Te cuento la película Te cuento la película
Portada Películas Años Directores Novedades
Rocketman
Rocketman

Rocketman (2019) * Gran Bretaña / USA / Canadá

Duración: 121 min.

Música: Elton John, Matthew Margeson

Fotografía: George Richmond

Guion: Lee Hall

Dirección: Dexter Fletcher

Intérpretes: Taron Egerton (Elton John), Jamie Bell (Bernie Taupin), Richard Madden (John Reid), Bryce Dallas Howard (Sheila Dwight), Gemma Jones (Ivy), Stephen Graham (Dick James), Steven Mackintosh (Stanley Dwight), Tate Donovan (Doug Weston), Charlie Rowe (Ray Williams), Tom Bennett (Fred).

Vestido como un traje de diablo, con alas y cuernos, uno de los que suele utilizar para sus actuaciones, Elton John acude a una sesión de terapia para adictos, presentándose como Elton Hercules John, y diciendo que es alcohólico, adicto a la cocaína y al sexo, además de ser bulímico y comprador compulsivo, teniendo problemas con la marihuana, los ansiolíticos y la irascibilidad y que está allí ahora porque su camello está de viaje.

La terapeuta le pregunta cómo era de pequeño.

Elton, cuyo nombre real es Reginald Kenneth Dwight era muy tímido que vivía con su autoritaria y fría madre, Sheila y con su cariñosa abuela Ivy, ya que Stanley, su padre, que trabajaba como militar en las fuerzas aéreas, casi nunca estaba en casa, y cuando lo hacía, lo ignoraba.

Muy pronto empezó a interesarse por el piano, siendo muy habilidoso con él, y tocando de oído, diciendo su abuela al verlo que deberían ponerle un profesor.

Su padre llega entonces por un par de semanas, pero ni se molesta en subir a verlo

En la terapia, Elton miente y dice que su padre era un apasionado de la familia y de la música. Hablaba sin parar de jazz y siempre le abrazaba y él fue un niño muy feliz.

En efecto su padre tocaba jazz, pero no le dejaba hablar cuando escuchaba su música, ni siquiera le dejaba tocar su colección de discos.

Y si le pedía que le abrazara, le pedía que no fuera blando.

Él estudiaba música en su cuarto y a la luz de la linterna, soñando con dirigir una orquesta, mientras él tocaba el piano.

Él avanzaba en sus estudios, aunque solo su abuela parece apreciarlo.

Ella y su profesor de piano, que pensaba que podría conseguir una beca en la Academia Real de Música, aunque su madre dice que está liada los sábados y no la puede llevar, diciendo la abuela que lo llevará ella.

En realidad su madre solo estaba interesada por las revistas de moda, diciéndole su padre al ver cómo las miraba él que dejara de hacerlo, pues no es una chica.

Va en efecto a la Academia con su abuela, que le pide que olvide su timidez y que finja sentirse seguro y demostrarles que es tan bueno como ellos.

Su examinadora ve que no lleva nada para tocar y le pide que toque algo para que pueda hacerse idea de su nivel, tocando de oído la pieza que antes escuchó tocar a la propia profesora, el "Rondo allá Turca" de Mozart, y le dice que tiene buena memoria y buen oído, aunque deben trabajar mucho.

Un día descubre a su madre besándose en el coche con otro hombre, Fred, lo que le sirve de excusa a su padre para librarse de ella, acusándola de haberlo atado durante los últimos años con el niño, que lo ve marcharse sin despedirse de él.

Recuerda en la terapia que era un niño con el corazón roto.

Descubrió entonces los discos y el rock and roll.

Su madre y Fred le regalaron un disco de Elvis y preguntó si podía dejarse el pelo largo como él, pues quiere ser una estrella del rock como él.

Su pelo será ahora más moderno, toca en la escuela y va a tocar también en el pub del barrio, aunque debe cambiar su estilo por otro más moderno, y también comienza a salir con sus amigos y a beber y a pelear los sábados por la noche ("Saturday Night's Alright For Fighting").

Comienza luego a tocar en diversos pubs con su grupo Bluesology, preguntándoles una noche una persona si desean ganar dinero, proponiéndoles tocar para varios cantantes americanos que necesitan músicos ingleses para su gira.

Viajará así por todo el país en la gira de soul estadounidense de 1969.

Le pregunta a Rodney, uno de los cantante cómo puede hacerse cantante profesional él, diciéndole que componga sus canciones, que cambie su nombre y mate a la persona que iba a ser para convertirse en la persona que quiere ser.

Y comienza a plantearse su sexualidad cuando otro músico, Wilson lo besa.

Un día le dice al saxofonista de su grupo, que se llama Elton, que está pensando en cambiarse el nombre por el de él y que se llamará Elton Dean.

Tras leer un anuncio de un concurso de talentos, compositores, cantantes o músicos acude a la calle Denmark, en el distrito de Holborn, donde se reúne con Ray Williams, que le dice que ya tienen muchos pianistas, diciendo él que también canta y compone cosas, pidiéndole que toque algo para ver qué clase de cosas.

Le toca unos compases que inventa sobre la marcha, aunque reconoce que lo que más le cuesta el ponerle letra.

Ray le pregunta cómo se llama, diciendo él que Elton, y cuando le pregunta qué más, y tras observar una foto de los Beatles, añade "John".

Aparece entonces Dick James, jefe de Ray, al que le pregunta qué hace en su despacho, diciendo él que una entrevista.

Elton le pide a Ray una oportunidad, cogiendo este de entre sus documentos un sobre que le entrega y le dice que le ponga música a las letras.

Encuentra en el sobre varias letras escritas a mano, como Border Song o Daniel, viendo que las escribió Bernie Taupin, con el que contacta, y queda en el Regency Café.

Le dice que le gustan sus letras, y a Bernie la música que le envió.

Hablan de "Border Song", diciéndole Bernie que esa se le coló por error, aunque Elton le dice que al leerla oyó toda la melodía en su cabeza y le puso música.

Bernie se ofrece a escribirle más cosas y enviárselas al ver que conectan, enviándole a continuación la letra de "Honky Cat".

Con todo el material compuesto, van a ver al productor, e interpretan sus canciones, aunque Dick James no parece impresionado, aunque Ray los defiende y le dice que son buenos, proponiendo Dick que hagan un dúo y que cante Bernie, que es el guapo, aunque este le dice que no tiene oído y que el cantante es Elton.

Después de tocar varias canciones, Dick le dice que no le interesa más que un 1% de sus canciones, aunque, como tienen el apoyo de Ray, les pide que vayan a vivir juntos y compongan algo que todo el mundo acabe silbando.

Les pide que trabajen hasta que tengan suficientes canciones para un álbum y les dará 10 Libras por semana.

Alquilan en efecto un piso a Arabella para estar juntos y dedicarse a componer.

Vuelven a hablar con los cantantes americanos de soul, y les cuenta que han compuesto canciones suficientes para un álbum y que Elton se ha echado una novia, Arabella, su casera, preguntándole Ray qué pasa con el rock y las orgías, a lo que añade Wilson que qué pasa con el hecho de que sea homosexual.

Bernie le pregunta si lo es, diciéndole que no lo sabe, preguntándole a su vez si le importa, diciendo Bernie que no, pero puede importarle a Arabella.

Totalmente borrachos regresan a casa y Elton le pregunta a Bernie qué debe hacer, diciéndole este que debe contárselo aunque le rompa el corazón.

Suben a la azotea tras regañarles Arabella por el escándalo que han montado, y allí Bernie le dice que tienen muchas cosas que hacer, como conquistar América y que es hora de que dé un paso al frente, intentando Elton besarlo, diciéndole Bernie que le quiere, pero no de esa forma.

Elton cuenta que se volvieron inseparables, asegurando que en 20 años no tuvieron ni una discusión.

Siguiendo sus consejos le confesó a Arabella su homosexualidad, decidiendo ella echarlo de su casa, tirando todas sus cosas.

Tuvo que regresar a casa de su madre, que le pidió que le pagase un alquiler.

Allí, con uno de los textos de Bernie compone "Your Song", que sorprende al propio Bernie y que poco después grabarán.

Dick ahora sí parece satisfecho y le dice que esa canción es perfecta para Estados Unidos y les propone un contrato de tres discos por año.

Les consiguió además varias noches en el Troubadour, un club folk de Los Ángeles, algo que a Elton le parece precipitado, pue no tienen siquiera músicos, aunque Dick le dice que es hora de hacer algo valiente y le dice que Ray irá con él, aconsejándole que compre ropa llamativa, haga un gran espectáculo y que no se mate con las drogas.

Viajan en efecto a Los Angeles, donde lo observan todo, emocionados.

En el Troubadour son recibidos por Doug Weston, que les dice que tocó Neil Young la semana anterior.

Este, junto a otros músicos famosos, entre los que hay varios miembros de los Beach Boys, acuden a ver el espectáculo, lo que asusta a Elton, que se niega a salir delante de esos genios.

Finalmente se anima a salir, haciéndolo con una camisa brillante con estrellas y un peto, viendo cómo enseguida el público se rinde a su música cuando comienza con su "Crocodile Rock", no parando de moverse, y de saltar.

Luego les invitan a una fiesta en casa de Mama Cass donde fuman y beben, yéndose Bernie con Heather una chica con la que le dice, irá al día siguiente a Paradise Cove, asegurándole que se quedará en Estados Unidos para siempre.

Elton se siente más solo hasta que se le acerca un hombre que le ofrece un Dom Perignom y que se presenta como John Reid y le asegura que será el cantante que más venda en Norteamérica.

Elton le pregunta si le gusta la canción, diciendo él que no tanto como el cantante.

Le cuenta que es mánager musical y que hay momentos en la vida de una estrella que definen quién es y cómo lo ve el público mientras asciende al cielo.

Esa misma noche se van luego juntos y se acuestan.

Al día siguiente, tras la crítica de L.A. Times, que define el debut de Elton John como magnífico, hace que se formen colas en el Troubadour y Elton firma autógrafos en la entrada y Ray le dice que se quedarán más tiempos. Tocarán en San Francisco tres noches y después irán a Nueva York, volverán para otros dos conciertos y luego regresarán a Londres para grabar un nuevo álbum.

Doug, tras leer la crítica le recuerda a Elton que le debe cuatro conciertos.

Él le pide a John que vaya con él a Londres, diciendo que no puede, pero que cuando vaya lo llamará.

Sus actuaciones son un éxito y la prensa da razón de un showman deslumbrante, cuyos atuendos llaman la atención, contactando con un hombre que diseña esa ropa.

Va al Carnegie Hall y el éxito es tal que piensan que no puede durar, diciéndole Bernie que deben disfrutar mientras dure.

Su disco "Goodbye, yellow brick road, permanece 103 semanas en el Billboard, siendo 8 de sus temas, número 1, convirtiéndolo en multimillonario con 25 años.

Se suceden los éxitos y los récords, vendiendo 25 millones de discos, obteniendo un gran éxito con Kiki Dee y "Don't go breaking my heart".

Viaja por fin, tal como le prometió, John, que le dice que sus canciones suenan por todas partes y así es difícil dejar de pensar en él.

Le dice luego que es extraño el caso de una estrella del rock millonaria que vive en casa con su madre y le pide que sea valiente y se atreva.

Decide contratarlo como mánager personal pues tiene mucho trabajo, compromisos, giras, etc.

Dick no lo recibe bien y le recuerda que tiene un contrato con Elton, diciéndole Reid que lo ha revisado y Elton tiene derecho a contratar representación externa, acabando por insultarlo, llamándolo maricón, diciéndole Elton que no es nada personal y le pregunta a John si no se pueden quedar con Ray, que es encantador, diciéndole John que ser encantador no es un trabajo.

Unos días más tarde le dice que deben andar con cuidado pues la prensa husmea sobre su vida y no pueden darles nada para que especulen, por lo que piensa en contratarle una novia para que no haya rumores sobre su homosexualidad.

Deberá por ello hablar con sus padres y sincerarse para que le ayuden.

Vuelve por ello a ver a su padre, que tiene una nueva familia, pudiendo conocer a sus hermanos Geoff y Stephen. Regalándole a su padre un reloj muy caro.

Su padre le dice que sus hermanos están orgullosos de él e incluso tienen algunos de sus discos, y le pide que le firme uno, aunque cuando escribe "para papá", este le pide que ponga "para Arthur", un compañero de su trabajo que es un gran admirador.

Ve luego, tras despedirse cómo coge al hijo pequeño en brazos y siente rabia, ya que con él no tuvo jamás un gesto cariñoso, llorando en la terapia al recordarlo.

Está tan enfadado que incluso le dice a John que no saldrá a actuar.

Llama a su madre desde una cabina, no teniendo muchas ganas de hablar con él, pues teme perderse su concierto en televisión.

Aunque le cuesta hacerlo, le cuenta que es homosexual, viendo cómo su madre le dice que lo sabía desde hacía años y que no le importa, aunque preferiría que esas cosas se las guardase para sí mismo, aunque le dice siente que estará siempre solo sin que nunca le amen como es debido.

Cuando llega John, enfadado, le dice que debe dar el concierto, pues ese es un negocio, y cuando Elton le empuja violentamente, John lo golpea a él, pidiéndole que no vuelva a ponerle la mano encima.

En la terapia asegura que el verdadero amor es difícil de encontrar, por lo que es mejor intentar vivir sin él.

Reid lleva su profesión a las alturas, pero Elton está cada vez peor y bebe y se droga, lo que preocupa a Bernie, que le pregunta si está bien, respondiéndole que sí, pues es nuevamente número 1 en América y se va a embarcar en la mayor gira de la historia del rock y es responsable del 5% de las ventas de discos de todo el mundo.

Bernie le pregunta si no le gustaría salir y cantar sin tanta parafernalia y ser él mismo, aunque él dice que el público no paga para ver a Reginald Dwight, y le pide que no le diga cómo hacer su trabajo.

Cuando encuentra a Reid flirteando con otro joven se enfada aún más.

Sigue su gira, cada vez con trajes más estrafalarios, siendo un espectáculo en sí mismo.

Un día despierta y pregunta dónde está, diciéndole una espectacular mujer que en su casa de Los Angeles.

Sale a su jardín y le dice a John que ha pensado que podrían dejar de beber unos días y disfrutar un poco juntos, aunque cuando se acerca a él puede ver que el secretario le estaba haciendo una felación.

Reid le desprecia. Le dice que le organiza 250 conciertos en 26 países, 112 contratos de trabajo, seguros, derechos de autor y renegoció sus anteriores contratos y que para él el rock and roll es un negocio de 87 millones de dólares al año.

Elton le dice que él es quien paga todo incluida esa casa de la que quiere que se vaya, pues han terminado.

Pero mientras le grita, ve que aparecen su madre, Fred y a la abuela, tras haber contratado Reid un jet para llevarlos para su concierto, observando que se llevaron también a los Anderson, unos antiguos vecinos.

Su casa se llena de invitados para una fiesta a la que Bernie acude con varias chicas.

Pero mientras todos disfrutan, Elton está solo en su cuarto y se toma un puñado de pastillas con alcohol, bajando tras ello en pijama y les dice a todos que se va a quitar la vida y se lanza a la piscina, donde, mientras se hunde, se ve a sí mismo de niño tocando el piano y le dice que echa de menos su vida.

Varios de los invitados se lanzan al agua y le sacan.

Se lo lleva una ambulancia, mientras John lo insulta y lo llama pretencioso.

Recuperado, sigue con su gira y con sus éxitos, aunque Bernie le dice que necesita un descanso y aclarar sus ideas, proponiéndole incluso esconderse en su rancho para componer como antes y reconectar.

Pero Elton le dice que se vaya él, pues cree que será bueno probar con otros letristas.

Cada vez son más estrambóticos sus disfraces, apareciendo como la reina de Inglaterra, aunque está tan mal que no sabe ni dónde está y siente que todos le han abandonado.

Tiene amantes y se droga mucho y su vida es un desastre en lo personal.

Pero empieza a ver que sus discos no son ya tan apreciados y no vende tanto, diciéndole John que su disco no es bueno y le asegura que dado su contrato, él seguirá cobrando su 20% después incluso de que se haya matado.

El cariño de una trabajadora de la discográfica, Renate, le hace decidirse a casarse con ella, aunque cada uno duerme en un cuarto y aunque están juntos, nota que ella no está feliz por esa vida.

Dice en la terapia que Renate no se merecía eso y la metió en su locura y ser casado no le hizo feliz, ya que es gay.

Habló con su madre, que se mostró compasiva con Renate por el divorcio, aunque enseguida cambió de tema para decirle que han visto una magnífica casa junto al mar, en Menorca, y le pide que hable con John para que prepare el dinero para comprarla.

Que quieren irse lejos porque los está apartando de él, pues cada vez que leen un periódico hablan de la bebida o las drogas que toma y les parte el corazón, diciéndole Elton que le puede extender un cheque para que se compre otro, diciéndole su madre que ha renunciado a muchas cosas por él, preguntándole Elton a qué ha renunciado, a lo que ella le responde que, por ejemplo a su padre, respondiéndole Elton que es un monstruo despiadado.

Él le dice que está harto de huir de quien es y que no tiene que excusarse de quien es, reconociendo que se ha acostado con todo lo que se mueve y ha tomado todas las drogas conocidas por el hombre y lo ha disfrutado.

Su madre le dice que desde que se puso delante de un piano tuvo suerte y que no se ha esforzado por nada en toda su vida, pues todo le ha venido dado y ella solo sufre, lamentando haber tenido hijos y es muy decepcionante ser su madre.

Vuelve a ver a Bernie, que le pregunta por Reid, diciendo Elton que le odia.

Bernie le dice, refiriéndose a todas sus adicciones, que su plan para matarse va bien, preguntando Elton si ha ido para sermonearle después de haberse ido cuando le convenía porque las chicas eran más importantes que él.

Bernie le pregunta cuándo se ha rendido, pues si no se quiere a sí mismo no puede esperar que los demás lo hagan, reprochándole Elton que cada vez que le ha necesitado no estaba.

Bernie le dice que no es una debilidad pedir ayuda, señalando Elton que ahora no puede ir por la calle y no tiene vida, recordando Bernie que le dijo que él escribiera y que él se ocuparía de lo demás.

Bernie decide marcharse, diciéndole Elton que como siempre, le abandona cuando la cosa se pone mal.

Está tan mal por todo lo que se tomó que acaba cayéndose por las escaleras, debiendo ser llevado al hospital, pese a lo cual John sigue programándole conciertos.

Elton se prepara para actuar en el Madison Square Garden.

Para su actuación se coloca el traje de diablo y toma mucha cocaína, tanta que empieza a sangrar por la nariz, por lo que

Toma mucha cocaína antes del concierto, para el que se pone el traje de diablo, y al ver que le sangra la nariz se marcha.

En la terapia comenta que desde que recuerda siempre se ha odiado a sí mismo y pensaba que nadie le quería.

Reconoce que empezó a ser un capullo en 1975 y no supo parar y siente vergüenza, diciendo que ha pasado demasiado tiempo sintiendo rencor por cosas que no importan y que debió haber intentado ser más normal.

Empieza tras ello un desfile de todos los personajes importantes en su vida, como su abuela, que le dice que él nunca fue normal.

Aparece luego su madre, que le dice que nunca fue fácil y espera que pueda perdonarlo.

También ve a John, que le dice que su problema es que es un egoísta, a lo que le responde que su problema fue que creyó que le amaba y lo dio todo para conservar algo que en realidad nunca llegó a tener.

Fred le dice que siempre fue muy tímido.

Aparece su padre que le dice que siempre fue raro.

A Bernie le dice que lo necesita y este le dice que siempre le querrá y que compone canciones que millones de personas adoran, por lo que le basta recordar quién es y aceptarlo.

Abraza luego a su propio yo niño, dándole así el abrazo con que siempre soñó.

Se interna tras ello en un centro para desintoxicarse.

Recibe allí la visita de Bernie, que le abraza.

Elton, que estaba barriendo, le cuenta que tiene algún día duro, y que no está tocando, pues no está preparado para ello todavía y le confiesa que tiene miedo y no sabe si será tan bueno sin la bebida y las drogas.

Bernie le dice que no le da miedo necesitar esas sustancias, sino volver a sentir, entregándole un nuevo sobre con letras que, le dice, necesitan música.

Con la letra de Bernie corre a la sala de terapia musical y vuelve a tocar.

Vuelve a la vida pública con "I'm still sanding".

28 años después, Elton, indica, sigue sobrio, e indica, va para largo, aunque sigue teniendo problemas con las compras.

Tras dejar el tratamiento fundó una ONG contra el SIDA, recaudando más de 450 millones de dólares.

Sigue componiendo canciones con Bernie.

Poco después conoció a David, su marido, con el que lleva Hace 25 años y por fin alguien le ama como es debido y se va a retirar de las giras para pasar más tiempo criando a sus hijos Zachary y Elijah.

Calificación: 2
Te cuento la película