Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
Glass
Glass (Cristal)

Glass (2019) * USA / China

Duración: 129 min.

Música: West Dylan Thordson

Fotografía: Michael Gioulakis

Guion y Dirección: M. Night Shyamalan

Intérpretes: Samuel L. Jackson (Elijah Price / "Mr. Glass"), Bruce Willis (David Dunn), James McAvoy (Kevin Wendell Crumb / "La Horda"), Anya Taylor-Joy (Casey Cooke), Sarah Paulson (Dra. Ellie Staple), Spencer Treat Clark (Joseph Dunn), Charlayne Woodard (Sra. Price), Luke Kirby (Pierce), Adam David Thompson (Daryl).

Dennis, una de las identidades de Kevin Wendell Crumb, habla enfadado, señalando que a pesar de que le llevan comida sagrada no pasa nada, pues la Bestia se ha manifestado dos veces y aún no la creen ni ha habido ninguna revolución, pidiéndole Patricia que confíe en ella.

Esta les pregunta luego a cuatro muchachas vestidas de animadoras y que están esposadas quién quiere un sándwich de manteca de cacahuete y mermelada.

En la calle, un muchacho golpea a un transeúnte mientras otro amigo lo graba, presumiendo el agresor de su puñetazo de Superman.

Luego en su casa lo editan, comentando que tendrán un montón de visitas, cuando oyen un ruido que les indica que alguien entró, pidiendo el montador de video a su compañero que dé al intruso uno de sus puñetazos de Superman, aunque es él el golpeado por un hombre que lleva una capa de las usadas para protegerse de la lluvia.

David se dirige a su tienda de seguridad doméstica, "Dunn", donde está su hijo Joseph, viendo que la prensa informa del secuestro de cuatro adolescentes, sospechando de "La Horda".

David le cuenta a su hijo que los tipos que grababan videos de agresiones se toparon con él en el metro y no podía dejarlos escapar, indicándole Joseph que cuando salga a hacer sus rondas debe dejar pasar esas ocasiones, pues tienen unas reglas y además ya le pillaron, apareciendo su imagen en varias webs, llamándolo el "Protector". Congratulándose de que, al menos no le llamen ya ni el "Sigiloso" ni el "Flotante", aunque le pide que deje la siguiente ronda para unos días más tarde, pues está cansado, indicando él que cuando encuentren a la Horda se cogerá un día libre.

Joseph le informa que ha establecido un triángulo entre los diversos lugares con chicas desaparecidas, y el sitio en que esperaba en el metro estaba en el centro del triángulo, pensando que se desplaza desde un lugar con fácil acceso a ese triángulo, pensando que estaría en una zona industrial, diciendo David que dará un paseo por allí.

Una nueva personalidad, Hedwig, el niño, comparece ante las animadoras en patines, pese a que, les dice, la señorita Patricia le prohibió jugar con ellas, pidiéndole una de ella que deje de volverlas locas, pidiéndole otra que no le enfade, pues es un enfermo.

El muchacho les dice que las han elegido porque son impuras y nunca sufrieron y les dice que la Bestia irá a por ellas en cualquier momento y podrán saludarla.

En la tienda, un cliente reconoce a David, recordando que trabajaba en el estadio, diciendo él que lo hizo durante 15 años.

Pese a las recomendaciones de su hijo, David se pasea por el polígono, tratando de encontrar algo que llame su atención, tocando en sus paseos a quienes se encuentra.

Mediante un micrófono informa a su hijo que llegó tarde, y que debe regresar al día siguiente cuando cierren las fábricas, aunque, justo al decirlo, se choca con Hedwig, y al tocarlo puede ver a las chicas retenidas, contándole a su hijo que ha visto una nave y en ella mucha arcilla roja, diciéndole Joseph que cerca de allí hay una fábrica de ladrillos abandonada.

Hedwig va hasta un pasadizo lleno de mendigos. De pronto se quita la parte de arriba de la ropa y se transforma, volviéndose su cuerpo más fuerte.

Las chicas se asustan al ver que llega alguien y no saben quién será ahora, viendo que trata de soltar sus cadenas, logrando arrancárselas y liberarlas.

Se escucha entonces un fuerte ruido, viendo cómo la Bestia avanza por el techo, coge luego una enorme mesa y la lanza hacia ellas, parándola David, que pide a las chicas que se marchen mientras se enfrenta en una dura pelea contra la Bestia, capaz de trepar por una columna y luego darle un abrazo casi mortal, aunque gracias a su fuerza, David consigue arrastrarlo y se lanza con él por la ventana, aunque ninguno de ellos queda lastimado, y cuando ambos van a lanzarse uno contra el otro, los potentes faros de los coches policiales paralizan a la Bestia, que les pide que bajen las armas y no disparen, y ahora, convertido en Barry asegura que no ha hecho nada y deben conseguir que Kevin siga en la luz.

Una mujer pide también a los policías que no disparen, asegurando que ya no hará daño a nadie y le pide a David que no escape, pues podría herir a muchos policías, ordenando que los trasladen al Raven Hill Memorial, un hospital de investigación psiquiátrica.

Allí, Kevin es instalado en una habitación llena de potentes focos.

David recibe la visita de la mujer que ordenó su traslado allí, y que se presenta como la psiquiatra Ellie Staple, que le indica que en su habitación hay 46 boquillas que lanzan agua de alta presión, conectadas a un tanque de 57.000 litros y se abrirán si intenta huir.

Le explica luego a Kevin que los focos emiten una luz hipnótica. Que está siendo vigilado constantemente y si aparece una identidad agresiva las luces parpadearán y obligarán a otra identidad a tomar el control.

Le pregunta a la doctora quién era ese hombre, pues era tan fuerte como la Bestia, diciéndole ella que el hombre del que hablaba toda la ciudad y único superviviente del accidente de tren de años atrás.

De pronto Kevin se convierte en la Bestia y las luces parpadean haciendo que caiga.

La doctora le explica a David que está especializada en un tipo de delirio de grandeza concreto, relativo a tipos que se creen superhéroes, y le concedieron tres días para tratarlos con cualquier medio necesario y sabe que cree que el agua es su punto débil.

En el Raven Hill Memoriam también atienden a otro individuo, aquejado de Osteogénesis Imperfecta, lo que hace que sus huesos sean extremadamente frágiles, siendo más conocida la enfermedad como "Huesos de cristal", escuchando cómo un enfermero se queja de que les imponga una nueva doctora las normas de conducta y que les pida que los traten con amabilidad y le cuentan que ya no se sentirá solo, pues tiene dos nuevos amigos, aunque el hombre, Elijah Price, no habla.

En el instituto, Casey es llamada por la directora que le explica que recibió una llamada de su familia de acogida porque detuvieron al hombre que la secuestró y mató a muchas chicas.

Ante el enfermero que le lleva la comida, Kevin se muestra como Jade, y coquetea con él, aunque luego trata de atacarlo y las luces hacen que se transforme, primero en Ian, luego en Mary Reynolds, o Norma, entre otros, y pregunta quién es el hombre del impermeable.

La madre de Elijah habla con la psiquiatra y le indica que nota que ha cambiado y que parece haberse rendido. Que sabe que hizo cosas malas y que mucha gente murió por su culpa, pero intenta darle sentido.

La psiquiatra le dice que le dan una enorme cantidad de sedantes, diciendo su madre que es muy listo y cuando lo llevaron allí intentó memorizar unos planos que se dejó un electricista y provocó un cortocircuito en todo el hospital y que tiene la idea de que los superhéroes están basados en gente como él.

Le dice luego a su hijo que mantenga su orgullo y no deje que lo desanimen.

Un día, al recibir sus comidas, Dunn y Kevin se ven frente a frente y Dunn reacciona al ver que lo tienen sin guardias y le sueltan los chorros del agua, asegurando que debe salir de allí antes que él, aunque la psiquiatra le asegura que está controlado.

La psiquiatra le pide a Elijah su consentimiento para una resonancia magnética, pues cree que pudo recibir una lesión en el lóbulo frontal por el accidente de 19 años antes.

Visita luego al otro paciente, que tras una descarga pasa a ser el señor Prtichard, profesor de cine y experto en cine japonés de los 50 a los 80 y está a favor del resurgimiento de Kevin

Ve que trata de coger carrerilla para llegar a las luces, aunque la doctora le dice que no lo logrará, pues se activan a distancia, volviendo a ser Hedwig, que tiene 9 años siempre y sin importar sus experiencias y que le dice que se va porque Patricia quiere salir a la luz, entendiendo que esta es como una alta sacerdotisa en la Horda.

Joseph intercede por su padre. Dice que no es el Vigilante Verde a la psiquiatra. Que se hizo pasar por él porque es bromista y encontró a las chicas por casualidad porque estaba en la zona debido a que atracaron a un amigo y las escuchó pedir socorro.

Pero Staple no le cree y le pregunta desde cuándo se cree su padre un superhéroe, pues sabe que se comunicaba con él por el micrófono, diciéndoles Joseph que no hizo daño a nadie, recordándole ella que hirió a gente que no tuvo oportunidad de defenderse ante un tribunal y en el último incidente una adolescente se rompió el brazo y las costillas, diciéndole él que habrían sido asesinadas de no ser por su padre.

Ella le dice que si su padre no renuncia a sus delirios seguirá toda su vida en instituciones como esa.

Ve que conoce el caso de la muerte de su madre, 5 años atrás por una leucemia linfoide aguda. Una catástrofe para ambos, y entiende que debido a ello necesita creer que su padre es inmortal, pero le pide que no se lo crea más que él.

Sale enfadado y recuerda que de pequeño le decía a su padre que no tenía miedo porque conoce su identidad secreta y aquel hombre - Elijah - tenía razón y le dijo también en el gimnasio que sabía que podía levantar más peso, pese a que su padre le decía que había hombres en cualquier gimnasio capaces de levantarlo.

Casey habla con Staple, que le indica que el hecho de que la Bestia la dejara ir no significa que sea bueno, y le cuenta que lo tienen retenido a su cargo e intenta que las otras identidades dejen de pensar en él como un superhéroe.

Casey le pide permiso para hablar con él, accediendo pese a su inicial oposición, sonriendo Hedwig al verla, pues no puede creerse que con lo que luchó para huir de ellos vaya ahora a verlos, recordando que fue su novia, pues se besaron, asegurándole que no la ha engañado con nadie, pidiéndole perdón tras ello por haber intentado echarla de comer a la Bestia, pidiendo ella que le deje hablar con Dennis o Patricia.

Dennis le pregunta qué hace allí y observa que no lleva la ropa sucia, recordándole ella que han muerto muchas personas y que la Horda debe renunciar a la luz, pues nunca les dejarán salir de allí, aunque él le dice que la doctora miente y demostrarán que los que han sufrido son los más fuertes y que la Bestia iniciará una revolución, pues es la forma más elevada de la evolución humana.

Ella le pregunta si Patricia le pidió que dijera eso, y al cogerle el brazo aparece Kevin, que le dice que está cambiada.

Ella le cuenta que su tío está en la cárcel porque ella le metió allí por lo que le hizo mal, como su madre se lo hizo a él.

Hedwig, de nuevo, le dice que la Horda jamás renunciará a la luz, y al ver que le cogió la mano, le pregunta si ahora le gusta Kevin, disgustado.

Tras la reunión, la doctora le dice a Casey que la necesita, pues el poder del afecto físico es sobrenatural y su ausencia es lo que provocó el problema a Kevin.

Staple habla finalmente con Elijah al que le advierte que hay cien cámaras en el lugar y que por respeto a sus habilidades cognitivas instaló cámaras en cada planta y no puede ir a ningún sitio sin que quede registrado y que debe practicarle una intervención correctiva para reequilibrar la parte del lóbulo frontal que esta sobreestimulada.

A la hora de la comida en el centro, ven a Elijah en el pasillo en su silla de ruedas, preguntándose los celadores cómo llegó hasta allí, pensando que debieron dejarse la puerta abierta, preguntándose si tocaría los medicamentos, que ven que están bien, tras lo que lo devuelven a su habitación.

La doctora reúne a David y a Kevin para la evaluación final, viendo el primero, inquieto, que llevan también a Elijah, algo que no puede creer, pues es un asesino de masas.

Les dice que los ha reunido porque tres se consideran superhombres, diciéndoles que en realidad se trata de delirios motivados por sus traumas.

Le recuerda a Kevin que su madre lo maltrataba, y que su padre, en vez de ir, como indicó a buscar a un médico para intentar detenerla, se fue y no regresó.

Entretanto, lee una nota en que le indican que debe decir su nombre, Kevin Wendell Crumb, viniendo a la mente de este al escucharlo el recuerdo de su madre, que le decía su nombre completo al regañarle.

Kevin le pregunta por qué todos insisten en que vuelva, pues no quiere estar allí, explicándole la psiquiatra que es necesario conocer el origen.

Transformado en Hedwig, dice que todos quieren la luz y se pelean, y que Patricia le grita que se quede en la luz para apartar a Kevin de esta y que no volverá a verlo.

Le pregunta luego a David si recuerda algún momento de debilidad que le hiciera pensar en convertirse en superfuerte.

Recuerda que nadaba en la piscina y que sus amigos le empujaron hacia el fondo en broma y tuvieron que practicarle el boca a boca.

Le muestra tras ello la resonancia de su lóbulo frontal y ve una sombra dudosa, que puede ser una lesión por el accidente de tren y eso, junto con algún hecho puntual explicaría el patrón del trastorno que trata.

Le dice luego a Elijah que no aprueba cómo le han atendido, teniendo uno de los marcadores del trastorno, igual que Kevin.

Les pregunta tras ello por qué ellos piensan que no tienen ese trastorno, empezando por David, al que pregunta cómo sabe quién es bueno y quién es malo, diciendo él que es una sensación cuando toca a alguien, pues tiene una visión y tiene que interpretarlo.

Ella le dice que los mentalistas son capaces de interpretar también las sensaciones que les transmite una persona en un segundo, y ella cree que es como uno de esos adivinos, pero se basa en cosas reales y él compone la imagen.

Le muestra luego la ropa que tenía Kevin el día que llegó. Ve que los pantalones tenían manchas de arcilla roja y vio a alguien que encajaba en la descripción de las noticias, algo que él niega. Le dice que se ha inventado un razonamiento que no se dio.

Habla luego con Kevin, al que le dice que en su oficina del zoo había videos de escaladores que podían trepar por las paredes. La observación dio lugar a la habilidad práctica, aunque Patricia, que es la que habla le pregunta cómo dobló los barrotes del zoo, señalando la doctora que los barrotes eran muy antiguos.

Él le recuerda que le dispararon dos veces y no le hicieron nada, diciendo ella que los cartuchos eran muy viejos y había mucha humedad donde estaban guardados, asegurándole que la Bestia no tiene más poder que un hombre fuerte. Y pregunta por qué están solo ellos tres si existen los superhéroes.

Entretanto, Casey acude a una tienda de cómics, donde está también Joseph, buscando algo para poder demostrar que no está loco.

Tras examinar la zona de villanos, regresa a la oficina y busca en su ordenador información sobre Kevin Crumb y sus padres, viendo algo sobre su padre, Clarence, que llama su atención.

Casey lee un comic de Maw, un superhéroe que trepa y dobla los barrotes como Kevin.

En el hospital un celador del turno de noche, Pierce, entra a ver a Elijah y le amenaza con dejar caer sobre sus piernas su pesada linterna, tras lo que le pregunta cómo salió de su habitación, aunque este no muestra emoción alguna ni se mueve, ni siquiera cuando deja caer su linterna, que recoge en el último segundo.

Mientras realiza el relevo con Daryl, Elijah sale de nuevo de su habitación, buscando en el ordenador información sobre David, incluyendo una grabación.

Rebusca luego en los archivos la ficha de Kevin, en que se habla de sus 24 diferentes personalidades, incluyendo una en que es medio animal a la que denominan La Bestia.

Al leer el nombre del padre, Clarence, también se le viene algo a la mente.

Ve luego una revista en que hablan de la inauguración de la torre Osaka de Filadelfia.

Va luego hasta el cuarto de Kevin, que le pregunta cómo ha llegado allí sin que le vean.

Elijah le habla del problema del ruido que hace el coche de Daryl al llegar. Así sabe que llegó 7 minutos atrás y sabe que tiene quejas de lo mucho que tarda en llegar a su mesa, por lo que le quedan entre dos y tres minutos antes de que llegue.

Le cuenta que robó un frasco de aspirinas y cambió las pastillas que le daban y ha ido a verle para ver si las historias sobre el ser extraordinario son reales.

Le atiende Patricia, a la que le dice que es experto en cómics y lo que reflejan sobre las capacidades humanas y aúnan todo lo que alguien vio o sintió en alguna parte, habiendo referencias a seres medio humanos y medio animales y le gustaría saber si la Bestia es real, pues si lo es, se irán al día siguiente por la noche.

Pero Patricia ahora duda que pueda hacer esas cosas extraordinarias, diciéndole Elijah que cualquier hecho extraordinario puede ser rebatido y aun así ser cierto y a algunos hombres no les matan las balas y pueden doblar el acero.

Le dice que si de verdad puede sacarlos de allí conocerá a la Bestia, aunque espera que le caiga bien a esta, convocándolo Elijah para el día siguiente por la noche.

Despierta a Elijah la doctora Staple, viendo cómo le sedan, informándole mientras lo hacen que le vieron cómo la noche anterior salió de su habitación. Les tenía engañados, por lo que adelantó la operación a esa mañana, aunque le asegura que no cambiará nada esencial de su forma de ser.

Mientras empieza la operación, vienen a su mente sus recuerdos de niño, en una feria, cuando, tras escaparse del control de su madre subió a una atracción, y, aunque puso a cada lado un peluche gigantes y ató su jersey a la barra, la fuerza de la atracción era tal que todo cayó, y se golpeó duramente mientras su madre, al percatarse de lo que sucedía hizo que pararan la atracción.

Cuando esa noche Daryl va a llevarle la cena, observa que los cuadros están torcidos, y cuando se acerca a él, Elijah, con un trozo de cristal le rebana el cuello.

Sale luego con su tarjeta y va hasta la habitación de Kevin, donde lo recibe Luke, comenzando Elijah a manipular las luces para que cambie su personalidad, preguntándole Hedwig por su superpoder, a lo que le responde que es su mente.

Le puede ver luego ya convertido en Bestia caminar por las paredes y le dice que les han estado mintiendo a todos, diciendo la Bestia que su Horda está perdiendo la fe.

Elijah le explica que en un cómic iría a un lugar público donde todos le vieran, pero que necesita a David para luchar contra él delante del mundo, mostrándole el edificio más alto de la ciudad, que se inaugurará ese mismo día y lo grabarán todas las cámaras del mundo y podrá convencer a la Horda y al mundo a la vez de que existen.

Le pregunta por qué está en esa silla, contándole que sus huesos son muy débiles y ya sufrió 94 fracturas, habiendo conocido solo el dolor en su vida y que él ha sido enviado como ángel vengador y le pregunta hasta qué punto desea vengarlos.

Habla luego con David desde el centro del control y le dice que sus superpoderes han pasado desapercibidos porque los ladrones no necesitan de todo su potencial, habiendo utilizado solo el 1% de este con esos mediocres, pero que ha encontrado a alguien que le hará usar todo su potencial, un asesino en serie, sobrehumano, explicándole que irán hasta el edificio más alto de la ciudad, donde la Horda se manifestará, y que en ese edificio hay tres plantas que pertenecen a una empresa química y hará explotar el edificio con sus sustancias químicas a no ser que él quiera detenerlos.

Le informa que desconectó las mangueras de su habitación y queda solo la puerta de metal y que no puede atravesarla y le dice que muchas personas morirán si no atraviesa esa puerta.

Llega Pierce el otro vigilante que ve a Daryl tumbado en la cama de Elijah por las cámaras y observa abierta la puerta del almacén de objetos personales de los pacientes, viendo al llegar allí a Elijah en su silla, ahora vestido, y detrás a la Bestia, que le dice que debería arrodillarse delante de él, pues ha sufrido.

Les pide a ambos que regresen a sus cuartos, pero la Bestia lo coge entre sus brazos y aprieta su cuerpo con fuerza hasta acabar con él, mientras Elijah lo anima diciéndole que está luchando por los que han sufrido.

Le dice luego que alguien de la Horda tendrá que ayudarles a salir.

Por su parte, David debe intentar salir, viendo cómo con su golpe se abolla la puerta, consiguiendo tras varios más, hacerla saltar.

Vestido como una enfermera, Kevin lleva a Elijah hasta el ascensor, pidiendo este que baje al sótano, donde, se cruzan con dos enfermeras que dan la voz de alarma.

Fuera se concentran Joseph, la doctora Staple y Casey, junto con la madre de Elijah.

David ve en el almacén, donde recupera su capa, lo ocurrido con el vigilante.

La doctora explica a Casey que los cómics son una obsesión y Elijah intenta superar a su padre y en el trío uno es el anarquista, otro el cerebro y el otro el héroe a su pesar.

Le informan de la presencia en los túneles de personal no autorizado y salen tres vigilantes hacia ellos, deshaciéndose la Bestia fácilmente de ello, mientras Elijah se va con su silla.

La doctora va hasta la sala de control y ve a Daryl por la cámara, la revista donde anuncian la inauguración de la Torre Osaka y una nota donde le dice, "Ellie, yo también estoy deseando hablar contigo".

Staple pide que avisen a la policía y dice que cometieron un error al salir por el sótano, pues les da algo del tiempo.

La madre de Elijah dice que le oyó hablar sobre el lugar público donde se alcanza el clímax. El del enfrentamiento donde se revelan todas las habilidades.

Dos encargados de seguridad que están en su coche ven cómo este se ve atacado por la Bestia, que lo vuelca, metiendo tras ello a dos empleadas en una furgoneta.

Dentro, Elijah maneja los ordenadores y cámaras y la Bestia le pregunta a Elijah cuántas personas morirán, debatiéndose el asunto entre todas sus otras personalidades.

Llegan entonces varios coches de seguridad, contra los que se lanza la Bestia, mientras los helicópteros sobrevuelan la torre Osaka, apareciendo por el otro extremo con su capa David, a la vez que sale Staple.

Como si de un animal se tratara, la Bestia avanza a cuatro patas a toda velocidad hacia David, al que lanza hacia la furgoneta donde están las dos empleadas del hospital, golpeando David la furgoneta que se va abollando donde la golpea.

Llega la policía, interponiéndose Casey, que trata de explicarles que ese hombre padece TID y lo que deben hacer es utilizar sus personalidades compasivas, aunque no la escuchan.

Mientras David y la Bestia se pelean, los policías, parapetados en sus escudos van hacia ellos, consiguiendo la Bestia deshacerse de ellos fácilmente, llegando a devorar a algunos, mientras David aleja a los suyos para que no se acerquen a la Bestia y los encierra en un contenedor diciendo que está intentando salvarlos, cerrando el contenedor doblando una barra de hierro en la entrada.

Staple le dice a Casey que fuera no funcionan las luces, por lo que ella debe ayudar a que salga Kevin y pide a los empleados que vayan adentro por su seguridad.

David saca de la furgoneta a las dos trabajadoras a las que pide que se refugien dentro, mientras Elijah informa a la Bestia de que acuda al tanque de agua, pues es el punto débil de David, que sabe que estuvo a punto de ahogarse de niño.

Pero Joseph se acerca a la Bestia y le dice que Elijah le está mintiendo. Que en los cómics los padres de los villanos guardan la clave para comprenderlos y que hay algo que Elijah no le ha contado, pidiéndole este que no se lo diga todavía.

Pero Joseph le cuenta que su padre no cogió un tren cualquiera cuando no regresó, que cogió el mismo tren en que murieron todos menos su padre, y que fue Mr. Glass quien mató a su padre, que era especialista en TID y terapia.

Elijah se defiende diciéndole que si el tren no hubiera descarrilado, Kevin no se habría quedado a solas con su madre y sin sus maltratos la Bestia no habría nacido y que él los creó a los dos, pues eran escasas las probabilidades de que David y Clarence fueran en el mismo tren. Que ha creado superhéroes pese a que casi lograron convencerle de que estaba loco.

La Bestia le dice que apareció para proteger a Kevin y no confía en que él lo mantenga a salvo, agarrándolo fuerte del hombro hasta romperle los huesos.

Vuelve David para continuar la pelea, riendo Elijah, diciendo que se trata del clásico giro en que el enemigo se convierte en aliado por los inquebrantables principios del héroe.

La Bestia coge a David en vilo y lo lanza hacia el tanque de agua, tras lo que se lanza él mismo intentando acabar con él en el agua.

Mientras la Bestia le tiene cogido por el cuello sin dejarle respirar, David comienza a golpear las paredes hasta que consigue que reviente, saliendo ambos despedidos, aunque en vez de rematarlo aprovechando su debilidad, la Bestia dice que terminarán su duelo delante del mundo entero, decidido ir hacia el edificio Osaka.

Le retiene Casey, que le dice que quiere hablar con Kevin Wendell Crumb, aunque él le dice que necesita a la Bestia, insistiendo ella en repetir su nombre, hasta conseguir que la Bestia desaparezca y aparezca Kevin, al que le dice que puede decidir él lo que tiene que hacer, aunque él dice que no controla la luz, diciéndole ella que se quede en la luz un rato con ella.

Pero Kevin, al contrario que la Bestia si es vulnerable, y un francotirador de élite, con un trébol tatuado en su muñeca, alcance a Kevin, que empieza a sangrar.

Joseph pide ayuda para su padre, pues, les está ayudando a ellos pues está muy débil, aunque en vez de ello, otro SWAT, también con un trébol en su muñeca, lo coge y lo arrastra por el agua y de hecho le mete la cabeza en un charco.

La doctora Staple le ofrece su mano y al hacerlo la ve en una reunión en un restaurante, observando un trébol en su muñeca, contándole ella que le mandaron allí por ellos tres y le pregunta si consiguió convencerle de que era un hombre corriente.

Le dice que le habría dejado tranquilo, pero que al aparecer la Horda tuvo que intervenir.

Entretanto, la madre de Elijah le dice que él sabía que al final de una edición limitada siempre hay un enfrentamiento y sabía cómo acabaría, diciendo él que no es una edición limitada, sino una historia de orígenes.

David muere y Kevin, herido, le pregunta a Casey qué está pasando, cambiando a Hedwig, que le dice que le gusta tener siempre 9 años, empezando a aparecer varias de las personalidades, a los que Kevin les dice que todos están asustados, pero que cogerá él la luz hasta el final si de verdad ella es amiga suya, pues no es tan horrible estar en la luz.

Un policía trata de hacer volver en sí a David mientras Joseph llora sobre él.

La doctora Staple le dice a Elijah que en los cómics se equivocan, pues hablan de malvadas sociedades secretas que quieren detener a los héroes, pero, no son unos malvados ni toman partido, sino que intentan detenerlos, pues cuando uno existe aparece el contrario y se agrava el conflicto, y solo intervienen si se inicia una escalada, pues no puede haber dioses entre nosotros y durante 10.000 años ha funcionado, y que lo único que le queda es consolarse pensando que su teoría era acertada

Su madre le dice luego antes de su muerte que fue espectacular.

Luego Staple decide borrar todo lo sucedido de las diversas cámaras que lo captaron e informa de que lo sucedido tuvo que ver con la medicación o con su estado maniaco agudo y pide a los trabajadores del centro que lo sucedido no salga de allí.

En el restaurante que vio David, Staple se reúne con un grupo de personas a los que informa de que los tres eran reales y muy especiales, y que se trasladará a la siguiente ciudad para seguir con su trabajo de convencerlos, el método más humano, pues no son verdugos ni necesitan mártires, pero si todo fracasa, utilizarán la máquina, pues son los encargados de mantener el equilibrio y conservar el orden.

Tras esa reunión, acude a una tienda cómics, donde escucha a unos jóvenes hablar de la Mente Maestra, un héroe que hace a todos mirar hacia otro lado para distraerlos de su verdadero plan.

Regresa al hospital y pregunta al informático si se borraron todos los videos y copias de seguridad, y si se había descargado algo previamente, viendo al analizar los ordenadores que alguien transmitió en directo las grabaciones de las cámaras a una página web privada.

La doctora concluye que salió por el sótano para que lo captaran todas las cámaras posibles, pues nunca tuvo la intención de ir al edificio Osaka, pues era una misión suicida y fue ella misma quien le proporcionó las cámaras que necesitaba.

La madre de Elijah recibe un mensaje en que su hijo le indica que hay fuerzas ocultas que no desean que se sepa de qué somos capaces, pero cree que si todos ven en qué se convierten unos pocos al aceptar sus capacidades, otros despertarán, pues la confianza en uno mismo es contagiosa, y aunque hay personas que no quieren que se sepa la verdad, han perdido.

También Casey observa, al igual que Joseph esas imágenes grabadas.

Los tres, Joseph, Casey y la señora Price se reúnen en la estación de Filadelfia.

Dos horas antes publicaron esas extraordinarias imágenes y allí observarán

En la estación observan a la gente y sus reacciones cuando se comienzan a difundir las imágenes de David doblando su barra de hierro o derribando una puerta blindada o de Kevin andando por las paredes o volcando un coche o galopando como un animal.

La madre de Elijah dice al ver sus reacciones que conoce esa sensación, pues es el momento en que se les descubre el universo.

Calificación: 2
Te cuento la película