Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
Licorice Pizza

Licorice Pizza (2021) * USA / Canadá

Duración: 133 min.

Música: Jonny Greenwood

Fotografía: Paul Thomas Anderson, Michael Bauman

Guion y Dirección: Paul Thomas Anderson

Intérpretes: Alana Haim (Alana Kane), Cooper Hoffman (Gary Valentine), Skyler Gisondo (Lance), Mary Elizabeth Ellis (Anita), John Michael Higgins (Jerry Frick), Sean Penn (Jack Holden), Tom Waits (Rex Blau), Bradley Cooper (Jon Peters), Christine Ebersole (Lucy Doolittle), Harriet Sansom Harris (Mary Grady), Benny Safdie (Joel Wachs), Nate Mann (Brian), Joseph Cross (Matthew).

Cuando un equipo de fotografía va a un colegio de San Fernando en 1973 para hacer fotos a los alumnos, uno de ellos, Gary Vlentine se fija en la asistente de fotografía, Alana Kane, a la que le pregunta si saldría a cenar con él esa noche, diciéndole ella que no saldrá con un crío, diciendo él que tiene 15 años, preguntándole además cómo podría pagar la cena en caso de que aceptara, diciéndole él que es actor y salió en "Bajo el mismo techo", además de otras como "La casa encantada", diciendo ella de nuevo que no cenará con él, diciéndole que puede pasarse y la invitará en el Tail o'the Cock a las 7'30.

Ella le dice que tiene 25 años y él 15. Puede ser su amiga, no su novia, pues es ilegal, asegurando él que el destino los ha unido.

Le asegura luego a su hermano Greg, al que cuida, y antes de acostarlo, que ha conocido a la chica con la que se casará, y que él será su padrino.

Tras dejarlo en casa, va al restaurante, al que, en efecto, acude Alana, que siente curiosidad por él, y ve que conoce al gerente del restaurante.

Mientras cenan, él le pregunta por sus planes, aunque ella todavía no los tiene pese a que, asegura que le da asco trabajar en Tiny Toes, diciéndole que monte su propio negocio, diciéndole Gary que debería ser actriz.

Él le cuenta que desde pequeño canta y actúa y su madre trabaja como relaciones públicas, estando en esos momentos en Las Vegas ocupándose del Hotel Hacienda, y por eso está él allí, en el Tail o'the Cock, pues es relaciones públicas de ese restaurante y del Chadney's, preguntándole a ella si le gusta la comida japonesa, que dice, nunca ha probado, asegurando él que la próxima vez le llevará al Mikado.

Ella le dice que cuando él tenga 16 estará forrado y vivirá en una mansión, mientras ella, con 30 seguirá sacándoles fotos para los anuarios a los chavales y para entonces no se acordará de ella, algo que él asegura que no ocurrirá.

Él le pide su número de teléfono, que él memoriza, aunque ella le advierte que no quiere que la llame a cada momento, pues no son novios.

Cuando vuelve a casa, a las 10, Alana dice a sus padres que estuvo cenando con Lisa.

Jerry Frick, el gerente del Mikado va a ver a Anita, la madre de Gary, de la agencia G y G., que ha preparado una campaña.

Anita le dice luego a su hijo que no podrá llevarlo a Nueva York, pues tiene que irse a Las Vegas, y sin un progenitor o tutor no podrá hacer la gira que tiene prevista.

Alana acabará ocupando su puesto, viajando como tutora de Gary en el avión, junto con otro grupo de 18 niños y adolescentes de diversas edades que interpretarán con él "Bajo el mismo techo", bajo la dirección de la famosa actriz Lucille Dolittle.

Alana, entre el público está encantada de ser su acompañante y se lo cuenta a sus vecinos de butaca.

Durante la función, en que Gary interpreta a uno de os hermanos, y mientras los chicos interpretan una guerra de almohadas, Gary aprovecha y le da con ella a Lucy, que asegura a Gary que le hundirá.

Gary aprovecha también para hacer un anuncio de ropa.

Gary sorprende a Alana con Lance, otro compañero algo mayor que él, Lance, que también la cortejaba, y con el que va de la mano.

De regreso a San Fernando, Gary la llama por teléfono, diciendo que es Lance, aunque cuando ella coge el teléfono no dice nada, aunque ella sospecha que es él y lo llama, aunque tampoco habla ahora ella.

Deseando formalizar su relación, Alana invita a Lance a cenar con su familia, judíos como él, aunque cuando lo invitan a orar les dice que es ateo pese a que sea judío, pues no cree que Dios exista con el sufrimiento que hay en el mundo, rechazando bendecir la mesa.

Alana se enfada mucho por su actitud, y le recuerda que también está circuncidado.

Pero también se enfada con su padre, pues creía que Lance iba a sacarla de allí y por su culpa ya no lo hará, regañando también a su hermana Este, que dijo de ella que no sabía qué hacer con su vida y que no hace más que llevar novios idiotas a casa.

Gary piensa que el negocio de venta de camas de agua será muy rentable y acude a la Feria adolescente con sus amigos, coincidiendo de nuevo con Alana, que va a vender pendientes para una amiga.

Él le pregunta si tiene novio, diciendo ella que no tiene novio, por lo que no tiene problemas.

Llegan entonces unos policías que se llevan a Gary esposado sin explicar nada, lo que preocupa mucho a Alana, que asegura que le encontrará.

En el coche de patrulla escucha en la radio cómo informan de un joven armado de 16 años que lleva una camisa azul, como él, aunque solo tiene 15, diciéndole los policías que irá a la cárcel por asesinato.

Entretanto, Alana corre hasta la comisaría.

Entretanto un testigo del asesinato niega reconocer a Gary, por lo que le quitan las esposas sin más explicación, pidiéndole Alana desde fuera que se marche, saliendo él sin ninguna oposición, abrazándolo ella una vez fuera, aunque luego le pregunta qué ha hecho, si se cargó a alguien o lleva drogas, tras lo que se marchan corriendo.

Ella le dice que llamar a sus camas de agua "culo mojado" no atrae a nadie, yendo juntos a la radio para anunciarlas, cambiando el nombre por el de "Bernie el Gordo".

La publicidad es un éxito y comienzan a sonar los teléfonos, teniendo enormes ganancias, tras lo que invita a Alana al Mikado esperando que Jerry les ayude a anunciar su cama de agua, aunque este le dice que allí no pega.

Gary le pide que trate de parecer sexy por teléfono para vender las camas, viendo cómo ella se muestra más sexy de lo que él esperaba, ofreciéndose a instalar personalmente la cama de agua a un cliente.

Gary trata de ayudarle a encontrar trabajo como actriz llevándola ver a Mary Grady, una agente, aconsejándole que diga que sabe hacer todo lo que le digan, diciendo que sabe esgrima, montar a caballo o jugar al baseball y hablar español, italiano y portugués, e incluso latín.

Cuando le preguntan si estaría dispuesta a hacer topless, dice que sí, lo que hace que Gary le diga que no, no entendiendo que esté dispuesta a dejar que todos la vean desnuda menos él, recordando ella que le pidió que dijera sí a todo.

Él no entiende que esté dispuesta a desnudarse delante de todo el mundo, pero que no permita que él le vea las tetas. Y como insiste tanto en que quiere verle las tetas ella finalmente decide mostrárselas, aunque no le permite que se las toque y le pide que no se lo cuente a nadie.

Le pregunta a su amiga Danielle si cree que es raro que salga tanto con Gary y sus amigos, diciendo su amiga que no, aunque ella cree que sí es raro.

Abren una tienda para la venta de camas de agua, posando Alana en bikini para tratar de atraer nuevos clientes.

Un día acude a la tienda una compañera de clase, Sue Pomeratz, a la que le muestra sus camas, observando Alana que se siente fascinado por ella, contándole que Alana trabaja para él y que le cuidó de pequeño.

Alana observa su enamoramiento, y ella, que fumó demasiado y está colocada, sale como está, en bikini, y besa al primer tipo que pasa, para llegar a su casa en bikini para sorpresa de su familia.

Recibe una llamada para pasar un cásting para trabajar en una película con el actor Jack Holden, que le dice que le recuerda a Grace Kelly, consiguiendo así conquistarla y que acepte ir a cenar con él al Tail o'the Cock, donde la invita a un Martini.

También llega al restaurante Gary con sus amigos, y aunque el gerente le advierte que está allí Alana y le sugiere que se vaya a otro sitio, él decide quedarse, teniendo que ver cómo ella trata de darle celos, mostrándose muy cariñosa con Jack.

En el bar está también un director, Rex Blau, amigo de Jack, que decide recrear para los clientes la secuencia que hizo Jack con su moto en su película "Los puentes de Toko-San", película que rodó con Grace Kelly, pidiéndole Holden a Alana que realice ella ese papel de Grace para tratar de saltar con la moto sobre el fuego.

Ella se coge a su cintura para actuar como la actriz, pero en cuanto Jack arranca la moto ella se cae, siendo Gary el único que se preocupa por ella, corriendo a auxiliarla, aunque ella solo parece preocupada por haber roto la guitarra de Danielle.

Jack salta el fuego, pero acaba cayendo de la moto, al estar ya borracho.

También lo está Alana, a la que Gary levanta, y a la que lleva hasta la tienda, donde la acuesta en una de las camas de agua, donde se queda dormida, pensando él en aprovechar la ocasión para tocar su pecho, aunque finalmente se arrepiente.

Cuando llega la crisis del petróleo de los países árabes, que suben el precio para obligar a Israel a abandonar el territorio ocupado, lo que provoca graves problemas de suministro y larguísimas colas en las gasolineras, recordando Alana a Gary que el vinilo de las camas se hace con petróleo.

Deben en efecto cerrar la tienda y vender sus últimas existencias, vendiendo su última cama a John Peters, el novio de Barbra Strreisand, que les deja en la casa porque quedó con la cantante, aunque les asegura que si hacen algo en su casa los matará.

Instalan la cama y dejan el grifo abierto a propósito, pese a las amenazas de aquel.

Se marchan a toda prisa, pero vuelven a encontrarse con Peters, que pide que lo lleven en su camión hasta la gasolinera, pues se quedó sin ella en el coche.

Cuando lo dejan allí ven cómo Peters se acerca a una de las mangueras, saltándose las enormes colas, amenazando con prender fuego a la manguera si no le dejan colarse.

Ellos se marchan hasta el lugar donde dejó su Ferrari, golpeando Gary su parabrisas, aunque justo entonces se quedan sin gasolina ellos, debiendo dejar caer el camión marcha atrás para alejarse del coche por una larga cuesta, con la suerte de que Alana es una gran conductora y consigue sortear todas las curvas y obstáculos hasta llegar cerca de una gasolinera.

Mientras los chicos van a echar la gasolina, Alana espera sentada en la acera, viendo de nuevo a Peters, observando cómo rompe el escaparate de una tienda, observando cómo tras ello trata de ligarse a dos jovencitas vestidas de tenistas.

Alana decide cambiar de vida y llama a Brian, un amigo que trabaja para el candidato a la alcaldía Joel Wachs, para trabajar como voluntaria.

Ayudan al candidato participando en la grabación de un anuncio, participando también Gary tras la cámara.

Gracias a ese trabajo, se entera de que se va a legalizar el pinball en Los Angeles después de varias décadas, decidiendo Gary aprovechar esa información confidencial para tratar de comprar varias máquinas para ser los primeros.

Alana se enfada con él, pues están trabajando con un hombre que quiere cambiar el mundo y él se aprovecha de información confidencial para quedarse con las máquinas de pinball, diciéndole Gary que si no fuera por él, seguiría haciendo fotos.

Tras la discusión Gary le coge el coche, pese a no tener carnet para ir a busca las máquinas de pinball.

Wachs se muestra muy agradable con Alana y le dice que tiene fama de olvidadizo, pero que desde que ella está allí es más organizado, capaz y está más motivado.

Danielle la llama y le cuenta que Gary ha decidido crear el Palacio del pinball donde dan Pepsi gratis y tienen música en directo.

Alana se fija en un tipo que mira hacia la oficina electoral desde enfrente, pensando ella que puede estarles espiado, decidiendo ella ir a hablar con él al ver que Brian no dice nada, diciendo el sospechoso que está esperando a un amigo.

Gary y sus amigos reparten propaganda del Palacio del pinball y esa noche hacen, en efecto la inauguración del Palacio del pinball de Bernie el Gordo, haciéndose Gary un traje para la ocasión.

El local se llena, pero sufre demasiado al ver cómo tratan las máquinas algunos, y debe sacar a los niños que fueron y que además bloquean la entrada con sus bicicletas.

Alana se queda sola con Brian en la oficina, aunque cuando están a punto de besarse, reciben una llamada de Joel Wachs que la invita a tomar una copa con él, que le dice que le espera en el Rive Gauche.

Brian le asegura antes de marcharse que nunca ganará, pues se le olvida todo y es un desastre, quedando con ella más tarde en otro bar.

Al ver que no fue Alana a la inauguración, Gary le pregunta a Danielle si sabe si irá, diciéndole ella que él sabe dónde trabaja, decidiendo él ir a buscarla a la oficina.

Pero ella está en el bar donde la citó el alcalde, donde ve que está el tipo al que vio frente a la oficina electoral.

Joel está allí con otro hombre, Matthew y se lo presenta, preguntándole Matthew qué significa eso y por qué mete a la muchacha en medio y si su slogan que todo irá bien será siempre y cuando no descubran quién es en realidad.

Joel dice que siempre está con cosas en la cabeza, y para un rato en que puede estar cómodo él hace que no lo esté, echándole Matthew en cara que no piense en él y en su relación, diciéndole Joel que ha ido a cenar como le pidió y le pregunta qué más quiere de él, diciendo Matthew que él le quiere para él solo.

Alana, está incómoda al darse de cuenta de que es solo la tapadera de la relación gay.

Alana se siente incómoda y le habla del hombre que estaba rondando la oficina y ahora está allí, diciendo Joel que por eso la llamó, dando a entender que lo espían.

Le pide también que se lleve a su novio Matthew a su casa, preguntando Matthew si se pasará a verlo luego y si quiere que lo espere despierto, diciendo él que no.

En efecto Alana sale con él del brazo y lo lleva hasta su portal.

Matthew, destrozado, le pregunta si tiene novio, diciendo ella que sí y no, ante lo que él le pregunta si es un mierda, diciendo ella que sí, concluyendo que todos lo son, abrazándolo ella para consolarlo, dándole él las gracias antes de retirarse a su casa.

Gary, entretanto, llega a la oficina de campaña de Wachs, pero la encuentra cerrada y sin nadie, por lo que debe irse.

Por su parte, Alana va hasta el Palacio del pinball y pregunta por Gary, aunque le dicen que se fue, por lo que va a buscarlo al Tail o'the Cock, donde tampoco lo encuentra.

Ambos se van buscando y corren en direcciones contrarias, acabando ambos agotados, hasta que finalmente se encuentran frente al cine. Corren el uno hacia el otro, cayendo ambos al suelo del topetazo.

Regresan al Palacio del pinball donde él dice que voz alta que les presenta a la señora Alana "Valentine", y le llama tonto, aunque luego se besan.

Luego se marchan cogidos de la mano corren, diciéndole ella que le quiere.

Calificación: 3
Te cuento la película