Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
La hija de un ladrón
La hija de un ladrón

España (2019) *

Duración: 102 min.

Música: Neus Ollé

Guion: Belén Funes, Marçal Cebrian

Dirección: Belén Funes

Intérpretes: Greta Fernández (Sara Garrido), Eduard Fernández (Manuel), Àlex Monner (Dani), Tomás Martín (Martín), Adela Silvestre (Noe), Borja Espinosa (Borja), Frank Feys (Marcel), Anabel Moreno (Flora).

Sara trata de mantener a su hijo limpiando donde le sale trabajo, ya sea con materias peligrosas o con lo que le salga, acudiendo también a servicios sociales para apuntarse a todo lo que salga, e incluso roba pañales.

Un día, mientras está en la oficina escucha una voz que le resulta familiar, viendo a un grupo de hombres reunidos, fijándose en uno de ellos, que, al escuchar llorar al bebé repara en ella, que coge al niño y se marcha corriendo.

Va a su casa, un hogar facilitado por los servicios sociales que comparte con Noe, una compañera.

Recibe una llamada, acudiendo al bar de Ramón y Flora, la muer que le ayuda cuidando al niño cuando tiene que ir a trabajar.

Encuentra allí a Martín, su hermano menor, Martín, de 8 años, que se escapó del centro de acogida en que está, esperando ver a su padre, aunque este no aparece.

Martín lleva muletas, debido a una lesión.

Pasa a recogerlo una mujer del centro de menores, diciéndole Sara al despedirlo que esa semana irá ella a verle.

Llama a su padre, y este le pregunta por qué se marchó el día anterior, diciendo ella que se asustó, pero que no le tiene miedo y le propone verse el viernes.

Quedan en el piso que él está vaciando, y lo encuentra cargando una furgoneta.

Ella le pregunta si tiene el carrito de su hijo, pues el día anterior, al salir corriendo se lo dejó, junto con la compra.

Cuando Manuel termina el trabajo se ven en un bar, dándole a ella la campana extractora de la casa que vació, pues la de su casa estaba rota.

Le pregunta cómo es que le permitieron salir de prisión y que no quiere que vea a Martín, pues piensa pedir ella su custodia, recordándole él que ella no tiene trabajo, contándole Sara que trabaja en una inmobiliaria enseñando pisos, diciéndole él que es una mentirosa y que no puede ser quien no es.

Van luego juntos hasta la casa de él, donde recoge el carrito y la comida, contándole que el piso es de los padres de Laura, la mujer con la que vive.

De regreso va a la estación de autobuses para esperar a Dani, el padre de Joel, su hijo, que regresa de Giron, cerca de Lyon, donde estuvo trabajando en la vendimia.

Tras cenar él se quiere marchar, pero ella le pide que se quede, aunque él no acepta.

A Noe, su compañera, le quedan pocos días en el piso, que deberá abandonar, contándole ella que se irá a un piso como okupa.

Consigue un trabajo temporal como ayudante de cocina.

Dani trabaja en una carpintería y ella va a buscarle, contándole que el fin de semana se llevará al niño.

Ella trata de convencerle de que viva con ella, aunque él no quiere ni hablar de ello.

Le avisan de nuevo del centro de acogida de su hermano, pues se encerró en la zona de las duchas y lleva allí dos días, sin querer comer ni bajar para nada.

Le dice que se quiere ir, diciéndole Sara que en cuanto tenga trabajo podrá cuidar él a Joel, con el que Martín juega, pareciendo sentirse muy a gusto el bebé.

Ella le dice que no quiere que vea a su padre y luego le ayuda a ducharse, por su pierna.

Queda con Noe, que le dice que se irá el fin de semana a Premiá y bailan juntas.

A la salida del bar, y mientras Noe pide cajas a unas personas que hacen una mudanza, ella escucha la voz de su padre discutiendo con otro hombre, y tratando a la vez de evitar que la trifulca de este con Laura vaya a más.

Al día siguiente, mientras trabaja, recibe la llamada de un abogado que le dice que tiene fecha para el 18 de noviembre.

Unos días más tarde, y tras dejar el trabajo acude a la celebración de la comunión de su hermano Martín, viendo que está también su padre en la iglesia.

A la salida corren, llevándose Dani al chico a cuestas, sin dejar que le hagan ni una foto para irse y no tener que estar con su padre.

Van al bar de Ramón y Flora para la celebración, señalando el niño que no quiere que su padre se quede solo y se encierra en el baño del bar, pidiéndole a Sara que llame a su padre, negándose a salir si no va él.

Y solo cuando llega accede a salir y ve que se hizo una herida en la ceja.

Su padre le regala un pendiente y deja que le ponga otro a él.

Ve a su padre cogiendo a su hijo y jugando con él y teme que le haga daño, por lo que va a rescatarlo, aprovechando el padre que está junto a ella para abrazar a sus dos hijos.

Cuando regresa a su casa, y tras darse una ducha escucha que llaman a la puerta.

Es su padre, con el que habla tras la puerta. Parecía preocupado de que se marchara de esa forma sin despedirse, diciendo ella que le dolía la tripa.

Él le pide que le abra para ver que está bien, diciéndole ella que no puede entrar, pues se lo prohíben los servicios sociales, aunque debe dejarle entrar para no molestar a los vecinos, contándole que le quedan dos meses allí.

Él le prepara una infusión y le dice que puede irse con él y con Laura, pues tienen una habitación, y se lo dijo Laura.

Se hace un bocadillo para cenar y le pide que le enseñe su audífono.

Antes de que se marche le pregunta si le va a llamar, pues casi nunca le llama nadie, diciendo él que lo hará.

Pasado el periodo de prueba en el restaurante, firma su contrato, felicitándola todas.

Cuando llega luego a su casa ve que tiene una nueva compañera de piso, Nuria, a la que tiene que dejarle hasta las sábanas, pues solo tenía un saco.

Un día recibe la visita de su padre en el restaurante. Le pregunta si está bien ya, reprochándole ella que no la llamara pese a habérselo prometido.

Él le muestra, enfadado, la carta que le llegó del juzgado.

Le dice luego que se va a ir a vivir a Jaén y le propone ir los tres juntos, aunque ella le dice que tiene trabajo y un hijo.

Él le dice que se tiene que marchar y que se llevará a Martín, aunque ella le dice que no se lo puede llevar y le recuerda que le dijo que tenía una habitación para ella, diciéndole él que no puede ser, preguntando ella dónde se va a meter cuando la echen.

En el trabajo friega compulsivamente, sintiéndose mal y cae mareada, por lo que llaman a Dani, que va a recogerla y la acompaña al médico.

Le cuenta que su padre le dijo que se iba a Jaén, por lo que otra vez está sin padre.

Dani le dice que debe olvidarlo, aunque ella dice que no puede, pues lo lleva en la cara, y le cuenta que le creyó cuando le dijo que tenía un cuarto para ella.

Dani le dice que puede quedarse en su cuarto y que buscarán una cuna pequeña para que quepa y él dormirá en el comedor en un sofá cama.

Va a casa de su padre y le pide que le deje subir al baño y le pide agua.

Laura, que está tumbada viendo la tele, le pide que se vaya.

Antes de hacerlo, le dice a su padre que ha ido a despedirse, aunque él le recuerda que se ven al día siguiente, diciendo ella que no quiere que vaya al juicio y le dice que se tiene que ir, pues cada vez que le tiene cerca siente que se muere y no se quiere morir.

El padre le dice que al final será ella la que rompa la familia, y, ofendida, lo abofetea, pidiéndole él que se marche.

Empiezan a pelearse, y en la pelea acaba golpeándola.

Él le pide perdón, y ella afirma con la cabeza, pidiéndole él que no llore.

Deja a Joel con Dani durante el juicio.

En este, el abogado del padre dice que lleva toda la mañana tratando de hablar con su defendido, que no se ha presentado, aunque sin resultados.

Moareb, Martín, tiene doble nacionalidad, española y marroquí.

Presentan un documento del centro donde está internado y donde consta ella como representante de su hermano, y su contrato laboral.

El abogado de su padre presenta su contrato y la nómina.

Le hacen preguntas sobre su hermano que demuestran que ha asumido ella su representación y que es quien le lleva al médico.

Pero cuando le preguntan qué puede ofrecerle ella a su hermano, rompe a llorar sin poder responder, solicitando el abogado un receso.

Le pregunta entonces a su abogado si se va a quedar sola.

Calificación: 2
Te cuento la película