Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
Petite maman

Petite maman (2021) * Francia

          También conocida como:
                    - "Pequeña mamá" (México)

Duración: 72 min.

Música: Para One

Fotografía: Claire Mathon

Guiony Dirección: Céline Sciamma

Intérpretes: Joséphine Sanz (Nelly), Gabrielle Sanz (Marion), Stéphane Varupenne (Padre), Nina Meurisse (Marion madre), Margo Abascal (Abuela).

Una niña, Nelly, pasa por varias habitaciones del hospital despidiéndose de algunas de las ancianas antes de ir hasta la habitación donde estuvo su abuela, donde su madre está recogiéndolo todo, preguntándole ella si puede quedarse con su bastón.

Van luego hasta la casa de la abuela, siguiendo la furgoneta de su padre.

Nelly llega ya dormida y en brazos de su madre, estando la casa sin luz y con los muebles cubiertos por sábanas.

Empezarán a recoger todo, internándose Nelly en el bosque, donde su madre le contó que tenía una cabaña de pequeña.

Marion, su madre, revisa sus cuadernos de cuando era niña, que la abuela guardó, y le dice que le pone triste llevarse todo eso.

Se acuesta luego junto a ella, en la que fue su habitación y le cuenta que cuando era niña, y cuando sus ojos se acostumbraban a la oscuridad, tras apagar la luz, aparecía una pantera negra a los pies de la cama y creía ver y escuchar sus latidos, que en realidad eran los suyos.

Pero ahora ya no la ve, y Nelly tampoco, aunque esa noche se despierta y va a dormir junto a su madre.

Le cuenta que está triste porque no se despidió de la abuela. Lo hacía siempre, pero la última vez lo hizo mal porque no sabía que iba a morir.

Cuando se levanta al día siguiente, le dice a su padre que su madre está triste, diciéndole él que lo sabe, y que por eso decidió marcharse.

Ella ayuda a su padre con un armario, donde encuentra algún juguete de su madre.

Sale luego a jugar con su pelota y su raqueta y se le escapa la pelota hacia el bosque, en que se adentra, encontrándose con otra niña a la que ve cargando con una rama y que le pide ayuda, llegando con ella hasta un lugar donde ha estado construyendo una cabaña entre varios árboles.

Nelly le pregunta cómo se llama y le dice que Marion.

Comienza a llover con fuerza y deben salir corriendo, siguiendo a Marion hasta su casa, adonde llegan empapadas, deben quitarse la ropa y secarse.

Le cuenta a su nueva amiga que están limpiando la casa de su abuela, mientras toman leche con cacao.

Marion le cuenta que también su abuela murió el año anterior y se llamaba Nelly, como ella.

Nelly le dice que va al baño, pero se cuela en su habitación, donde tiene sus cuadernos, viendo en la habitación de enfrente durmiendo a la madre de Marion.

Regresa tras ello a casa de su abuela, que es la misma de Marion, aunque ahora está su padre, al que le cuenta que ya sabe dónde está la cabaña de su madre, aunque su padre no recuerda nada de esa historia. Ella le dice que no recuerda nada porque no escucha, pero que lo contó muchas veces y le recuerda que su madre la hizo justo antes de la operación.

Antes de irse a dormir mira en la habitación de su abuela, y se duerme allí, viendo cuando se despierta que su padre lo hizo en la suya.

Regresa al día siguiente al bosque y encuentra, construyendo la cabaña, de nuevo a Marion, a la que ayuda, pudiendo atar las ramas con la cuerda que le dio su padre.

Le pregunta cuántos años tiene y ve que es como ella, pues tiene 8 años.

Vuelve de nuevo a casa con Marion y juegan a la Oca.

Llega entonces la madre de Marion, que cojea y le pregunta si ha salido, diciendo la niña que tuvo cuidado, contándole luego a Nelly que la operan en tres días, pues si no lo hicieran tendría el mismo problema que su madre.

Le cuenta a su padre que tiene una amiga y le pregunta si podrá ir a dormir con ella, diciéndole él que podrá hacerlo si la invita, pues le quedan aún un par de días para acabar de recoger todo.

Le reprocha a su padre que él no le cuenta nada importante de cuando era pequeño, como las cosas que le asustaban, contándole que a lo que tenía miedo era a su padre.

Al día siguiente continúa cubriendo la cabaña con ramas con hojas y juega luego con Marion en su casa.

Nelly le pide a la madre de Marion que le ayude a ponerse una corbata para una representación que hará con Marion. Se sienta junto a ella y la ayuda a hacer crucigramas.

Juega luego con Marion a detectives, confesándole Marion que sueña con ser actriz y que está cansada de no salir, y le dice que podrían ir a su casa para variar, aunque ella le dice que hay mal rollo. Que su madre se marchó y no sabe por qué.

Para que pueda salir, le dice que le cuente a su madre que va a ir a su casa, y así podrán verse de nuevo en la cabaña.

Marion le confiesa que tiene miedo de la operación.

Ese día su padre decide quitarse la barba, algo que Nelly siempre quiso que hiciera, y le ayuda con el jabón.

Al día siguiente regresa a la cabaña, y ve que Marion colocó un vestido como puerta y le da luego las gracias y le dice que es mejor de lo que soñó.

Antes de que se marche, Nelly le dice que tiene un secreto. Le dice entonces que es su madre y que ella es su hija.

Marion le pregunta si viene del futuro, diciendo ella que viene del camino que hay detrás y se lo muestra, regresando con ella, que ve que llega a la misma casa, pero ahora ya vacía y sin muebles.

Le cuenta que tiene ya 31 años. Ve así que su madre se morirá cuando ella tenga 31, y le dice que es muy vieja, diciéndole Nelly que no era tan vieja, diciéndole Marion que le sorprende porque ella siempre está diciendo que se va a morir al día siguiente.

Nelly recuerda que le decía cada día, "quizá no te vea nunca más", recordando Marion que eso lo dice ya.

Le pregunta si tiene su bastón, mostrándoselo Nelly, que le dice que cuando lo toca es como si la tocara y que la quería muchísimo.

Llega entonces su padre, que le dice que ya terminaron y que pueden marcharse, aunque ella le dice que creía que lo harían al día siguiente, diciéndole él que terminó y que es el cumpleaños de su madre y pueden darle una sorpresa, aunque ella insiste en quedarse un día más.

Marion, que le dice que quería invitar a Nelly a dormir en su casa esa noche, y dice que le da pena que se marche, pues la iba a invitar a crepes, diciéndole su padre que otro día, aunque ella dice que no habrá otro día y lo abraza mientras los observa Marion, accediendo su padre a quedarse.

Las dos niñas preparan las crepes, divirtiéndose al hacerlo, realizando tras ello una nueva representación.

Cenan tras ello, aunque no le agrada a ninguna de ellas la sopa de la abuela.

Luego encienden las velas de la tarta por el cumpleaños de Marion y duermen luego juntas.

Marion le pregunta por qué se fue su madre, diciendo que no lo sabe.

Le dice que la tuvo con 23 años y que la quería.

Se despierta a medianoche, y mira a los pies de la cama, donde le parece ver a la pantera de que hablaba su madre.

Se despierta temprano y deja que Marion escuche la música del futuro que escuchaba ella en su walkman y sonríe al hacerlo.

Salen luego al bosque con una barca de goma y van hasta el lago, donde se internan remando, hasta una pirámide que hay en medio, y que atraviesan.

La ve luego preparando su maleta para ir al hospital.

Le pregunta luego a Nelly si tiene miedo de que no vuelva, diciéndole ella que todo irá bien, aunque Marion le aclara de que le habla del futuro, de su madre, reconociendo ella que tiene un poco de miedo, porque suele estar triste y no es feliz con ellos.

Marion le dice que no es culpa suya, aunque Nelly le dice que a veces lo piensa, diciéndole Marion que ella no ha inventado su tristeza.

Se despiden antes de que salga hacia el hospital, abrazándose.

Regresa luego a casa de su abuela, y ve que está allí su madre esperándola.

Le pide entonces perdón por haberse ido sin ella, diciéndole que no pasa nada.

Le dice luego que quería ver la casa por última vez.

La niña la llama Marion y esta sonríe y la llama Nelly, y se abrazan.

Calificación: 3
Te cuento la película