Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
Mamá o papá

España (2020) *

Duración: 103 min.

Música: Zacarías M. de la Riva y Alfred Tapscott

Fotografía: Sergi Gallardo

Guion: Eric Navarro (Sobre una idea de Guillaume Clicquot de Mentque y guion de Matthieu Delaporte y Alexandre de La Patellière)

Dirección: Dani de la Orden

Intérpretes: Paco León (Víctor), Miren Ibarguren (Flora), Sofía Oria (Alexia), Iván Renedo (Juan), Laura Quirós (Sara), Eva Ugarte (Marina), Miquel Fernández (Marc), Ester Expósito (Claudia), Berto Romero (Edu), Óscar Ortuño (Adrián), Julián Villagrán (Javi), Pedro Casablanc (Jefe), Mamen García (Angustias), Alberto Casado (Julián), Lucía Caraballo (Daniela), Ángela Arellano (Erica), Mari Paz Sayago (Abogada).

Dos parejas, Víctor y Flora, y Marina, hermana de esta y Marc, juegan por la noche en la playa a las cartas, comentando Flora que no quiere pasarse la vida en la aburrida consulta aburrida, y quiere ir a África a trabajar con médicos sin fronteras.

Víctor, asegura que va a construir edificios y a diseñar cosas que dejen huella y que la va a ganar esa partida, aunque ella le recuerda que no tiene dinero para seguir, viendo cómo Marc saca su guitarra y canta con Marina "Moriría por vos" de Amaral.

Flora pide que no le hagan eso, pero Víctor le dice que no puede vivir sin ella y como no se va a dejar ganar nunca ha decidido seguir jugando con ella el resto de su vida, preguntándole si quiere casarse con él, mostrándole el anillo de pedida, que ella dice es muy pequeño, dando ella luego riendo, el sí quiero.

Y a continuación le pide a él que le muestre las cartas antes que sacar el anillo y le acusa de haber organizado todo eso porque iba perdiendo y para que no ganara ella.

Pero él sale corriendo sin mostrarle las cartas hacia el mar, donde se besan.

Poco después ella se queda embarazada y un día, mientras están en el cine, ella rompe aguas, aunque quiere ver cómo acaba la película.

Tienen una niña y pasan las dificultades de las noches sin dormir y todos los inconvenientes, pese a lo cual unos años después tienen una segunda hija, y algún tiempo después un niño.

7 años más tarde.

Flora y Víctor les comunican a Marina y Marc su separación. Que llevaban un tiempo pensándolo y ese verano, cuando se fueron sin los hijos vieron que algo se había roto entre los dos y que su relación se había vuelto aburrida, y, aunque se quieren mucho, es como amigos, pues ya no hay chispa, y ni siquiera se pelean.

Marina le pregunta si no han tratado de hacer terapia de pareja, contando Marc que a ellos les fue bien, sorprendiéndose Flora al desconocerlo, diciéndole su hermana, dirigiéndose especialmente a Marc que no le dijo nada porque así lo acordaron.

Les preguntan cómo se lo tomaron los hijos, que todavía no saben nada, planteándose camino de su casa cómo decírselo, buscando el mejor momento, pensando que quizá convenga hacerlo antes de Navidad, pues con los regalos lo llevarán mejor.

Al día siguiente Marina debe rescatar a Flora de un paciente del hospital en que ambas trabajan, de Edu, un paciente que va a verla constantemente.

El jefe de Víctor advierte a este que el proyecto que tienen con los rusos es demasiado importante y espera que no le distraiga lo del divorcio, diciendo él que tiene la ayuda de Claudia, su colaboradora, y lo tiene todo controlado.

Su jefe le dice que nunca le gustó Flora y que cada vez que se cruzaban lo comía con la mirada y que el divorcio es lo mejor que le podía pasar.

Alexia ve a sus amigas hablando de Adrián, que se acerca a ellas y les pregunta si irán a la fiesta de Simón y ellas dicen que no saben, viendo cómo Alexia le dice que sí y cómo se besan.

En la clase de su hermana Sara preguntan quién no se llevó a Pelusilla, un ratón, levantando solo ella la mano. La profesora se resiste, pues ya mató a otra mascota, por lo que nadie confía en ella, recibiendo de hecho mensajes amenazantes de sus compañeros para que cuide del ratón y evite que le pase algo.

Flora y Víctor reúnen a los chicos en el salón, mientras Sara seca a Pelusa en el microondas, por lo que deben interrumpir la reunión para enterrar al ratón en el jardín, llorando la niña al pensar que todos la odiarán en el colegio, diciéndole su padre que lo sustituirán por otro, aunque luego se plantean él y Flora si su hija no será un poco psicópata, pues ya se le murieron cuatro mascotas.

La pareja va a ver a la abogada que les dice que imagina que sus hijos les odiarán por haberles arruinado la infancia, debiendo confesar que aún no lo dijeron.

Terminada la presentación de su proyecto, Víctor y Claudia se abrazan contentos, mostrándose ella dispuesta a acostarse con él, aunque él se muestra remiso porque dice tiene pareja, recordándole ella que solo técnicamente y lo hacen en una mesa.

Tras la presentación del proyecto, al día siguiente, el jefe les dice que fue un éxito y que Claudia y él tienen que irse en enero cinco meses a Rusia para supervisar la ejecución.

A Flora le comunican, entretanto también que la aceptan en Médicos sin Fronteras e irá a África después de Reyes durante 7 meses, mostrándose feliz.

Hasta que habla con Víctor, que le comunica su viaje, decidiendo ella postergar el suyo al año siguiente, pues su edificio no espera y ha trabajado mucho por él.

Se besa feliz con Claudia, descubriéndolos así Flora al regresar a recoger su llave.

Vuelven a reunirse con la abogada, para decir que renuncian temporalmente a la custodia compartida por el viaje al extranjero, viendo cómo la abogada les habla de 7 meses y no de 5, diciéndole entonces Flora que finalmente aceptó el voluntariado.

Él comprende que fue porque lo vio besándose con Claudia y le recuerda que ya están separados, diciéndole la abogada que con el código en la mano no, diciendo Flora que lo que quiere es que ella haga de canguro mientras él se acuesta con una chica de 20 años - de 25 rectifica él - que le pregunta si está celosa.

Tras una discusión, la jueza le dice que se ponen de acuerdo o decidirán los niños.

Reúnen a estos y por fin les cuentan la noticia y piden a sus hijos que sean ellos quienes decidan con quién quieren vivir, aunque cada uno por su parte trata de convencerlos de lo ventajoso que sería que eligieran al otro progenitor para vivir con él.

Un día Víctor acude al cine con Claudia y se da cuenta de que le tocaba recoger, por lo que cuando llega a buscarlos los encuentra empapados bajo la lluvia.

Enfadada, Flora, decide darle a Alexia, y sin esperar a reyes, las llaves de la moto, y le dice que es un regalo de su padre y le dice a Sara que a ella le va a regalar un poni.

Víctor va a tomar una copa con su cuñado Marc, que le dice que al final los niños siempre van con su madre, aunque Víctor teme que se lo cuente a Marina y hable con Flora, confesándole Marc que últimamente ni hablan.

Mientras hablan, Víctor ve a un antiguo conocido, Javi Corretja con el que estudió Arquitectura y del que pensaba que estaba trabajando en París, contándole este que no llegó a realizar el proyecto porque se separó y no quiso dejar a sus hijos y debido a eso se quedó sin nada, viviendo, de hecho, en una habitación que le alquila una mujer y que a veces realquila para sacarse un dinero.

Se abrazan para despedirse, dándose cuenta Víctor de que le ha robado la cartera.

Por la noche, Víctor habla con Juan y le dice que su madre no está bien y que tiene una enfermedad rara y lo necesita.

Al día siguiente Flora recibe una llamada del colegio, indicándole el profesor Julián que están preocupados, pues Juan se pasó el día sin hablar, y él entiende su situación y lo de su enfermedad, pues debe ser difícil afrontar la muerte en alguien joven.

De vuelta a casa de contarle a su hijo que encontraron una cura milagrosa y lo anima a participar en el concurso de talentos y que, cuando todos le aplaudan, recuerde que fue gracias a su mamá, confiando en que sufra un trauma y la odie.

Va luego a ver a Víctor, que está en el bar de la empresa con su jefe y con Claudia, recriminándole ante ellos lo que hizo con su hijo, asegurándole que ella puede ser tan mala madre como él, aunque él le dice que no puede, porque tiene una culpa de madre, que le incapacita genéticamente para ello y que su instinto maternal le impide ser mala, aunque tras ello se declaran la guerra, decidiendo que, a partir del día siguiente, cuidarán cada día uno de ellos a los niños.

Empiezan estando con Víctor, que le dice a Alexia que debe hacer el desayuno a sus hermanos, pues cuando no esté su madre tendrá que hacerlo ella.

En el hospital, Flora ve que llega a la cafetería Edu, el paciente pesado que le confiesa que llegó a pensar en dislocarse un hombre para ir a verla, pero que finalmente fue para darle un regalo, un gorro que tejió su madre, reconociendo que vive con ella y le cuenta que trabaja estampando camisetas y trabaja a media jornada para su tío y está a prueba.

Debe acudir nuevamente Marina a su rescate.

Entretanto, Víctor se lleva a los niños a paintball, disparándoles sin piedad.

Flora y Marina, se emborrachan, recordando la primera que cuando te conviertes en madre no puedes cumplir tus sueños y por eso necesita ir a África y teme que sus hijos llamen a la novia de Víctor su mami joven.

Los niños acaban doloridos, diciendo Víctor que es un desastre y que con su madre no les habría pasado, pero mientras les habla ven llegar a su madre completamente borracha y chocando primero contra los cubos de la basura y luego contra la moto de Alexia, diciéndole esta que le odia, diciendo ella que su padre le comprará otra.

Por la noche debe llevar a Alexia a una fiesta en casa de Simón.

Cuando sube con Adri a una habitación y empiezan a besarse, aparece de pronto su madre, que le entrega un condón que encontró en el coche y le da la enhorabuena al chico al ver que es XL y le dice a su hija que es el momento de que tengan una charla diciendo que el sexo es muy bonito, pero deben conocer los riesgos y empieza a hablarles de todas las enfermedades de transmisión sexual y les enseña fotos asquerosas, pasando horas con ellos, dejándolos desganados.

Luego baja a la fiesta, viendo Alexia que no se marcha y que, además se acerca a Simón, el dueño de la casa, que se siente atraído por ella y que la invita a beber., gritándole ella a su hija, que es una milf.

No pudiendo soportarlo, Alexia le manda un video de su madre, a su padre, pidiéndole que la saque de allí, presentándose Víctor, en efecto en la fiesta, aunque, en vez de echar una mano a Alexia, le dice a Flora que también él puede hacer el ridículo, comenzando a bailar ridículamente, aunque Flora le sigue, para bochorno de su hija, que coge el micrófono y les pide que paren y se vayan a su casa.

Sara lleva de regreso a Pelusa al colegio. Ignora que en realidad es una rata callejera que su padre rescató de la basura.

La niña llora luego con su madre, mostrándole un video del revuelo que se montó en clase cuando sacaron a la rata a la que tuvo que matar la profesora, diciendo la niña que todos la odian por culpa de su padre y que tuvieron que vacunarse todos los niños que la tocaron, y dice que no quiere ir al piso nuevo de su padre, preguntando Flora, sorprendida, de qué piso le habla.

En realidad es el piso donde vive Javi, que está hecho un asco y junto a la vía del tren, diciéndoles Javi que es la casa de las fiestas, aunque Alexia dice que tiene que estudiar.

Cuando Flora se lo cuenta a Marina, este le dice que Víctor ha metido la pata, pues ha abandonado su hogar y tendrá que olvidarse de la custodia compartida, diciéndole Flora al oírle que a lo mejor no es tan imbécil.

Flora decide contraatacar presentándoles a Edu, al que lleva a su casa, acompañado de un ridículo árbol que baila y luego les anima a ir a buscar el árbol de Navidad, llevándolos al bosque para arrancar un árbol de verdad, diciendo en el bosque que allí iba cada año con su mujer, preguntándole Alexia por qué se separó contando él que le engañó con su propio hermano.

Cuando le ven con la motosierra, Alexia le pregunta a su madre qué hace con ese tipo, diciéndole ella que el amor es así y si se van con ella tendrán que convivir con él, mientras ven cómo corta un árbol que cae sobre el coche, por lo que debe ir Víctor a recogerlos al bosque.

Cuando se quedan a solas, Flora hace el signo de la victoria y le dice que no tiene nada que hacer contra ella porque él es débil y necesita reafirmar su virilidad acostándose con una chica joven, diciendo él que nunca tuvo problemas con su virilidad y se acerca para besarla, aunque ella le muerde y golpea el coche haciendo que salte el airbag.

Edu le pregunta a Flora si prefiere pasar la Navidad allí o en casa de su madre, aunque ella le dice que lo suyo no funciona, tras lo que le echa y le devuelve su bolsa tirándola, y viendo que cae de esta una urna de cenizas, que Edu recoge y la llama mamá.

Cuando Víctor se lleva los niños a casa de Javi, estos la encuentran llena de gente que celebra una fiesta, estando todos borrachos y la habitación de los niños ocupada, no pudiendo dormir debido al ruido.

Tras dormir en el baño, y cuando despiertan, encuentran a su padre dormido tirado en el suelo del salón, viendo que le tatuaron en la espalda las caras de ellos tres.

Julián, al observar que Juan se duerme en clase le pregunta qué le ocurre, explicándole que tuvo que dormir en una bañera.

Entretanto Sara, expulsada durante una semana del colegio, ve como Angustias, la casera se siente muy mal por la resaca y consulta en Internet qué puede hacer, decidiendo coger todas las pastillas que guarda, haciendo un cóctel con ellas en la licuadora y se lo da.

Juan comparece ante la directora y la psicóloga, y les cuenta que está de resaca y les cuenta que durmió en una bañera para no molestar a su padre y que le llamara aguafiestas, aunque no sabe si su padre se dio cuenta de dónde dormía por lo borracho que estaba.

Entretanto, Alexia, escucha, mientras están en el laboratorio, a Simón presumiendo de su relación con Flora, que le quita el móvil para borrar el video, aunque él le dice que no podrá borrar de su mente lo ocurrido, amenazando ella con pegarle, diciéndole él que no debe hablarle así ahora que va a ser su padre, volviéndose para pegarle, aunque le da a otro compañero de color, por lo que la acusan de racista y de homófoba, pues es gay, volviendo a golpearlo sin querer al tratar de darle a otro compañero.

Poco después, comparecen Víctor y Flora en el despacho de la directora junto a sus tres hijos y a dos policías que llevaron a Sara.

Allí les piden explicaciones, pues le muestran el video de Víctor aconsejando a sus amigos que no tengan hijos nunca.

Les dicen tras ello que Alexia está acusada por xenofobia y Sara de envenenamiento medicamentoso a una anciana, a la que ingresaron por sobredosis de analgésicos.

Deben confesar que lo del divorcio se les fue de las manos.

La directora dice que conoce a la familia desde hace mucho tiempo, y aunque son padres que nunca se presentaron voluntarios para excursiones o fiestas de fin de curso, son una buena familia, y gracias a esa recomendación consiguen que no les denuncien, aunque les dicen que les quitarán a sus hijos, pues pidieron que les llevaran con sus tíos, pues no quieren estar con papá ni con mamá.

Marc y Marina, recuerdan luego, mientras cuidan a los niños en el bar que habían dicho que no querían tener hijos.

Las dos hermanas se ven en la entrada del colegio para la gala navideña, a la que llega también Víctor, que le dice a Flora, cuando se quedan solos que quiere pedirle perdón y que se va a quedar con los niños, diciéndole ella que es ella la que no se va a ir a África, pues quiere la custodia de los niños, ya que esos días sin ellos fueron horribles y reconoce que al final no pudo ser una mala madre, aunque él le dice que sí ha podido, aunque siente culpa, pero que él se quedará y ella puede ir a África, pues se rinde.

Hablan con el profesor y en ese momento Víctor se entera de que su hijo va a actuar y se pelean ambos por tratar de ir a hablar con él para que no salga, para aparecer como sus salvadores y conseguir la custodia, no dándose cuenta de que los escuchó su hijo.

Salen corriendo ambos para tratar de ser los primeros.

Y mientras en el escenario actúa el grupo de rock de Adri, Víctor y Flora tratan de llegar hasta Juan corriendo y haciéndose trampas, como cuando Víctor lanza sobre su mujer el contenido de un extintor.

Es luego Flora la que se venga empujando a Víctor a la piscina, a la que caen juntos, aunque una vez allí se besan, yendo luego juntos hacia los baños, con la intención de hacer el amor, escuchándose sus gemidos en la sala.

Pero llega entonces el turno de Juan, que va a interpretar "Como yo te amo", de Rocío Jurado, y al escuchar que anuncian su actuación abandonan su actitud.

La actuación es un desastre, como esperaban y la gente comienza a reírse, ante lo que Flora le pide a Víctor que salga y haga el ridículo con él.

En efecto, Víctor se viste como si fuera una bola navideña y canta con su hijo, haciendo

Flora que salgan al escenario también Simón y Adrián con su grupo y lo arropen.

También sus hermanas empiezan a animarlo, saliendo la propia Flora, también disfrazada como bola de Navidad, seguida por Alexia y Sara.

Toda la familia canta unida, siguiendo todos los asistentes la canción con palmas.

El niño pide un viva para su hermana Sara, que cantó muy bien, pero que, dice, tiene comportamientos psicóticos y necesita un psicólogo. Otro por su hermana Alexia y su novio que por fin podrán zumbar tranquilos, y otro por sus padres, que en medio de su divorcio, y haciéndolo todo mal al poner a los niños por medio sin saber actuar como adultos, llevaron a la familia al desastre, aunque pide que griten todos los padres a los que le pase lo mismo, escuchándose un gran viva asegurando que los hijos se enteran de todo y que si se cansan el uno del otro que se divorcien, gritando todos los hijos que se divorcien, pero haciéndolo bien.

Alexia les dice luego que han estado muy bien porque juntos son increíbles.

Víctor trata de besarla, pero ella dice que ninguno quiere estar con el otro y por eso se están divorciando y le pregunta si sigue enamorado de ella, diciendo que no, y ella lo mismo, pero que está asustada por todo lo que viene, aunque le quiere.

Vuelven a reunirse con sus hijos para pedirles perdón, pues, les dicen, les quieren muchos, diciendo ellos que les perdonan.

Finalmente se divorcian de mutuo acuerdo.

Él recoge sus cosas y las lleva al coche, aunque tras despedirse, se abrazan y Flora le pregunta si quiere quedarse para ver "Solo en casa", quedándose con ellos.

Algún tiempo después, Flora le envía un video a Víctor, mostrándole el Predictor, que dio positivo y le dice que tienen que hablar.

Calificación: 2
Te cuento la película