunca hubo un cuadro.

Pero de pronto ve que no está Anne, sino Laura, que le lleva su medicación, y a la que le pregunta si es monja, diciendo ella que no, preguntándole por qué le habla entonces como a un retrasado.

Pero luego se disculpa por cómo se comportó el día que se conocieron e insiste en que se parece mucho a Lucy.

Ella le dice que Anne le contó ya lo de su accidente, viendo que él no sabe nada.

Le recrimina luego de nuevo que le trate como a un retrasado, diciéndole que es muy inteligente, contándole luego que de joven trabajó en un circo.

Mientras trata de convencerle de que se vista para salir al parque aparece Paul, que vuelve a ser el primer Paul que vio en el salón de la casa y que le dice que quiere hablar con él, preguntándole cuánto tiempo piensa seguir allí fastidiándoles y arruinándole la vida a su hija, llegando incluso a abofetearlo varias veces, por lo que el hombre empieza a llorar y llama a Anne, que regresa de la cocina con su reloj y le dice que van a comer el pollo y trata de calmarlo dándole el reloj.

Vemos que es continuación de la noche en que ella llegó con el pollo y él le preguntaba a Paul por su reloj.

Anthony se despierta al escuchar la voz de Lucy llamándolo papá, por lo que se levanta y, siguiendo la voz sale de la casa, viendo que en realidad está en un hospital.

Vaga por los pasillos buscando a Lucy a la que encuentra en la cama tras su accidente.

Pero a la mañana siguiente ve que la puerta que abrió el día anterior es la de un armario.

Anne le recuerda que tiene una visita, la de Laura, que él recuerda es la mujer que se parece a Lucy, poniéndose nervioso, ya que está todavía en pijama y lo verá así la chica.

Pero cuando llega su cuidadora, a la que le presentan como Laura, ve que es la mujer que en otro momento tomó por Anne, por lo que protesta y dice que quiere a la otra chica.

Anne va a hablar con su padre y le recuerda que lo llevó a su casa como una solución temporal, pero cree que en realidad estará mejor allí, siendo su habitación la de un geriátrico, que, le dice, es como un hotel, preguntándole él dónde dormirá ella, que debe recordarle que se va a ir a vivir a París, diciéndole él que le dijo que no lo haría, diciéndole que debe irse, pero que irá a verlo algunos fines de semana, preguntando si se va a quedar solo, y preguntándole si irá a verlo Lucy, pues la echa de menos, llorando Anne que le dice que también ella la echa de menos.

A la mañana siguiente entra para atenderlo la mujer a la que tomó por Laura y a la que unos días antes tomó por Anne, que en realidad es una enfermera llamada Catherine, que le lleva sus pastillas y que dice que le está atendiendo desde hace varias semanas.

Anthony le pregunta por Anne, diciéndole esta que su hija lleva varios meses en París y le muestra una postal que le envió desde allí y que leen, diciéndole que va a verlo algunos fines de semana.

Entra luego otro enfermero, Bill, que es uno de los que le dijeron que era Paul.

Les pregunta luego si va a ir su madre a verlo y comienza a llorar mientras pide que se la lleven.

Debe consolarlo Catherine, que dice que le ayudará a vestirse y saldrán al parque a pasear y le dice que todo irá bien.

Calificación: 3
Te cuento la película