Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
Érase una vez en Hollywood
Érase una vez en... Hollywood

Once upon a time in... Hollywood (2019) * USA / Gran Bretaña / China

          También conocida como:
                    - "Había una vez en Hollywood" (Hispanoamérica)

Duración: 165 minutos

Música: Varios

Fotografía: Robert Richardson

Guion y Dirección: Quentin Tarantino

Intérpretes: Leonardo DiCaprio (Rick Dalton), Brad Pitt (Cliff Booth), Margot Robbie (Sharon Tate), Emile Hirsch (Jay Sebring), Margaret Qualley ("Pussycat"), Al Pacino (Marvin Schwarz), Timothy Olyphant (James Stacy), Julia Butters (Trudi Frazer), Austin Butler (Tex Watson), Dakota Fanning ("Squeaky"), Bruce Dern (George Spahn), Mike Moh (Bruce Lee), Kurt Russell (Randy Lloyd), Luke Perry (Wayne Maunder), Lorenza Izzo (Francesca Capucci).

Rick Dalton fue una gran estrella televisiva de los 60 como protagonista de la serie del oeste "Bounty law", donde interpretaba al cazarrecompensas Jake Cahill, y que ponían cada jueves a las 8'30, apareciendo en una de sus entrevistas, realizada por Allen Kincade, con su doble de acción, Cliff Booth.

Sábado 8 de febrero de 1969

Sharon Tate llega a Los Ángeles, yendo con su amigo Jay Sebring a la casa donde vive con Roman Polanski en Cielo Drive.

Entretanto, en un restaurante de la ciudad Rick y Cliff toman una copa esperando el primero al agente Marvin Schwarz.

Cliff debe llevar siempre a Rick porque a este le retiraron el carnet por conducir ebrio.

Marvin le dice que la noche anterior vio con su mujer dos películas suyas en su sala particular, un western y otra película de nazis, en que sale manejando un lanzallamas con el que acaba con sus enemigos.

Rick le cuenta que en los dos últimos años ha trabajado fundamentalmente como actor invitado en algunos episodios de diversas series, haciendo normalmente de villano, aunque también salió en algún cursi video musical.

Marvin le dice que cuando se comienza así ya no volverá a ser protagonista, por lo que le propone ir a Italia para volver a ser protagonista.

La conversación le deja muy tocado, y le dice a Cliff que es ya oficialmente una vieja gloria, lo que le deprime.

Cliff tampoco está contento, pues hace mucho que no trabaja como doble, y le dice que aunque le gusta trabajar para él de chófer y haciendo chapuzas o cuidando de su casa de Hollywood Hills, cuando no está, no sería tan mala idea ir a Italia, aunque Rick le dice que los espagueti western no gustan a nadie.

Se cruzan con un grupo de hippies, fijándose una de las chicas en Cliff, que también la mira a ella.

Le sugiere luego a Rick que si prefiere quedarse en Los Ángeles, que participe en la temporada de pilotos, aunque Rick le dice que se siente demasiado inseguro para afrontar la temporada.

Lamenta nuevamente haber decidido cancelar su serie, algo que su público no le perdona, por una carrera en el cine que no mereció la pena.

Cuando llegan a Cielo Drive, coinciden con sus nuevos vecinos Roman Polanski y Sharon Tate, al que es la primera vez que le ve.

Tras dejarlo en su casa, Cliff conduce hasta la caravana donde vive, derrapando su coche por la ciudad, esperándolo su perro Brandy, un pitbull al que le lleva un hueso y al que le da de comer, obligándole a esperar a que él le de la orden para poder hacerlo.

Por su parte, Rick memoriza su papel para el capítulo que va a rodar al día siguiente, haciéndolo en una colchoneta en su piscina.

Por su parte, Polanski y Tate salen en su coche a cenar en la mansión Playboy, donde están también Steve McQueen, Michelle Phillips y Jay Sebring.

Mientras ve bailar muy animada a Sharon, Steve McQueen le cuenta a Connie Stevens que Sharon estaba prometida a Jay, y entonces ella viajó al Reino Unido para rodar una película con Polanski y rompió su compromiso con Jay para casarse con Polanski.

Se mudaron a Los Ángeles, y ahora los tres son inseparables porque Jay sigue amándola y sabe que Polanski algún día lo fastidiará todo y él estará allí.

Domingo 8 de febrero de 1969

Cliff lleva a Rick al rodaje del nuevo piloto en que va a aparecer, pidiéndole a su amigo que vaya a su casa a reparar su antena.

Cliff le pide que le hable de él al jefe de especialistas, aunque le dice que no le cogerán, pues es amigo del jefe de especialistas de "El Avispón Verde" y no le serviría de nada.

El director, Sam Wanamaker va a ver a Rick, halagándole y diciéndole que fue él quien lo eligió para el papel y le dice que le pondrá un gran bigote, le cambiará el pelo e irá vestido como un hippie, diciendo él que entonces no se le reconocerá, a lo que Sam le responde que eso espera, que no quiere que vean a Jake Cahill, pues le ha contratado como actor, no como vaquero.

Entretanto, de vuelta a la casa de su amigo, Cliff vuelve a ver, haciendo autostop a dos chicas hippies, siendo una de ellas en la que se fijó el día anterior, aunque le dice que no puede cogerlas.

Poco después, sube al tejado de Rick para arreglarle la antena, que tiró el viento, recordando mientras lo hace aquel rodaje del "Avispón verde", y su problema con Randy, el jefe de especialistas.

Tras insistir, Rick logró que Randy lo contratara, pese a sus reticencias, pues no le gusta ni él ni el ambiente que crea en el plató, y además mató a su mujer con un arpón.

Rick le dice que no debe creer esa historia, diciéndole Randy que aunque no sea cierta, su mujer sí se la cree, y ella también trabaja en la película, por lo que le pide que procure no acercarse a ella.

Vestido como Rick por si lo necesitan, y mientras espera, escucha a Bruce Lee, que comenta que admira a Cassius Clay porque combate de verdad, mientras que en las artes marciales no le permiten pelear así.

Al ver que Cliff ríe cuando asegura que si combatiera con Clay ganaría él, Lee se dirige a él y le pregunta de qué se ríe, diciéndole él que lo hace porque es un hombrecillo bocazas. Apenas un palomino en los calzoncillos de Cassius Clay.

Lee le dice que le gustaría cerrarle la boca, pero que sus manos están registradas como armas letales y si le matara sin querer iría a la cárcel.

Cliff le dice que todo el que mata a una persona accidentalmente va a la cárcel porque es homicidio y lo del arma letal es una excusa para que los bailarines no tengan que pelear de verdad.

Lee le propone un duelo amistoso sin golpes en la cara al mejor de tres sin intentar hacer daño pese a que advierten a Bruce que Cliff mató a su mujer y se fue de rositas.

Herido en su orgullo, Lee decide seguir adelante con el desafío, consiguiendo sorprender a Cliff con uno de sus golpes y consiguiendo derribarle.

Pero no conseguirá hacerlo una segunda vez. Cliff, ya en guardia consigue esquivar su golpe y coge a Lee, lanzándolo contra un coche que deja abollado.

Aparece entonces Janet, la mujer de Randy, que no entiende que se esté peleando con el protagonista y que detiene la pelea, y pese a que Bruce Lee les dice que nadie lo ha golpeado, que solo era un duelo amistoso, Cliff les muestra todo lo contrario, enseñándoles cómo quedó el coche, indignándose más aún Janet al ver cómo dejaron su coche.

Desde el tejado ve que llega un tipo, Charles Manson, en una furgoneta, a casa de Polanski, preguntándole a Jay, que es quien sale a atenderlo por Terry y por Dennis Wilson, diciéndole Jay que no viven ya allí, enviándole a ver al dueño de la casa, que vive en ese momento en la casa de invitados.

En el estudio, y mientras espera a que se le seque el pegamento del bigote, lo que le impide ir a comer como al resto del equipo, Rick camina por el estudio, viendo a una niña de 8 años que también trabaja en la película y lleva un vestido de época, leyendo.

En su silla hay un nombre, Trudi Fraser, sentándose junto a ella para leer también él una novela que lleva encima para las esperas.

Le extraña que ella no esté comiendo como los demás, diciendo la niña que tiene que actuar y cuando come está pesada y el actor debe evitar obstáculos a su actuación, respondiéndole, cuando le pregunta por su nombre, que quiere que la llame Marabella Lancer, pues mientras rueda prefiere usar el nombre de su personaje.

La niña le pregunta qué lee él, contándole que es una novela sobre un domador que tras un accidente no puede trabajar ya tan bien como antes y debe empezar a asumir que es cada vez más inútil, llorando al contarlo, al sentirse identificado con él.

Camino de una librería, Sharon Tate recoge a la chica hippie.

Luego, en la librería pide una primera edición de Tess d'Urberville de Thomas Hardy, que desea regalarle a su marido, viendo que enfrente, en el cine Bruin ponen su película "La mansión de los siete placeres".

El protagonista de la nueva serie, James Stacey, que interpreta al personaje de Johnny Madrid, va a ver a Rick y a presentarle sus respetos.

Trata de halagarle preguntándole si es cierto que estuvo a punto de interpretar el papel que hizo luego Steve McQueen en "La gran evasión", aunque humildemente, Rick le dice que no fue así. Que en realidad ni siquiera le dijeron nada, y que supo que durante un breve espacio en que McQueen se pensó en si la protagonizaba, su nombre figuró junto con otros cuatro precandidatos, aunque asegura que nunca tuvo la menor posibilidad.

Tras salir de la librería, Sharon Tate va a la taquilla del cine donde proyectan su película, preguntando si, dado que es una de las protagonistas la dejarían asistir a la proyección sin pagar, y, aunque en principio la taquillera duda de su identidad, finalmente el gerente la deja entrar, sonriendo y disfrutando ella al verse en pantalla y al ver la reacción del público cuando hay alguna escena divertida.

Por su parte, Rick, comienza el rodaje de su primera jornada de trabajo, un enfrentamiento entre pistoleros, aunque al olvidársele sus diálogos tienen que repetir la escena varias veces.

De regreso a su caravana se enfada consigo mismo por lo sucedido, pues sabe que olvidó su texto por haber estado bebiendo toda la noche, prometiéndose dejar de hacerlo.

Cliff vuelve a ver por la ciudad a la chica hippie que hace autostop, que consigue que esta vez él la recoja, diciendo ella que a la tercera va la vencida, muy contenta.

Le dice que va a Chatsworth, no entendiendo él que esté haciendo dedo todos los días para eso, diciendo ella que a los turistas les encanta llevarla, y es lo mejor de sus vacaciones, tras lo que le explica que va al Rancho Spahn que es donde vive con sus amigos.

Como ve que el conoce bien el lugar le pregunta si es un viejo vaquero que rodaba películas allí, contándole que es especialista, señalando ella que mejor así, pues los actores son falsos, fingen morir, cuando hay gente muriendo de verdad en Vietnam.

La chica, a la que llaman Pussycat, le propone luego hacerle una felación mientras conduce, preguntándole él cuántos años tiene, diciendo ella que no es demasiado joven para acostarse con él, pero él sí es demasiado viejo para hacerlo con ella, diciendo él que es demasiado mayor para ir a prisión por acostarse con una menor, y le dice que la prisión lleva mucho tiempo persiguiéndole y él ha conseguido esquivarla y cuando vaya no será por ella.

Rick continúa rodando, ahora como secuestrador de Trudi, pidiendo por ella una recompensa.

Y esta vez el director le felicita por su actuación como malvado y Trudi le dice que es la mejor actuación que ha visto en su vida, no pudiendo evitar que se le salten las lágrimas.

En el rancho Spahn algunos hippies ven la televisión cuando escuchan que llega un coche extraño.

Pussycat, le presenta a Cliff a su amiga Gipsy, que le dice que casi todos se han ido a Santa Barbara, no pudiendo presentarle por ello a Charlie.

Ahora los hippies ganan algún dinero llevando a los turistas a conocer a caballo los cañones de Santa Susana.

Pussycat le presenta a Cliff a uno de ellos, Tex, hablando de Texas, de donde es el hippie, contándole Cliff que él pasó varios meses de trabajos forzados en Houston por partirle la mandíbula a un policía.

Les pregunta luego si George Spahn es aún el dueño del rancho, a lo que le responden afirmativamente, y les pregunta tras ello si les ha dado permiso para vivir allí, diciéndole que ellos cuidan de él.

Muestra su deseo de ir a saludarlo, aunque le dicen que está durmiendo, pese a lo cual él decide ir a verlo, yendo por ello hasta su casa, donde en ese momento media docena de hippies ven la televisión, saliendo cuando él se acerca, siendo recibido por una de las chicas que le dice lo mismo que los otros, que George está durmiendo.

Él insiste en verlo, pues hace 8 años que no se saludan, diciéndole ella que tiene que dormir para poder ver con ella esa noche FBI y Bonanza.

Pese a todo él insiste en verlo, no poniéndole la chica ya más impedimentos, viendo Cliff cómo lo observan todos los hippies que hay en el lugar, viendo la cara de preocupación de Pussycat.

Al entrar observa que todo está muy sucio, y hay hasta una rata en un cepo.

La chica le advierte que George estará muy cansado después de hacer el amor con ella, y que además está ciego.

Ve que en efecto está acostado y le cuesta despertarlo, y cuando lo hace no les recuerda ni a él ni a Rick, pero le dice que le ha conmovido que haya ido a verlo.

Le confirma que ve FBI con Squeaky, y no le gusta cabrearla.

Le pregunta si ha dado permiso a los hippies para vivir allí, diciendo él que Squeaky le quiere.

Cuando sale ya está solo Pussycat esperándolo para decirle que la ha avergonzado y que no tienen secuestrado a George.

Camina de regreso hacia su coche mientras una fila de hippies lo abuchean, viendo al llegar que alguien clavó una navaja en una rueda de su coche, preguntándole a uno de los hippies si fue él, advirtiéndole que no es su coche, sino el de su jefe, por lo que pide al tipo que se la cambie a lo que el hippie se niega, dándole él varios fuertes puñetazos mientras todos los demás lo abuchean y avanzan hacia él, que amenaza con saltarle las muelas a su compañero, Clem si continúan.

Le obliga a que le cambie la rueda, saliendo Gipsy a buscar a Tex, aunque para cuando llega este él ya se marchó.

Consigue llegar a tiempo para recoger a Rick, siguiendo con su coche al de Sharon Tate, tras su salida del cine, hasta su urbanización.

Entra con Rick para ver juntos el capítulo de ese día de FBI, en el que sale Rick como actor invitado y haciendo de malvado.

Marvin Schwarz, que está viendo también la serie llama a Michael Murtaugh para decirle que está viendo a su Nebraska Jim.

Seis meses después. Viernes 8 de agosto de 1969

Rick viaja en un avión de regreso a Los Angeles desde Roma, donde ha pasado varios meses rodando, gracias a los contactos de Marvin.

Allí rodó Nebraska Jim con Sergio Corbucci.

En Roma le perseguían los paparazzi y había gran alboroto por él y por la coprotagonista de la película, Daphna Ben-Cobo.

Le gustaba tanto la comida que engordó casi 7 kilos, pero no le gustaba cómo rodaban los italianos por el doblaje, algo que le parecía ridículo.

Marvin le consiguió otras tres producciones una italiana y otra hispano italiana dirigida por Joaquín Romero Marchent que coprotagonizó con Telly Savalas, rodando otra película de espías, copia de las de James Bond.

Terminó así su estancia de 6 meses en Italia, aunque su ostentoso piso romano se comió buena parte de sus ganancias, teniendo a su regreso una esposa italiana, la starlet Francesca Capucci, y con la incertidumbre de ignorar lo que le espera.

En el mismo avión regresa Cliff Booth tras haber hecho compañía a Rick en Italia.

Durante el rodaje en Almería de "Sangre roja, piel roja", Rick le dijo que no podía seguir pagándole con su nueva mujer, pues apenas podía pagar su propia casa, que está pensando en vender, para comprar un piso en Toluca Lake y vivir de las rentas.

Le dice por ello, que, cuando termine su viaje europeo habrán llegado, tras nueve años juntos, al final del camino.

Ninguno sabe qué será de ellos, solo que esa noche se emborracharán como en los viejos tiempos.

Cuando entra con su esposa en brazos en su casa esta se siente asombrada.

Ese día, llega, a las 12'30, y al chalet de al lado, Joanna, una amiga de Sharon Tate, con su bebé, para visitarla, estando Sharon en avanzado estado de gestación.

Como Roman estaba en Londres preparando su siguiente película, Sharon invitó a dos amigos para que la acompañaran, Voytek Frykowski, un viejo amigo polaco de Roman, y su novia, la trabajadora social Abigail Folger, heredera del imperio cafetero Folger.

A las 5 Cliff fue a recoger a su perro, que había dejado en un establecimiento.

A las 7, Sharon, sus amigos y Jay fueron a cenar al mexicano El Coyote, en Beverly.

Por su parte Rick y Cliff fueron a cenar al Valle a las 8'30, en el mexicano Casa Vega, en Ventura, mientras Francesca, agotada por el jetlag dormía, acompañada por Brandy.

Aquella fue la noche más calurosa del año y debido a ello y a la melancolía por su embarazo, Sharon no parecía tan contenta como sus amigos.

Rick y Cliff beben tanto que deben dejar el Cadillac y tomar un taxi para regresar.

A las 10 Sharon y sus amigos llegan de regreso a su casa, donde estuvieron charlando un rato más, tocando Abigail el piano antes de regresar a su cuarto y fumarse un porro mientras su marido veía abajo la televisión y fumaba otro porro.

Rick y Cliff, por su parte llegaban a las 11'45 en un taxi, comenzando el primero a preparar margaritas, mientras Cliff sacaba a pasear a Brandy, encontrando entre los cigarrillos de Rick el que dejó meses atrás, bañado en ácido y que decide fumar.

Llega entonces un coche a la puerta de Rick, que observa que se trata de hippies, por lo que sale muy enfadado para recriminarles por el ruido que hace su coche, que lleva roto el silenciador, diciéndoles que están en una calle privada, excusándose el conductor, Tex, que le dice que se perdieron, y aunque se excusan él les echa la bronca mientras bebe directamente del vaso de la batidora.

No sabe que van armados y que están nerviosos, aunque consigue que se marchen, aunque no muy lejos, se quedan abajo esperando, pues han visto que están todos despiertos aún, aunque recuerdan que Charlie les ordenó ir a la antigua casa de Terry y matarlos a todos fingiendo que había elementos de brujería.

Con Tex van Patricia Krenwinkel, a la que llaman Katie, Susan Atkins, "Sadie" y Linda Kasabian, "Flowerchild".

De pronto Katie ca en la cuenta de que el hombre que les ha abroncado es Rick Dalton, recordando Tex que de niño tenía una tartera de Bounty Low, que le encantaba.

Sadie les dice que han crecido viendo series de la tele que tratan sobre asesinatos, y ahora ellos van a matar a la gente que les enseñó a matar.

Cuando comienzan a andar hacia la casa, Flowerchild les dice que tiene que volver al coche, pues olvidó su cuchillo, viendo los otros tres, cómo de pronto arranca el coche y se marcha, no dispuesta a participar en los asesinatos, pese a lo cual ellos deciden seguir adelante con su plan.

Cliff regresa a la casa y se dispone a dar de comer a Brandy, mientras Rick escucha música con los auriculares en la piscina.

Brandy escucha ruidos y ladra, viendo Cliff cómo de pronto entran Tex y Katie por delante y Sadie por detrás, Tex con una pistola y las chicas con cuchillos, y le piden que haga que vayan todos los de la casa al salón, llegando también Francesca que se despertó con los ruidos.

Cliff, aún bajo los efectos del ácido no se muestra asustado y les dice que los conoce a los tres del rancho Spahn, pidiéndole Sadie a Tex que le dispare, aunque entonces, y con un chasquido de lengua, Cliff hace que Brandy salte sobre el brazo de este y que no lo suelte.

Decide actuar entonces Sadie, que se lanza con el cuchillo sobre Cliff, aunque antes de llegar hasta él, recibe en su cara el impacto de una de las latas de la comida de su perro, que muerde fuertemente la entrepierna de Tex, incapaz de hacer nada por el dolor.

Cuando finalmente Cliff hace que el perro lo deje, Tex saca su cuchillo, aunque Cliff lo golpea y hace que el cuchillo acabe en la pierna del propio Tex, al que Brandy vuelve a atacar.

Francesca, por su parte golpea a Katie, aunque cuando se levanta se lanza sobre Cliff, consiguiendo clavarle el cuchillo en la cadera, ante lo que él la golpea con saña contra una columna, contra las paredes y luego contra la chimenea y contra una mesa hasta acabar con ella.

Entretanto Tex consigue alcanzar su arma y la dispara, alcanzando a Cliff.

Debido al impacto, y sin poder ver bien, Sadie sale alocada con la pistola hacia la piscina, donde Rick, que no había escuchado nada, debido a los cascos, se asusta, viendo cómo Sadie acaba cayendo a la piscina y disparando al aire.

Asustado, Rick corre a su casa y coge el lanzallamas de su película contra los nazis y la achicharra en el agua, corriendo luego adentro para ver si Francesca está bien.

Poco después Rick declara lo ocurrido ante unos agentes, mientras suben a Cliff a una ambulancia.

Cliff le dice a Rick que no es necesario que vaya al hospital, que cuide de Brandy, aunque su amigo le dice que irá al día siguiente a verlo, diciéndole que es un buen amigo.

Mientras se aleja la ambulancia, su vecino Jay Sebring, el amigo de los Polanski le pregunta si es Rick Dalton, contándole que bromea a menudo con Sharon diciéndole que vive al lado de Jake Cahill, y que si quiere poner precio a la cabeza de Roman, solo tiene que ir a ver al vecino.

Rick le cuenta que los hippies trataron de matar a su mujer y a su amigo y que entre su amigo y su perra acabaron con dos de ellos y él abrasó a la otra con el lanzallamas, preguntándole Jay si era el mismo de "Los 14 puños de McCluskey", contándole Rick que sí, pues tras el rodaje se lo quedó él.

Entretanto, y por el interfono Sharon pregunta qué ocurrió, y al saber que Jay está hablando con su vecino Rick le pregunta si están todos bien y lo invita a tomar algo con ellos.

Entra así en casa de los Polanski, abrazándolo Sharon al conocerle, tras lo que le presenta a sus amigos, que sienten curiosidad por saber lo ocurrido.

Calificación: 3
Te cuento la película