Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
Litus
Litus

España (2019) *

Duración: 85 min.

Música: Iván Ferreiro, Dani Trujillo

Fotografía: José Luis Bernal Ibáñez

Guion: Marta Buchaca, Dani de la Orden (Obra: Marta Buchaca)

Dirección: Dani de la Orden

Intérpretes: Belén Cuesta (Laia), Adrián Lastra (Marcos), Álex García (Pablo), Quim Gutiérrez (Toni), Miquel Fernández (Pepe), Marta Nieto (Su).

Laia se despierta y ve a su lado, en la cama una nota que en que su pareja le pide que no llegue tarde.

Marcos, tumbado en el sofá jugando a un videojuego, recibe una llamada Pablo, que le pregunta cómo va con la casa, y aunque todo está tirado y no ha hecho nada, le dice que bien, pues en realidad solo quiere hablar de su ruptura con su novia.

Toni le dice a su madre, ya en la cama, que no se queda a cenar, despidiéndose hasta el sábado siguiente.

Un joven enciende una furgoneta que luego lanza a toda velocidad contra un muro.

Álex regresa a casa y ve que Marcos sigue jugando con la videoconsola, por lo que se la apaga, quejándose Marcos porque no había guardado la partida, diciéndole Pablo que puede usar la de Litus, que él le dice, borró, ya, algo inconcebible para Pablo.

Ve que durante su ausencia no ha recogido nada, quejándose además de que comprara cosas para picar, pero no cogió alcohol, preguntando si es una fiesta infantil, diciendo Pablo que no cree que a nadie le interese el alcohol en esa reunión, a lo que Marcos le responde que será insoportable sin alcohol.

Marcos no hace nada. Solo habla de Sonia, que le dejó, pero lo que le ha ayudó a superar lo que realmente le importa, que es su ruptura con Su.

Solo entonces se entera de que Su va a acudir también a la reunión, algo que Marcos no acepta, pues dice, Su no era tan amiga de Litus, pues se la presentó él y no quiere que Su le vea así. Tendría que haberle visto con Sonia para que acabase destrozada.

Pablo le dice que seguro que Su ha visto a Sonia en todas sus vertientes, pues él se ha encargado de colgar en Instagram toda su vida.

Marcos le pide anular la fiesta, que dice, no debería haberse celebrado allí, acusándole de no saber decir que no, por lo que debería ir a un psicólogo, diciéndole Pablo que no saber decir que no, no es motivo suficiente para ir a un psicólogo, diciéndole Marcos que debe ir además por ser un maniático de la limpieza y no escuchar y ser un obsesivo compulsivo, exaltarse con facilidad y por no haber recogido las cosas de Litus y por no haberle dado de baja en el grupo.

Le dice que no lo ha hecho porque sus padres vienen una vez a la semana, están un rato en su cuarto y se van.

La primera en llegar es Laia, que le pregunta por la pelirroja, contándole que la ha dejado, asombrándose Marcos de que ella, que siempre llega varias horas tarde, haya sido la más puntual.

Pablo reconoce que está descolocado, pues no creía que se atreviera a ir, diciéndole ella que si no quiere que se quede basta con pedírselo, diciéndole él que sería mejor si se fuera, diciendo ella que no va a hacerlo.

Él le recuerda entonces que esa es la casa de Litus y si estuviera él no cree que quisiera que estuviera allí y no entiende que Toni la invitara pues ha tenido 6 meses para visitar a sus amigos o ir a ver su habitación, donde tiene todas sus cosas y no lo ha hecho, no pudiendo creerse ella que no haya sacado todavía sus cosas.

Marcos trata de calmarlo y le dice que cree que Litus sí querría que estuviera.

Mientras Pablo prepara un café, Marcos le cuenta que le echaron del trabajo y le subieron el alquiler 300 Euros, y por eso se ha instalado allí, durmiendo en el sofá.

Laia visita esa habitación/santuario, sintiéndose mal al verla.

Pablo le dice que por lo menos a ella le pidió ayuda, diciendo ella que le pidió, como le había pedido mil veces antes, que no le dejara, y eso no es pedir ayuda.

Pablo le recuerda que estarían ahora esperando un hijo con 7 meses, diciendo ella que estaría a punto de tener un hijo al que le tendría que contar que su padre se suicidó.

Pablo le dice ante la evidente incomodidad de Marcos que solo le preocupa ver cómo va a mirar a los amigos de Litus y a su hermano a la cara.

El siguiente en llegar es Toni, al que Laia besa en la boca para sorpresa de sus amigos, comentando Pablo que es raro robarle la novia a su hermano muerto.

Toni le dice que están allí porque Litus se lo pidió, pues dejó unas cartas dirigidas a cada uno de ellos, y en la suya le pedía expresamente que no se las enseñara hasta pasado un tiempo, no entendiendo Laia que no se lo contara a ella diciendo él que Litus le pidió que no lo hiciera, diciendo Pablo que debería habérselo contado antes, pues ninguno sabía nada de lo que había ocurrido, preguntándole Toni si alguien dudaba que fuera un suicidio, diciendo Pablo que él, que pensaba que podría haber sido un accidente, recordándole Toni que se estrelló a 200 contra un muro y no soltó las manos en ningún momento, pues vieron que tenía las muñecas rotas.

El siguiente en llegar es Pepe, que ha triunfado en el mundo de la música con el nombre de Jose, y que, de hecho, tiene esa noche un concierto en acústico, y les lleva unas entradas.

Toni dice que no sabía que le iba tan bien, pues ha vendido más de 30.000 discos, recordando Toni que cuando tocaba con Litus no le iba tan bien.

Pepe dice que le encantaba tocar con su hermano, y ponerle música a sus letras, pues tenía un gran talento.

Pepe les cuenta que él también tiene novia y, como piensa que se han reunido allí como en "Los amigos de Peter", para contar anécdotas y recordarlo, les dice que él ha escrito la suya, que pasa a leerles.

Recuerda que Litus le envío el día del suicidio un mensaje diciendo que no podía ir a ensayar, por lo que, mientras le esperaba, empezó a pensar en la melodía para una letra que él le había enviado por e-Mail.

Recuerda que en esa época solo escribía canciones de amor bastante cursis para Laia. Esta le rebate y le dice que nunca le escribió ninguna canción, aunque Pepe le dice que le escribía muchas, pero que esa no era para Laia, sino que en ella se desnudaba.

Le puso música mientras le esperaba sin saber que no volvería a verle y se quedó dormido en el local y al día siguiente Laia lo llamó y cuando supo lo que había sucedido entendió que aquella canción no era en realidad para él, sino para ellos.

Recuerda que las canciones de Litus eran intensas, y él ha triunfado con otras más comerciales.

Laia le dice que le gustaría escucharla, aunque Toni no parece dispuesto a ello.

Mientras esperan a Su, decide contar Pablo su historia, la de la llamada que lo envió todo a la mierda, no entendiendo por qué lo llamaron a él y no a sus padres, diciendo que fue por que fue la última llamada que hizo.

Por eso fue él al hospital, pues dijo que era familiar, y tuvo que reconocer el cuerpo. Luego llegaron los padres y lo reconocieron, aunque Toni dice que sus padres le contaron que cuando llegaron no les dejaron entrar, pues ya había reconocido él el cadáver. De hecho dice que su padre no quiso entrar, por lo que tendría que haber entrado él, pero no estaba.

Marcos recibe entonces una llamada de Sonia, y aunque les cuenta que la descubrió haciéndole una felación a otro hombre, se plantea si debe cogérselo, pidiéndole Pablo que no lo haga, pues le hará daño, aunque los demás le animan a cogerlo.

De hecho Toni le quita el teléfono y se lo pasa a Laia y le dice que le diga que Marcos está en la ducha, viendo que la chica cuelga al escucharla.

Los demás le dicen que eso le va a ir bien, pues ella pensará que está acostándose con otra y volverá.

Escribe Su para decir que la prueba del vestido se retrasó, pero que irá en un taxi.

Es así como Marcos se entera de que Su se va a casar, algo que ve que saben todos menos él, pues incluso le pidió a Pepe que cantara en su boda, observando que los ha invitado a todos menos a él.

Pepe improvisa una canción que se le ha ocurrido sobre la boda de Su, lo que hace que Marcos se enfade, debiendo abortar su ocurrencia.

Marcos piensa incluso en llamarla y decirle que la quiere, aunque luego dice que esperará a verla y se lo dirá allí, tratando los demás de calmarlo, mostrándose Pablo de nuevo molesto con la relación de Laia y Toni, cortando la tensión Marcos decidiendo él contar una anécdota con Litus cuando hacían de monaguillos, aunque le interrumpe una nueva llamada de Sonia, a la que le cuenta que están celebrando una reunión en honor a Litus y a Su, que se va a casar, aunque de pronto le cuelga diciéndole que no puede hablar porque se la están chupando.

Llega entonces Su, que lleva cerveza, t a la que le abre Marcos, que le cierra la puerta.

Cuando finalmente pasa se dirige a Marcos y le dice que le gustaría que se hubiera enterado de otra manera, pero no sabía cómo decírselo, pues llamarle después de lo de Litus para eso no le pareció buena idea.

Le entrega una invitación de boda, recordando él lo que ella criticaba a los que sacaban dinero con las bodas tras ver que ha puesto su número de cuenta en la invitación, observando además que se va a casar por la iglesia, alegando ella que los padres de su novio son muy religiosos, recordándole que ella criticaba las bodas e incluso llamó falsa a su hermana durante la suya, viendo que además se va de viaje de novios a Bali por lo que tira la invitación.

Brindan luego todos por Litus.

Toni le dice a Pepe que en cierto modo la muerte de su hermano le ha cambiado la vida para bien, pues de haber continuado tocando juntos no habría triunfado.

Ya todos reunidos, llega el momento de que cada uno tome su carta, algo muy incómodo.

Marcos coge la de Su y se encierra en el baño, mientras ella le reclama que se la entregue. Sale poco después y se la entrega, y sonríe.

Tras leerlo ella le dice a Marcos que lo siente, diciendo él que lo que pone en la carta es la realidad.

Él dice que ha ido muy deprisa, pues solo hace un año que lo dejaron, diciéndole ella que él ignora que ella se tiró varios meses llorando en el sofá cuando la dejó, diciendo él que fue ella la que lo dejó, rebatiéndole Su, pues, le dice, no le cogía el teléfono ni contaba con ella para nada y le recuerda el último verano, cuando la dejó colgada en las vacaciones con la casa pagada, prefiriendo irse con sus colegas de fútbol de Interraíl, recordando que Litus se pasó el verano tratando de convencerla para que le entendiera y no se enfadara.

Él dice que estaba esperando que volviera, diciendo ella que nunca se lo dijo, quizá porque creía que ella estaría esperando a que él decidiera volver.

Pablo pregunta cuando regresan, si cuenta en la carta que se quería suicidar, diciéndole que es una carta de despedida y que debe quedarle claro ya que se suicidó.

Laia lee para todos la carta de Su, en la que Litus le dice que deje a Marcos, porque no la merece y que espera que encuentre a alguien que la merezca y que dejar a Marcos fue lo mejor que pudo hacer, pues se merece ser feliz.

A Marcos le dice que ya sabrá por qué se ha ido, que no tiene ganas de quedarse, pues no puede más y se alegra mucho de haber sido su amigo y espera que encuentre una mujer que le merezca de verdad.

A Pepe le dice que se va porque quiere, pero sabe que tiene mucho talento y está seguro de que encontrará otros músicos con los que le irá bien.

Laia coge la suya y la lee para sí y sonríe y llora, saliendo al balcón a tomar aire.

Pablo abre la suya y tampoco la lee en alto, aunque se la da a Marcos, que ve que en ella solo pone: "Adiós. Lo siento".

Ella dice que no entiende que quería dejando eso, pues no permite que se le rebata. Que debería haber dado lacara y luego decidir qué hacer con su vida, pues no puede haber escrito solo eso a su mejor amigo.

Pepe dice que cree que Litus fue un valiente, pero Pablo cree que solo quería hacerles daño, pues sus cartas parecen impersonales y frías.

Pepe apunta que a lo mejor lo que quiere es que dejen de pensar en él y sigan adelante.

Pero Pablo dice que han estado toda la vida justificándole como si fuera un niño, tras lo que corre al que fue su cuarto, que hasta ese momento había mantenido como un santuario y comienza a sacar sus cosas y a apilarlas en el salón.

Marcos trata de frenarlo y le dice que así no se hacen las cosas, pero Pablo le dice que esa noche tendrá la habitación libre y podrá dormir en ella.

Marcos le dice que le da igual dormir en el salón, diciéndole Pablo, que en efecto a él le da todo igual, pues lleva varias semanas durmiendo allí, contándole sus problemas y ni una sola vez le ha preguntado a él cómo está.

Les pregunta a todos cómo están, pues nadie ha preguntado eso a los demás.

Marcos le dice que Litus era amigo de todos, pero él, señala, es quien tuvo que dar de baja su cuenta en Instagram, su línea de teléfono y recoger sus últimos paquetes en Amazon.

Laia le pide que pare ya y le pregunta a Toni si es él quien escribió eso, pues hay algo en su carta que Litus no podía saber, pues en su carta le reprocha que fuera tan cobarde como para abortar a escondidas, asegurando que no quería ser padre, y menos de un hijo de ambos, asegurando ella que Litus no sabía que estaba embarazada de él.

Recuerda que fue a verla para pedirle que lo volvieran a intentar, y, en efecto le contó que se había quedado embarazada, pero de otra persona, no pudiendo creer que su hermano muriera pensando que ella estaba embarazada de otra persona.

Ella insiste en que la carta la ha escrito Toni, aunque, los demás siguen pensando que lo hizo Litus, indicando ella que están escritas en el ordenador y Litus no se sentaría a escribir en él, y toma la carta de Marcos, y dice que jamás le llamaba Marco, pues siempre le llamaba Marcus y le pregunta a Su cómo iba a decirle a ella que dejar a Marcos era lo mejor que podía haber hecho, cuando siempre la llamaba para decirle que no le dejara y no cree que a Pablo le dejara esa carta siendo la persona más importante de su vida.

Laia lee su carta, donde le dice que nunca la quiso. Que se obsesionó con ella, y por eso no la dejó nunca. Que no supo entenderle ni lo conocía de verdad, por lo que necesitaba a otra mujer.

Pablo le pide a Toni que le diga que no escribió él eso, aunque Toni reconoce que sí lo ha hecho, pues Litus dejó una sola carta, dirigida a él y no creía que alguien se pudiera ir así teniendo a una familia que le quiere, a unos amigos que le adoran y le aguantan y que van a sus conciertos.

Cree que tenía que haberle escrito a su mejor amigo y haberle dicho algo a su novia de toda la vida para que pueda cortar con él y para que sepa que lo que él va a hacer no es culpa suya, no dejando que se pase, como de hecho sucede, las noches llorando, pues cree que a veces hay que saber hacer daño para cortar una relación.

Le dice tras ello a Laia que lo siente.

Dice que creyó que podría darles a cada uno la despedida que no tuvieron, y que, en todo caso, esas cartas han servido por vez primera para que vieran a su hermano y hablaran de él como era en realidad, pues no era el mito que han hecho de él, y no puede entenderse que alguien tan perfecto se acabe suicidando.

Les muestra la carta que encontró en su casa cuando volvió del hospital.

En ella decía que dijera a sus padres que lo ocurrido era lo mejor para él, pues lo que venía no le apetecía. No quería crecer ni pagar facturas ni ir a trabajar.

Toni dice que no pudo contarle nada a su madre, pues, cree que nadie se suicida porque es feliz y no quiere cambiar, sino porque quiere dejar de sufrir. Que lo entendería si le dijera que estaba sufriendo y preferiría pensar que no lo pensó y que fue un impulso.

Recuerda que tres días después de aquello fue a comer, como cada fin de semana a casa de sus padres y vio una foto en que salía toda la familia en el Parque de Atracciones. Había ganado un muñeco y todos reían menos Litus y recordó que de niño él se encerraba cada noche en el cuarto de sus padres y salía con los ojos llorosos y sonriendo.

Luego compraron las literas y dormían juntos, y él seguía llorando cada noche, aunque, como se levantaba bien, nadie pensó que fuera algo raro.

De adolescente gustaba a las chicas y sacaba buenas notas y era bueno en deportes y seguía haciendo las mismas cosas.

Él le veía como un niño feliz que a veces tenía depresiones, pero piensa que era al revés, que era una persona que sufría mucho en silencio y que aprendió a disimularlo.

Y como era tan gracioso, encantador y buena persona, todos creían que era feliz de verdad, y está muy enfadado con él porque siempre escogía el camino difícil y si hubiera reconocido que estaba mal le podrían haber ayudado y ahora está muerto y no saben cómo era de verdad.

Tras ello Toni dice que se va, diciéndole Pablo que todos hacen lo que pueden, diciéndole Toni que si le hubiera escrito algo más le habría descubierto.

Se va luego Pepe, pidiéndole Marcos que deje algunas entradas por si les apetece ir.

Se encuentra en la calla con Toni y le da también una entrada, tras lo que le dice que tenía razón, y que, en efecto, le va mejor sin Litus y se siente mal por ello.

Arriba, Marcos le pide a Su que no se case. Que sabe que se ha comportado como un niñato, pero que ha cambiado, y cuando ella abre la puerta para marcharse él le pregunta si quiere casarse con él, pues la echa de menos, diciéndole Su que lo que echa de menos lo que tenían, pero que eso ya no existe, diciendo él que pueden volver a construirlo.

Él dice que le hubiera gustado despedirse y no lo hicieron, proponiéndole ella despedirse en ese momento. Ella le dice, adiós, te quiero, y él dice lo mismo, tras lo que se abrazan, y se besan.

Luego él le entrega su carta, recordando ella que no es su carta en realidad, aunque, él le dice que lo que dice es real y que se alegra de que haya encontrado un hombre que la merezca de verdad, volviendo ella a abrazarlo antes de precipitarse escaleras abajo.

Arriba, Pablo elimina a Litus del grupo.

Laia, les propone ir al concierto de Pepe, animándose Marcos y Pablo a hacerlo.

Laia abraza a pablo antes de salir y le dice que lo siente muchísimo.

Pepe comienza su concierto con la canción que, explica, escribió un amigo suyo.

La canción, escrita por Litus dice que se irá así de repente de la fiesta, sin avisar. De pronto estará ausente y será su despedida. Eterno adolescente con síndrome de Peter Pan.

Dice que le asusta lo que va a llegar. Que probablemente sientas que no te quiero ver más, pero promete que eso no es verdad y que tú no tienes que sentirte mal, pues es su alergia a la normalidad y busca la tranquilidad.

Entra también Toni que ve a Laia bailando y brindando con sus amigos y se marcha mientras los otros amigos se abrazan y lloran emocionados.

Calificación: 3
Te cuento la película